Extremadura considera una "obligación" de la sociedad eliminar la violencia de género y proteger a las víctimas

Representación obra contra la violencia de género
EUROPA PRESS
Publicado 26/11/2018 13:29:20CET

   El presidente de la Junta aboga por "militar" en la lucha contra la violencia de género

   MÉRIDA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Extremadura ha considerado que es una "obligación" de la sociedad y no una "opción" eliminar la violencia de género, además de proteger a las mujeres víctimas y a sus hijos.

   Así, el objetivo "prioritario" debe ser garantizar una vida libre de violencias para las mujeres y los menores, toda vez que no se conseguirá una "democracia plena" mientras existan mujeres "amenazadas e inseguras", y mientras muchas de esas mujeres sean asesinadas.

   La Asamblea de Extremadura ha celebrado este lunes el acto institucional con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género, en el que se ha dado lectura a una declaración institucional por parte de las portavoces de Igualdad de los cuatro grupos con presencia en la cámara legislativa.

   En dicho acto han participado el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, junto a miembros del Consejo de Gobierno; la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín; representantes del PSOE, PP, Podemos y Cs y autoridades civiles y militares.

   Cabe destacar que, a propuesta de la presidenta de la Asamblea, la declaración institucional también se leerá y aprobará este martes, 27 de noviembre, en la sesión plenaria en la que se debatirá la enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales de Extremadura presentada por el PP.

   En esta declaración las diputadas María Victoria Domínguez (Cs), Jara Romero (Podemos), Gema Cortés (PP) y Maria Isabel Barquero (PSOE) han trasladado que los cuatro grupos parlamentarios de la cámara legislativa regional consideran que todos los días del año deberían ser 25 de noviembre, ya que todos los días los extremeños deberían ser conscientes de que la violencia de género necesita de una sociedad "comprometida, generosa y valiente" que sea capaz de combatirla desde todos los ámbitos.

   Por ello, los grupos políticos, en representación de la sociedad extremeña, han manifestado su "más firme compromiso" con las mujeres víctimas de esta lacra social que debe ser "erradicada", además de mostrar su recuerdo y apoyo a todas las mujeres e hijos que siguen sufriendo cualquier forma de maltrato.

   "Por eso necesitamos el compromiso individual de toda la ciudadanía, hombres y mujeres, y el compromiso colectivo de toda la sociedad. No solo un día, sino todos los días de año. La violencia machista nos interpela a todas y nuestra obligación es combatirla con todos los medios, desde todas las instituciones, cada una desde sus competencias", han recalcado.

   En este punto, han querido visibilizar a las víctimas más vulnerables, que son las jóvenes que están expuestas ante las nuevas formas de violencia de control a través de las redes sociales, a las mujeres con alguna discapacidad, a las mujeres mayores y a las y los menores.

   "La violencia de género no tiene cabida en la sociedad que queremos ser, ni en la democracia que queremos consolidar", han dicho, además de recalcar que las mujeres tienen derecho a vivir en libertad y a que sus vidas no estén en peligro por el hecho de ser mujeres, necesitando el apoyo de toda la sociedad para denunciar y poder salir de esa situación.

   Además, han insistido en que el combate contra la violencia machista y la atención a las víctimas no podrá avanzar si no se establecen mecanismos de coordinación entre las diferentes administraciones con competencias en la materia, además de invitar a las instituciones a "remar juntas" en ese objetivo, por encima de "planteamientos políticos y estrategias".

   "Todos los pasos que hemos dado no serán suficientes hasta que no haya ni una sola mujer asesinada por violencia de género, por lo que el compromiso para seguir avanzando debe ser firme y unánime", han apuntado los grupos políticos extremeños.

MINUTO DE SILENCIO

   Tras guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas de violencia de género, la última este pasado domingo en Monzón (Huesca), un grupo de teatro de Piornal (Cáceres) ha interpretado parte de la obra 'Palabras', de Asunción Mieres, en la que han puesto voz a sentimientos y experiencias de mujeres maltratadas.

   La presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, ha felicitado a este grupo de mujeres que se ha involucrado desde el entorno rural en la concienciación a través de la cultura para evidenciar esta lacra social.

   En su intervención, Martín ha lamentado que la "consecuencia última" del patriarcado y de la violencia de género sea el asesinato de una mujer y de lo que más quiere, que son sus hijos, por ello ha abogado por doblegar al patriarcado entre todos, una "batalla" en la que caben los hombres y mujeres que estén dispuestos a avanzar hacia un marco de convivencia que "multiplique voluntades y que no haga del dominio su principal aliado".

   "La violencia de género, la violencia machista, el patriarcado, el control, la injusticia son cuestiones que debemos abordar con profundidad, seriedad, solvencia y capacidad para encontrar las soluciones que eviten que el antiguo se reproduzca en nuevas formas de dominio", ha asegurado.

   En esta línea, ha aseverado que el "único rol" que debe caber en una mujer es el de "una mujer libre", para lo que ha considerado necesario "reeducar a los educandos y a los educadores" y llenar las aulas de ejemplos y sistemas para que no se repitan casos de "vidas abducidas por el machismo de turno".

   "Creo que ha llegado la hora de no demostrar nada a nadie, sino de disfrutar junto a quien queramos y donde queramos, bajo la forma que elijamos, de un mundo sin fronteras humanas, contiguas e invisibles. Ser mujer libre es el único deber que vamos a aceptar, cueste lo que cueste y le duela a quien le duela. Ni una más, ni una broma más, ni un control más de nuestra intimidad, ni un chiste más, ni un crimen machista más", ha asegurado.

   Martín también ha lamentado que la actualidad de este pasado domingo, Día Internacional contra al Violencia de Género, estuvo marcada por otros muchos temas por delante incluso del asesinato de una mujer por parte de su expareja en presencia de sus hijos.

   Este hecho es reflejo también de las preocupaciones de la sociedad, ha dicho, ya que según el CIS, la violencia de género ocupa el lugar 15 o 16 de las preocupaciones de los españoles.

   Frente a ello, y en opinión de Martín, las casi 1.000 mujeres asesinadas desde 2003 debería bastar para situar a la violencia contra las mujeres como el problema más grave de la sociedad y que, a veces, solo es percibido como problema por las mujeres.

VARA ABOGA POR "MILITAR" CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

   Por su parte, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha abogado por "militar" en la lucha contra la violencia de género, un tipo de violencia que es el "síntoma de una enfermedad" en la que mueren asesinadas "siempre y casi siempre mujeres".

   En esta línea, ha puesto en valor el papel y el trabajo que desempeñan las mujeres y ha mostrado su disposición para ir "juntos, agarrados del brazo", luchando por hacer cada día más amplía la "gran avenida de la igualdad", en la que hay aún muchas mujeres que no pueden transitar, ha apuntado.

   Además, Vara ha dicho que este lunes es más un día "para escuchar que para hablar", ya que el sonido que tiene que salir de esta jornada, ha dicho, no son sus palabras sino los gritos y llantos de las mujeres víctimas de violencia de género.

   En su intervención, el presidente autonómico ha comentado también que este pasado domingo recibió un Whatsapp en el que un interlocutor criticó "tanta denuncia" y "tanta persecución a los hombres", ante lo que Vara le dijo que no se perseguía a los hombres sino a los maltratadores y le animó a huir de la "neutralidad".

   Finalmente, también ha tomado la palabra la fisioterapeuta Francisca Torrado, miembro del movimiento Me Too Fisio, quien ha expuesto situaciones de discriminación sufridas en el ejercicio de su profesión.