Actualizado 06/06/2020 12:45:31 +00:00 CET

Extremadura no permitirá los viajes interprovinciales ni la apertura de locales de ocio nocturno hasta el 15 de junio

José María Vergeles, en la rueda de prensa de este sábado.
José María Vergeles, en la rueda de prensa de este sábado. - JUNTA

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

   MÉRIDA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La comunidad autónoma de Extremadura no permitirá los desplazamientos entre sus provincias, Cáceres y Badajoz, al menos hasta el 15 de junio, es decir, una vez transcurrida la primera semana en la Fase 3, en la que entra a partir de este próximo lunes, y en la que tendría competencias para decidir sobre esta cuestión.

   Tampoco tiene prisas la comunidad extremeña en permitir, aunque el Gobierno sí deja abierta esta posibilidad, la apertura desde el lunes de los locales de ocio nocturno y discotecas, sino que lo retrasará igualmente hasta una semana después.

   Así lo ha avanzado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en una rueda de prensa en Mérida en la que ha detallado los datos que ha dejado la pandemia en la Fase 2, y que han permitido la entrada desde el lunes en la tercera y última del plan de desescalada. Asimismo, y como ya señalara el presidente de la Junta días atrás, la comunidad no pedirá salir del estado de alarma antes del plazo fijado por el Gobierno el próximo 21 de junio.

   En primer lugar, en cuanto al desplazamiento entre provincias, ha señalado que si bien los datos de evolución del coronavirus en la comunidad son "buenos", con "pocos casos", y con una situación "bastante controlada", hay "diferencias en el origen de casos entre las dos provincias", por lo que no quiere introducir un nuevo elemento que pudiera provocar rebrotes.

   Así, ha señalado que ha habido "cuatro días con amenaza de brotes, en una provincia frente a otra", motivo por el que se ha optado por "extremar las precauciones".

   Al respecto, y ligado a la decisión de no abrir desde este lunes los locales de ocio y las discotecas, ha señalado que en los últimos días se han producido incumplimientos de distancia social, sobre el uso de mascarillas y de medidas de higiene "fundamentalmente" en los locales de ocio, por lo que se ha preferido esperar a ver el resultado de estos comportamientos al menos durante "medio periodo de incubación", es decir, una semana.

EVOLUCIÓN FAVORABLE Y CONTROLADA

   Todo ello a pesar de que la pandemia "va progresando de forma favorable y controlada" en la comunidad, lo cual junto a la "solidez, fiabilidad y trabajo" de los técnicos de Sanidad, han convertido a la comunidad en "merecedora" de entrar en la Fase 3 a partir del lunes.

   Esto no quiere decir, ha remarcado Vergeles, que el virus se haya ido y que no siga en la comunidad. "Sigue presente y seguirá durante bastante tiempo, por lo que es necesario que no le perdamos el respeto". En este sentido, ha apuntado que las mascarillas acompañarán a los ciudadanos durante todo el verano y mientras no haya una vacuna.

   Así, ha pedido a los ciudadanos que no pierdan el respeto a un virus que "está con nosotros" y ha apelado a la responsabilidad individual para no provocar el retorno a fases anteriores del confinamiento. "No destrocemos el esfuerzo de los sanitarios y trabajadores de las residencias", ha dicho Vergeles.

   El consejero ha pedido a los ciudadanos que cuando tengan la tentación de saltarse las normas de distanciamiento social e higiene piensen en los fallecidos que ha dejado la pandemia y en el sufrimiento que ha provocado entre la gente mayor. "No podemos tener un policía detrás de cada ciudadano para comprobar que cumple con las normas de seguridad", ha remarcado.

   En esta línea, ha recordado que el estudio de seroprevalencia evidencia que solo está protegido ante el virus el 3,3% de los extremeños, por lo que la comunidad está "muy lejos" de la inmunidad de rebaño, para la que se necesita alcanzar el 60 por ciento. "Estamos vírgenes para la infección", ha advertido Vergeles, quien ha añadido que lo que ha sucedido en los últimos meses "ha sido muy gordo para que no le tengamos respeto".

2.000 SOSPECHOSOS EN FASE 2

   Vergeles ha argumentado el tránsito de la comunidad a la Fase 3 en los resultados obtenidos durante la Fase 2, en la que los médicos de Atención Primaria y Urgencias han detectado 2.003 casos sopechosos, de los cuáles han dado positivo en las pruebas PCR en estos 14 días 27 en toda la comunidad, lo que supone una prevalencia del 1,3%.

   Asimismo, Salud Pública ha "rastreado" a 131 contactos en toda la Fase 2, en la que no se ha producido ningún ingreso en UCI, y se ha pasado de 42 hospitalizados a los siete actuales.

ALIVIO EN LAS PISCINAS

   Por otro lado, a preguntas de los periodistas, ha señalado que esta semana la Junta se sentará con la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura para estudiar medidas de alivio en las restricciones de acceso a las piscinas municipales.

   Por otro lado, en cuanto a las gargantas piscinas naturales, también se estudiarán fórmulas como la que ya adelantó la consejera de Turismo para la contratación de personal que controle los aforos, si bien Vergeles ha avanzado hoy que será necesario, y en este sentido ha animado a los alcaldes a dar el paso en el caso de los que lo necesiten, estar inscritos en el registro europeo Nayade, que además garantiza la calidad de las aguas de baño.

   Por otro lado, la Junta estudiará con los municipios soluciones para que los feriantes puedan mantener su actividad dada la suspensión de las ferias y fiestas de los municipios este verano.