Casi 6.500 extremeñas se someterá a mamografías en enero dentro del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama

Mamografía
JCCM/EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 01/01/2019 12:44:12CET

   MÉRIDA, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Cerca de 6.500 mujeres extremeñas está citada durante el mes de enero para someterse a mamografías dentro del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama del Servicio Extremeño de Salud (SES).

   Más de 3.500 usuarias serán examinadas en las dos unidades móviles con que cuenta este programa, que visitarán este mes 17 poblaciones de la región. El resto, casi 3.000 mujeres, están citadas para realizarse la prueba en los centros de Atención Especializada del SES, explica en nota de prensa la Junta de Extremadura.

   Las unidades móviles iniciarán sus recorridos este miércoles, 2 de enero, en Valencia del Ventoso y Navas del Madroño, y continuarán después sus itinerarios en Burguillos del Cerro, Brozas, Alconera, Garrovillas de Alconétar, Puebla de Sancho Pérez, Casas de Millán, La Morera, Cañaveral, La Parra, Torrejoncillo, Salvatierra de los Barros, Holguera, Pasarón de la Vera, Arromolinos de la Vera y Cuacos de Yuste.

   También están citadas las mujeres de otras 10 localidades, que deberán desplazarse a alguna de las poblaciones citadas anteriormente para realizarse las mamografías en las unidades móviles. Es el caso de las usuarias de Valverde de Burguillos, La Lapa, El Raposo, Pedroso de Acím, Portezuelo, Grimaldo, Portaje, Cachorrilla, Pescueza y Valdencín.

   Las mujeres residentes en núcleos urbanos que participarán durante el mes de enero en el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama serán atendidas en los centros de Atención Especializada de Badajoz (1.086), Cáceres (414), Plasencia (337), Don Benito (255), Navalmoral de la Mata (190), Almendralejo (245), Zafra (141), Coria (81) y Talarrubias (18).

   El Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama de Extremadura, que se viene desarrollando desde 1998, se dirige a todas las mujeres de 50 a 69 años residentes en la región, y a aquéllas de 40 a 49 años con antecedentes de cáncer de mama en primer grado.