Publicado 04/06/2020 13:45:15 +02:00CET

El 74,7 por ciento de empresarios extremeños prevén recuperarse totalmente de la crisis del Covid antes de un año

Imagen de una persona utilizando un ordenador.
Imagen de una persona utilizando un ordenador. - COCHES.NET - Archivo

   MADRID/MÉRIDA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El 74,7 por ciento de los empresarios extremeños prevén recuperarse totalmente de la crisis del Covid-19 antes de alcanzar el segundo semestre de 2021, según un estudio realizado por Randstad.

   La percepción en la comunidad extremeña es 5,3 puntos porcentuales inferior a la de la media nacional (80 por ciento), según el informe, que añade también que la región es la segunda con una percepción más pesimista, solo por detrás de Andalucía (64,4 por ciento).

   En concreto, el 18,4 por ciento de los empresarios extremeños confía en que sus negocios se recuperen durante 2020, mientras que el 23 por ciento espera que lo puedan hacer durante el primer semestre del próximo año. Además, en Extremadura, el 33,3% de los encuestados asegura que el volumen de ventas de su empresa no se ha resentido notablemente durante esta crisis.

   Por otra parte, con una predicción menos halagüeña de la economía, se encuentra el 4,6 por ciento del empresariado de la región, que espera que la situación no mejore hasta pasado el segundo semestre de 2021. Incluso un 5,7 por ciento de los encuestados de la comunidad considera que el volumen productivo no va a recuperar nunca los valores previos a la crisis.

DATOS NACIONALES

   Por su parte, a nivel nacional, el 80 por ciento de los empresarios españoles confía en recuperarse totalmente de la crisis del coronavirus antes de alcanzar el segundo semestre de 2021, según el estudio de Randstad.

   En concreto, el 19,5% espera que sus negocios se recuperen en el primer trimestre del 2021 y el 19,2% cree que lo hará durante los últimos tres meses de este año.

   No obstante, un 12,1% considera que se demorará algo más, hasta el segundo trimestre de 2021, mientras que los más optimistas la ubican en el segundo trimestre de este año (4,3%) o en el tercero (9,8%).

   Por el contrario, los menos halagüeños, un 3,2%, creen que la situación no mejorará hasta pasado el segundo semestre de 2021. De hecho, incluso un 6,5% de los encuestados considera que el volumen productivo no va a recuperar nunca los valores previos a la crisis.

   También han remarcado que considera que el volumen de ventas de su empresa no se ha resentido notablemente durante esta crisis, según el 15,1% de los encuestados

CONTRATARÁN 3,3 TRABAJADORES TEMPORALES

   Por otro lado, la encuesta revela que los empresarios en España contratarán una media de 3,3 trabajadores temporales para reactivar sus negocios durante la recuperación tras la pandemia.

   Respecto a la recuperación por sectores, Randstad apunta que el sanitario y la industria farmacéutica serán los que experimentarán una recuperación más rápida, "estimándose que la mayoría de las empresas alcanzarán la actividad anterior a la crisis antes de los tres primeros meses de 2021".

   También destaca que la mitad de las empresas comenzará ya a trabajar este verano y que el 90% alcanzará la recuperación total antes del final del próximo año.

   En concreto, el informe dice que se espera que esta recuperación total se dé en los sectores de la contabilidad y servicios jurídicos, los seguros, el comercio al por mayor, la logística, las telecomunicaciones, la agricultura y la ganadería y las industrias química y alimentaria.

   Además, señala que la construcción, el comercio al por menor, la automoción, el transporte aéreo, la hostelería y gran parte de la industria serán otros sectores que, aunque en el 50% de las compañías comenzarán su actividad antes del final de este año, verán demorada la recuperación total de la mayoría de sus empresas hasta entrado 2022.

   El 26,6% de los encuestados asegura que ya ha comenzado su actividad, mientras que un 15,3% no sabe cuándo se normalizará, porque "depende del levantamiento de las restricciones". Por su parte, el 13,4% confía en que podrá "levantar la persiana" con normalidad durante junio, mientras que el 10,6% cree que será posible hacerlo en julio y agosto.

   Sin embargo, no se muestran tan optimistas los que opinan que la vuelta al trabajo comenzará entre septiembre y final de año (9,8%) o los que la ubican a partir de 2021 (15,2%).

   El informe dice que el 30,4% de las empresas ha logrado mantener su actividad habitual, aunque llevando a cabo medidas de reestructuración como el teletrabajo. No obstante, el 20,8% de los empresarios encuestados se ha visto obligado a disminuir su actividad, aunque en la mayoría de los casos la reducción no fue superior al 60%.

   El 21,3% tuvo que paralizar de manera temporal su actividad y solo el 1% cerró de manera definitiva. También hubo casos (11,5%) que no tuvieron que tomar ninguna medida y que incluso afrontaron un aumento significativo de la actividad, como dice el 4% de los encuestados.

TELETRABAJO Y ERTE, "LOS ALIADOS"

   Preguntados sobre las medidas llevadas a cabo en materia de recursos humanos, los empresarios destacan el teletrabajo y los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) "como sus grandes aliados".

   De hecho, el 50,5% de los empresarios ha tenido que recurrir al teletrabajo y el 42,6% a los ERTE para lograr que la actividad de su empresa fuera sostenible. Otras medidas han sido también otorgar vacaciones (11,5%), la paralización de procesos de contratación (11,2%) o el permiso retribuido recuperable (9,5 por ciento).

   De cara a los próximos meses, destacan que los retos más importantes que tienen que afrontar son la gestión de los ERTE y el teletrabajo para mantener la empresa operativa, evitar pérdidas financieras significativas, mantener la relación con clientes y proveedores e invertir en la seguridad sanitaria de sus empleados.

   Entre sus inquietudes, se encuentran la incertidumbre económica nacional (63,5%), la pérdida de facturación (43,7%) o la incertidumbre económica en su sector de actividad (43,1%).

   Para afrontar los desafíos provocados por la pandemia, las empresas españolas demandan una serie de medidas por parte del Gobierno y las diferentes administraciones, entre las que se encuentran las ayudas fiscales (45,9%), las ayudas económicas directas (37,8 por ciento), la flexibilización laboral (29,2%) o el aplazamiento de las cargas fiscales (23,7 por ciento).

   El director de Randstad Research, Valentín Bote, ha afirmado que el hecho de que la mayoría de los empresarios del país confíe en que la actividad de sus empresas se recupere totalmente antes de un año es "una buena noticia entre tantas negativas" para la economía y el empleo.

   "Confiamos en que esta nueva situación en la que nos estamos adentrando, sectores como el turismo y la hostelería sean un espaldarazo para el conjunto de la economía y contribuya a cierto reactivación del mercado laboral en los próximos meses", ha añadido.

Para leer más