Concluye la obra civil de la primera fase del nuevo Hospital de Cáceres, que el SES prevé recepcionar próximamente

Publicado 21/12/2018 19:28:44CET

CÁCERES, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La obra civil de la primera fase del Hospital Universitario de Cáceres ha concluido este viernes, día en el que la constructora ha dado por finalizados los trabajos de edificación, urbanización y adecuación de los espacios y se espera la recepción de la obra.

Antes de ello, los técnicos del Servicio Extremeño de Salud (SES) y la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales comprobarán el edificio para dar el visto bueno a la firma del acta de recepción, según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

Así, explica que al mismo tiempo que se procede a la recepción de la obra comenzará a instalarse el mobiliario y el equipamiento, y una vez firmada el acta, se iniciarán los primeros traslados para la apertura del hospital. El SES ya ha solicitado la licencia de apertura al Ayuntamiento de Cáceres.

Destaca el Ejecutivo regional que este es "el mayor hito" en la historia del Hospital Universitario de Cáceres, que "ha sufrido retrasos por indefiniciones del proyecto inicial, la posterior suspensión de la obra y su judicialización", hasta lograrse su reinicio en la presente legislatura con una segunda licitación para terminar la primera fase.

Añade que la finalización de la obra "ha contado con obstáculos", con una nueva y compleja licitación en la que, además, "hubo que clarificar la situación creada por la resolución del primer contrato realizado por los anteriores gestores del SES en la pasada legislatura", explica la Junta.

Recuerda que a finales de 2016, los tribunales fallaron a favor de la UTE de empresas constructoras, "alegando que no hubo motivos para resolver ese primer contrato y resaltando el afán del anterior gobierno por paralizar la obra, culpándolas del retraso".

Una sentencia que, según señala la Junta, "costó a los extremeños la indemnización de algo más de dos millones de euros", que hubo que abonar a las empresas, a lo que hay que añadir la diferencia entre los 9 millones de euros que hubiera costado acabar la obra en la pasada legislatura a los 15 que ha costado terminarla ahora, añade.

Otra de las complejidades de la obra se ha encontrado en las instalaciones, "algunas fuera de garantía y no adaptadas a la nueva normativa tras su abandono durante años", explica el Ejecutivo regional, que añade que estas instalaciones ya han sido legalizadas tras una "exhaustiva revisión".

Contador