Publicado 04/08/2022 12:53

Cuatro personas atendidas por los servicios sanitarios por golpe de calor en la última semana en Extremadura

Trabajador al sol
Trabajador al sol - Álex Zea - Europa Press

   MÉRIDA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los centros sanitarios extremeños han atendido durante la última semana a otras cuatro personas afectadas por golpe de calor, en la que no ha habido que lamentar ningún fallecimiento, según un informe elaborado este jueves por la Subdirección de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del SES.

   El último caso se registró este pasado miércoles en el Área de Salud de Llerena-Zafra, cuando un hombre del grupo de edad de 50 a 59 años, que se encontraba trabajando en obras de construcción en el exterior, sufrió un golpe de calor.

   Sus compañeros avisaron a la Unidad Medicalizada de Emergencias-112, que lo trasladó al Servicio de Urgencias del hospital, donde fue ingresado y pasó a la Unidad de Cuidados Intensivos, según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

   Además, este pasado lunes se produjeron otros dos casos en el Área de Salud de Badajoz, cuando dos mujeres, pertenecientes a los grupos de edad de 30 a 39 y de 50 a 59 años, sufrieron síntomas de síncope por calor mientras se encontraban trabajando, una de ellas en el campo y la otra en una central hortofrutícola.

   Ambas fueron atendidas primero en el centro de Atención Primaria de su localidad y posteriormente en el Servicio de Urgencias hospitalarias de la capital pacense, donde recibieron el alta en el mismo día.

   También en el Área de Salud de Badajoz se registró el pasado domingo un afectado por golpe de calor, un joven de entre 10 y 19 años, tras una exposición prolongada al sol en una piscina, tras lo que fue atendido en las Urgencias hospitalarias de la ciudad y recibió el alta el mismo domingo.

DIECISEIS AFECTADOS

   Con estos cuatro nuevos casos registrados en esta última semana, son ya 16 los afectados por golpe de calor que han sido atendidas en los centros sanitarios extremeños desde que se inició el verano, cinco de las cuales han fallecido, según el informe de la Subdirección de Epidemiología.

   De los dieciséis afectados, diez han precisado ingreso hospitalario -cinco de ellos en unidades de cuidados intensivos (UCI)--, mientras que los seis restantes han sido atendidos en los servicios de Urgencias de los hospitales.

   Los cinco fallecidos tenían edades comprendidas entre los 30 y los 85 años, mientras que de los restantes cinco pacientes que han requerido hospitalización, tres han recibido el alta y dos permanecen ingresados.

   Entre los dieciséis pacientes atendidos por golpe de calor, nueve hombres y siete mujeres, hay personas de prácticamente todos los grupos de edad. Se han registrado dos casos en el grupo de 10 a 19 años, uno en el de 20 a 29, dos en el de 30 a 39 años, uno en el de 40 a 49, tres en el de 50 a 59, dos en el de 60 a 69, cuatro en el de 70 a 79 y uno en el de mayores de 80 años.

   Al menos siete de ellos sufrieron el golpe de calor mientras trabajaban en el exterior expuestos al sol, uno cuando trabajaba en una nave cubierta, dos tras una exposición prolongada al sol por motivos no laborales, dos cuando se encontraban en el domicilio y en los otros cuatro casos no consta.

   Cinco de los casos registrados se han producido en el Área de Salud de Don Benito-Villanueva, cinco en la de Badajoz, dos en la de Plasencia, dos en la de Llerena-Zafra, uno en la de Mérida y uno en la de Navalmoral de la Mata.

RECOMENDACIONES

   Ante estas altas temperaturas y para evitar sufrir un "síncope por calor", la Dirección General de Salud Pública del SES recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como evitar la exposición al sol y actividades que supongan esfuerzo físico durante las horas centrales del día, al menos entre las 12 y las 18 horas, e hidratarse bebiendo como mínimo un vaso de agua cada dos horas aunque no se tenga sed, algo especialmente importante en el caso de personas mayores y niños pequeños.

   También aconseja tomar comidas ligeras, evitar bebidas alcohólicas o excitantes y ventilar las viviendas abriendo las ventanas por la noche y cerrándolas durante el día.

   En caso de sufrir síntomas como mareo, calambres, agotamiento, dolor de cabeza o confusión, el Servicio Extremeño de Salud recomienda dejar la actividad que se esté haciendo, beber agua, descansar a la sombra o en un sitio fresco, y a ser posible refrescarse con un baño o una ducha.

   Si los síntomas se agravan con fiebre, dolor de cabeza fuerte, náuseas, pulso acelerado pero débil o pérdida de consciencia, es necesario buscar asistencia médica de inmediato, bien a través del teléfono 112 o acudiendo al centro sanitario más cercano.

Contador