Actualizado 02/04/2008 14:25 CET

Fiscal superior extremeño advierte que el "atasco" de los juzgados se "agravará" si los funcionarios no votan un acuerdo

MÉRIDA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fiscal superior de Justicia de Extremadura, Aurelio Blanco, mostró hoy su "preocupación" por las consecuencias derivadas de la huelga de los funcionarios de justicia, y advirtió que si el referéndum en el que participan hoy no concluye en un acuerdo, el "atasco" de expedientes se "agravará".

Blanco subrayó así mismo que "no corresponde a la fiscalía, sino a los trabajadores" poner fin a los desencuentros con el Ministerio de Justicia. El fiscal hizo estas declaraciones en un encuentro con periodistas tras una reunión que mantuvo esta mañana con el presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara.

No obstante, recalcó, el "atraso es considerable" y "hay dos meses de trabajo atascado". "Si con ese referéndum no se llega a un acuerdo, la situación será aún más preocupante y el perjuicio a los ciudadanos que hacen uso de los servicios de justicia, será mayor", añadió.

Aunque el fiscal apuntó que aunque "es una exageración decir que se necesitará un año para recuperar estos dos meses perdidos", una vez se disuelva la huelga será necesario "analizar cada localidad y juzgado para encontrar solución a este atasco".