Los ciberdelitos suponen uno de cada cuatro delitos conocidos en Extremadura en 2022

Archivo - Equipo ciberdelincuencia de la Guardia Civil en Badajoz
Archivo - Equipo ciberdelincuencia de la Guardia Civil en Badajoz - GUARDIA CIVIL - Archivo
Publicado: viernes, 17 marzo 2023 13:29

   Extremadura sigue siendo la región más segura de España

   MÉRIDA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los ciberdelitos han supuesto uno de cada cuatro delitos conocidos en Extremadura en 2022, según se desprende del Balance de Criminalidad correspondiente al cuarto trimestre de 2022.

   Así, durante 2022, las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de un total de 32.110 infracciones penales en Extremadura, cifra que sitúa la tasa de criminalidad en 30,4 hechos penales conocidos por cada 1.000 habitantes.

   Extremadura mantiene por lo tanto una tasa de criminalidad baja frente al resto de comunidades autónoma. Los 30,4 delitos conocidos por cada 1.000 habitantes representan menos de la mitad de los 64,5 registrados en Baleares o los 61 contabilizados en Cataluña.

   Otras regiones como Madrid se sitúan en 59,4 delitos por cada 1.000 habitantes o en 51,6 en la Comunidad Valenciana. Incluso las regiones próximas a Extremadura, como Andalucía, Castilla-La Mancha o Castilla y León se sitúan en cifras superiores con 44,7, 39,4 o 36,7, respectivamente.

   Por provincias, la tasa de infracciones penales se ha situado en 2022 en Badajoz en el 32 y en Cáceres en 27,7 delitos por cada 1.000 habitantes, según ha informado la Delegación del Gobierno en Extremadura en nota de prensa.

MÁS DE 32.100 INFRACCIONES PENALES EN 2022

   El número total de infracciones penales registradas en el período comprendido entre enero a diciembre de 2022 en Extremadura suma un total de 32.110, de las que 24.577 (el 76,54 por ciento del total) se corresponden con la categoría de criminalidad convencional, que incluye todas las formas delictivas no cometidas en el ciberespacio.

   Dichas infracciones se mantienen, con un incremento del apenas el 0,1 por ciento sobre 2019, año de referencia al ser el último no afectado por las restricciones impuestas para hacer frente a la pandemia del Covid-19.

   En cambio, la cibercriminalidad ha registrado un total de 7.533 infracciones penales contabilizadas (el 23,46 por ciento del total), dato que supone un incremento del 147,1 por ciento sobre 2019. Por tanto, en 2022, en comparación con 2019, la criminalidad total registrada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ha crecido un 16,4 por ciento.

   Con respecto al año anterior, es decir, 2021, la criminalidad convencional se ha incrementado un 13,1 por ciento y la cibercriminalidad ha aumentado un 36 por ciento.

   Estos datos confirman el "gran incremento" de los ciberdelitos en los últimos años y ya suponen uno de cada cuatro delitos conocidos en Extremadura. La mayoría de los ciberdelitos, el 87,4 por ciento son estafas informáticas; y los datos indican que desde 2019 se han multiplicado por tres.

   Respecto al crecimiento de la ciberdelincuencia, el Ministerio del Interior aprobó en 2021 el Plan Estratégico contra la Cibercriminalidad y, en el marco de dicho plan, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó el pasado mes un "ambicioso plan" de concienciación y sensibilización ciudadana sobre la necesidad de aumentar los protocolos de protección y de alerta en el uso de los nuevos modos de vida relacional y comercial a través de la red. Además, Policía Nacional y Guardia Civil han aumentado sus efectivos especializados en la lucha contra la cibercriminalidad.

RECUPERACIÓN DE LOS EFECTIVOS

   Otro dato significativo es el incremento en el número de efectivos disponibles de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con 31 agentes más que el año anterior. Con este incremento son ya 287 efectivos más que en 2017, lo que supone un incremento del 9 por ciento en la plantilla real.

