El 84% de los padres extremeños valora que el desayuno sea saludable y nutritivo

El 70% de los niños asturianos prefiere un desayuno rico y con sabor
MORE THAN RESEARCH GROUP
Publicado 10/04/2019 11:32:47CET

   MÉRIDA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El 84 por ciento de los padres extremeños valora que el desayuno sea saludable y nutritivo, un porcentaje superior a la media nacional, que está en el 72 por ciento, mientras que a un 59,7 por ciento de los niños lo que más les gusta del desayuno es que esté rico.

   Así se pone de manifiesto en una encuesta realizada por la agencia de investigación de mercados More Than Research Group sobre el desayuno en el entorno familiar, que ha contado con la participación de 1.350 familias españolas con hijos entre 6 y 15 años, entre las que se encuentran un número significativo de familias de Extremadura.

   De acuerdo a este estudio, a pesar de que el desayuno es uno de los buenos momentos del día, según afirman el 97 por ciento de los padres de todo el país encuestados genera algunos desacuerdos entre padres e hijos", ya que mientras que los padres se preocupan por la calidad del desayuno, cuidando que "el ambiente sea positivo y de buen ánimo" en el 53 por ciento de los casos, así como del aspecto nutricional, en el 34 por ciento, sus hijos están más interesados en tomar lo que le gusta y que los alimentos estén ricos (62%).

   Del estudio se desprende que la disputa se resuelve casi siempre con acuerdos, ya que un 88 por ciento de los padres afirma que deciden junto con sus hijos lo que se toma en el desayuno, aunque admiten que "en ocasiones ceden ante las preferencias de los niños".

   Ante esta situación, la psicóloga especialista en psicoeducación y docente universitaria, Úrsula Perona ha apoyado esta actitud de los padres, apuntando que "los expertos recomiendan que la alimentación no se convierta en un motivo de conflicto, ya que esto puede resultar aún más contraproducente", y añade que "sería ideal poder disfrutar del desayuno sin problemas y en familia".

   Respecto a con quien se comparte el desayuno, una de cada tres familias encuestadas afirma que desayunan siempre en familia, y el 77 por ciento de los niños piensan que si se lo pasan bien con su familia durante el desayuno el día les irá mucho mejor.

   En ese sentido, un 59 por ciento de los niños españoles prefiere desayunar acompañados de su familia, aunque eso suponga tener que renunciar a ver la tele o jugar con la tablet o el teléfono móvil, aunque en el caso de los niños de Extremadura, este porcentaje se reduce al 47 por ciento.

   Entre los resultados de la encuesta también se desprende que 7 de cada 10 padres extremeños admiten dejar a sus hijos ver la televisión o usar aparatos tecnológicos durante el desayuno, en su mayoría, un 62 por ciento, solo en ocasiones especiales o fines de semana, y tan sólo un 27% de ellos declara no permitir nunca el uso de tecnología durante el desayuno.

   Según Úrsula Perona, "igual con menos tecnología en la mesa a la hora del desayuno, convertiremos un momento de aislamiento, en un momento de convivencia familiar y comunicación", señala esta experta, que añade que "cuando nuestros hijos cumplen 10-12 años parece que los padres nos relajamos y nos echamos una siesta educativa, pensamos que ya lo tenemos todo hecho".

   Sin embargo, "es una de las etapas en las que más nos necesitan. Por eso, cuidar el momento del desayuno debería seguir siendo importante a esa edad", destaca Perona.

Contador