El autobús urbano de Cáceres entrará en El Junquillo y las familias numerosas de categoría especial no pagarán

Protesta de personas con movilidad reducida en junio de 2016
EUROPA PRESS
Publicado 10/12/2018 13:34:54CET

Las personas con movilidad reducida que usen scooters podrán subir a los buses

CÁCERES, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Cáceres, que se ha reunido este lunes, ha acordado convocar la mesa del transporte para evaluar posibles mejoras en el servicio de autobús urbano como la entrada al barrio El Junquillo o la gratuidad del bus para familias numerosas de categoría especial.

El portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Mateos, ha informado de que, en los próximos días, se reunirá este órgano en el que están representados tanto los grupos políticos como las asociaciones vecinales y técnicos municipales. Precisamente, la agrupación vecinal y el PSOE habían pedido su convocatoria para tratar mejoras en el servicio.

Mateos ha señalado que el equipo de Gobierno llevará varias propuestas como la ampliación de la Línea 4 para que el bus entre en el barrio El Junquillo ya que, hasta ahora, se queda en la puerta de la urbanización pero la idea es que establezca varias paradas en el interior de la barriada. Si se aprueba esta modificación se llevará a cabo de inmediato y no influirá la obra para el vial que unirá el barrio con Macondo.

Otra propuesta será la exención en el precio del billete del bus para las familias numerosas de categoría especial que son las que tienen cuatro hijos o más. "Lo que se busca es favorecer a estos grupos el uso del transporte público", ha explicado Mateos que ha adelantado que también se llevará a estudio el servicio del bus a Valdesalor y Rincón de Ballesteros, para "decidir entre todos la fórmula de gestión".

La llegada del autobús urbano al nuevo hospital de la ciudad también se debatirá en esta reunión que aún no tiene fecha concreta. Desde el Gobierno cacereño se insiste en que "se está pendiente" de que la Junta de Extremadura dé una "fecha aproximada" de apertura del Hospital Universitario, para "evitar tener un autobús vacío". "No queremos que la falta de previsión de la Junta le cueste dinero a los cacereños", ha sentenciado.

"La fecha de apertura se ha cambiado ya en varias ocasiones pero nosotros tenemos que aprobar el cambio del contrato para que pueda entrar en servicio de forma automática", ha insistido Mateos.

LAS SCOOTERS PODRÁN SUBIR AL BUS

También relacionado con el transporte de autobús urbano, la Junta de Gobierno local ha puesto sobre la mesa un protocolo de acceso de los scooters que usan personas con movilidad reducida para desplazarse y que, a partir de ahora, podrán acceder a los vehículos de autobuses urbanos, una reivindicación de este colectivo que ha protagonizado varias protestas al respecto.

Mateos ha explicado que el asunto estaba pendiente de regulación por lo que, con esta nueva normativa, las personas que usen este tipo de motos eléctricas podrán subirse con ellas al bus. Para ello deben solicitar una tarjeta en el servicio de autobús, que será quien lleve a cabo la tramitación, y deberá acreditarse un grado de discapacidad del 33% o superior.

Para conseguir esta tarjeta de uso es necesario presentar el DNI, la acreditación del grado de discapacidad, la ficha técnica del scooter y una fotografía del mismo.

En cuanto a la silla de ruedas tipo scooter, deberá tener una delimitación de 1,20 metros de largo por 0,75 de ancho y el peso total de la persona usuaria y el dispositivo no podrá exceder los 300 kilos, que es el peso máximo que soporta la rampa de acceso al vehículo.

Respecto a las normas de uso, las personas que tengan esta tarjeta, deberán presentarla para poder acceder al bus y, una vez en él, tienen que colocarse en el espacio reservado para las personas con movilidad reducida. Además, estará obligado a accionar el freno, desconectar las baterías y usar el cinturón de seguridad.

"Lo que se busca es la seguridad del usuario de la scooter, pero también del resto de ocupantes del autobús que comparten el mismo espacio", ha explicado Mateos, quien asegura que con este protocolo de uso se cubre un "vacío" que existía respecto a estos dispositivos.

El protocolo se ha trabajado con la empresa concesionaria del servicio de autobús Subus teniendo en cuenta las normas de homologación y la legislación existente sobre estos dispositivos de movilidad.