   Además estos datos vienen a confirmar la reversión de la tendencia de reducción de plantilla que experimentaron los Cuerpo y Fuerzas de Seguridad del Estado entre los años 2011 y 2017, periodo en el que se redujeron en 402 plazas los efectivos reales en Extremadura.

   De este modo, ya se han recuperado el 65 por ciento de las plazas destruidas durante los años del Gobierno anterior.

CRIMINALIDAD CONVENCIONAL

   Una de las tipologías delictivas que más preocupan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son los delitos contra la libertad sexual de las personas, que han registrado un "incremento considerable" tanto con respecto a 2019 con un incremento de 34,9 por ciento como sobre 2021, cuyo incremento se ha situado en el 37,4 por ciento.

   Dentro de esta tipología son "especialmente preocupantes" las agresiones sexuales con penetración, que han pasado de 18 en 2019 a 26 en 2021 y se han elevado a 37 en 2022.

   Continúan aumentando también los malos tratos en el ámbito familiar -dentro de los que se incluye la violencia de género-; aunque este incremento fue más acusado entre 2019 y 2022, con una subida del 22,3 por ciento; mientras que el incremento respecto a 2021 no ha sido tan fuerte, subiendo en un 5,6 por ciento.

   En cuanto a los delitos contra la propiedad y respecto a 2019 los hurtos se han reducido un 2,6 por ciento; los robos con violencia o intimidación han descendido un 7,5 por ciento; aunque los robos en domicilios, establecimientos y otras instalaciones han crecido un 10,5 por ciento.

   Respecto a los delitos de homicidio en este balance se han contabilizado 10 casos, tres de ellos consumados y siete en grado de tentativa. En comparación con 2019 el descenso ha sido del 40 por ciento en los consumados y del 12 por ciento en las tentativas.

   Los delitos contra la seguridad vial se mantienen en las mismas cifras con incrementos de un 5,4 por ciento respecto a 2019 y de un 3,4 por ciento sobre 2021; y en cuanto al tráfico de drogas, se ha experimentado un descenso del 18,3 por ciento respecto a 2019 y del 18,5 por ciento sobre 2021.

LA REGIÓN MÁS SEGURA

   La comunidad de Extremadura sigue siendo la región más segura de España y continúa situándose en unos índices de delincuencia "muy por debajo" de la media nacional y de su entorno.

   No obstante, y a pesar de que en 2022 se contempla un incremento de los delitos conocidos de un 17,8 por ciento respecto al año anterior, y un 16,4 por ciento sobre 2019, es un incremento que se debe fundamentalmente a los ciberdelitos, ya que la delincuencia convencional entre 2019 y 2022 apenas ha variado un 0,1 por ciento.

   Los datos recogidos en el balance publicado por el Ministerio del Interior incluyen también un incremento en el índice de esclarecimiento de los delitos, con una subida del 13,3 por ciento. En 2022 han quedado esclarecidos 13.823 delitos, lo que supone el 43 por ciento del total de delitos conocidos y representa un incremento del 8,1 por ciento respecto a 2021; y se ha detenido y/o investigado a 8.471 ciudadanos, lo que supone un incremento del 5,2 por ciento respecto a 2021.

   En conjunto, los datos disponibles, según ha apuntado la Delegación del Gobierno, permiten concluir que aquellos delitos que están directamente con la acción preventiva de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como son los hurtos y los robos, evolucionan de manera continuada hacia una disminución; mientras que aquellos que se producen en la intimidad de las personas, como las estafas 'on line', los delitos sexuales o los malos tratos se incrementan.

   "Aunque también es cierto que los datos indican una mayor concienciación de los ciudadanos ante este tipo de delitos ya que el incremento se ha ralentizado", ha destacado.

   Por otro lado, los comportamientos delictivos que sólo pueden ser detectados mediante la acción policial, como los delitos contra la seguridad vial o el tráfico de droga, mantienen la tendencia alcista, lo que ratifica la "eficacia" de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Contador