Ecologistas exigen la demolición de Valdecañas y la restauración de la zona tras un informe del CSIC

Ecologistas en Acción y Adenex celebran el informe sobre Valdecañas
EUROPA PRESS
Actualizado 11/01/2019 12:01:00 CET

   Los técnicos que han trabajado en el documento encargado por el TSJEx remarca las "deficiencias" del estudio de impacto ambiental de la Junta

   El tribunal da tres meses para presentar alegaciones y propuestas antes de decidir sobre la ejecución de la sentencia que declaró nulo el PIR

   MÉRIDA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las organizaciones que iniciaron el proceso judicial contra el complejo turístico Marina Isla de Valdecañas, Adenex y Ecologistas en Acción, han subrayado que el informe de la Estación Biológica de Doñana sobre el proyecto es "demoledor" y "no deja resquicio alguno" para que el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) no resuelva favorablemente a la demolición del mismo y la posterior restauración ecológica "activa y pasiva" de la zona.

   Esta es la principal conclusión a la que han llegado las organizaciones ecologistas apenas dos días después de recibir este extenso informe, de 1.200 páginas, en el que más de 20 técnicos de este entidad dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han trabajado durante más de dos años para tratar de responder a las 14 preguntas formuladas por el tribunal extremeño que debe decidir sobre un incidente de inejecución de la sentencia que declaraba nulo el proyecto turístico situado cerca de Navalmoral de la Mata (Cáceres).

   Una vez recibido el informe, el tribunal extremeño ha dado a las partes un plazo de tres meses para presentar alegaciones y propuestas antes de tomar una decisión definitiva al respecto, según ha avanzado en rueda de prensa la abogada de Adenex en la causa, María Ángeles López, quien ha señalado que, en todo caso, podría fijarse alguna vista previa para tratar de llegar a un acuerdo.

   No obstante, los denunciantes son claros y manifiestan que el dictamen deja "poco margen de duda" al señalar que la "mejor opción" pasa por la demolición del complejo turístico y la posterior "restauración ecológica de la isla", lo cual propiciaría un "impacto ambiental positivo sobre la ZEPA (zona de especial protección de aves) a largo plazo".

   En este sentido, creen que el dictamen deja sin argumentos a la Junta de Extremadura y a los propietarios de los terrenos que defienden que la ejecución de las sentencias que declararon nulo el Proyecto de Interés Regional (PIR) del resort dictadas por el propio TSJEx en 2011 y posteriormente por el Supremo, en 2014, causaría mayor daño ambiental que mantener en pie el complejo.

Contador