La Junta de Extremadura acomete los trabajos de restauración del retablo de la Asunción de la Catedral de Plasencia

Retablo de la Catedral de Plasencia
JUNTA DE EXTREMADURA
Publicado 16/10/2018 17:06:33CET

   CÁCERES, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Centro de Conservación y Restauración de la Dirección General de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura ha iniciado los trabajos de restauración del retablo de la Virgen de la Asunción, llamado también del Tránsito, y situado en el testero en la nave lateral de la Epístola de la catedral nueva de Plasencia (Cáceres).

   Para esta intervención, que se prevé finalizar antes de fin de año, la Junta de Extremadura aportará 48.000 euros, a los que hay que sumar la cofinanciación del Obispado de Plasencia, que asciende a 20.000 euros.

   Esta actuación es fruto de los acuerdos alcanzados en la Comisión Mixta Junta de Extremadura y diócesis extremeñas sobre el patrimonio histórico artístico de la iglesia católica.

   El retablo de la Asunción de la catedral placentina está dedicado a la dormición de la Virgen, patrona de la sede catedralicia, y ésta aparece sobre un lecho en un sepulcro funerario de estructura rectangular. Se trata de una imagen del siglo XVI procedente de Salamanca dentro una urna ejecutada en 1700.

   Se ideó un gran retablo barroco para albergar la urna y la talla, único documentado en Extremadura, encargado a los hermanos Churriguera, José, Joaquín y Alberto, finalizándose la obra en 1726, si bien fue encargada por el Cabildo catedralicio en 1724 y terminada de dorar posteriormente, en 1741.

FISURAS Y GRIETAS

   El retablo, "mal montado desde un principio", se desplomó a finales del siglo XVIII "como consecuencia de los movimientos de dilatación y de contracción". Estos movimientos conllevaron "traumatismos" en el retablo que han propiciado que en las zonas de uniones se hayan abierto "fisuras" y "grietas" en "todo el armazón", lo que ha provocado "alteraciones" que, a su vez, "dañan los dorados y policromías", señala en nota de prensa la Junta de Extremadura.

   Así, la intervención pasa por limpieza del polvo superficial, desinsectación, desinfección y consolidación de los elementos atacados, sentado de preparaciones y policromías, ensamblaje y refuerzo de todas las piezas y uniones debilitadas, revisión del paramento en el que descansa el armazón, sujeción al muro, sellado de grietas y fisuras, y limpieza por medios físicos y químicos.

   También la eliminación de los elementos ajenos, actuación en las policromías y dorados recuperando todos los matices originales, retirada de barnices oxidados, repintes y suciedad, estucado y desestucado de las lagunas "más importantes", reintegración cromática de las zonas de pérdidas y lagunas, protección del conjunto, aplicándose barnices que aseguren la correcta conservación, y revisión y reparación del mecanismo de poleas ideado por los hermanos Churriguera para su colocación.