La Junta pone en marcha una estrategia para que las personas con un infarto reciban tratamiento en menos de 90 minutos

El consejero de Sanidad, José María Vergeles
EUROPA PRESS
Publicado 25/10/2018 13:52:40CET

   MÉRIDA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Extremadura pondrá en marcha una estrategia coordinada para propiciar la atención más adecuada y que, en menos de 90 minutos, las personas que sufran un infarto agudo de miocardio reciban el tratamiento más indicado para su caso, bien medicamentoso o a través de un cateterismo.

   El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha presentado este jueves el 'Código Infarto Extremadura' y ha destacado la importancia de reducir el tiempo en el que un paciente afectado por un infarto recibe el tratamiento pertinente independientemente del lugar de la región en el que resida, porque así se reducirá la mortalidad.

   Vergeles ha estado acompañado en la rueda de prensa por el director gerente del SES, Ceciliano Franco; el director general de Asistencia Sanitaria, Vicente Alonso, y la subdirectora de Atención Especializada, María Concepción Gutiérrez.

   En su intervención, Vergeles ha expuesto que las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de fallecimiento en la comunidad de Extremadura. Así, en 2016, un total de 3.362 extremeños fallecieron por esta causa, un tercio del total de las muertes.

   Dentro de las enfermedades cardiovasculares, la cardiopatía isquémica, la insuficiencia cardiaca y el accidente cerebrovascular son las tres mayoritarias, y Extremadura cuenta con el 'Código ictus' y ahora con 'Código Infarto' para prestar la mejor atención, ha expuesto.

DISCAPACIDAD Y ENFERMEDAD

   En esta línea, el consejero ha expuesto que atender las cardiopatías isquémicas no solo es importante por el número de fallecimientos que provoca sino también por el grado de discapacidad y dependencia y por las enfermedades que provoca.

   Así, ha explicado que se producen varios tipos de infarto y el 'Código Infarto Extremadura' se dedicará a la atención de los infartos producidos por trombos, cuyo tratamiento puede ser medicamentoso para disolver el coágulo o bien a través de cateterismos, procedimiento que quita el trombo de forma mecánica.

   Ante ello, se ha elaborado la estrategia 'Código Infarto' para disminuir la morbimortalidad por el síndrome coronario agudo debido a la disminución de los tiempos de demora en los tratamientos que demanda el paciente.

   Para ello, se han diseñado una serie de herramientas dirigidas a los clínicos, al personal del transporte sanitario y al personal que trabaja en el Centro 112 para que tengan coordinado el proceso de atención al paciente afectado por un infarto agudo de miocardio.

   En esta línea, se han elaborado protocolos para la derivación al servicio de referencia adecuado en cada caso dependiendo de donde viva el paciente y también protocolos de establecimiento de rutas de derivación para el transporte sanitario de cara a que sea lo más rápido posible.

   "Y para eso hemos tenido que poner de acuerdo a centros de salud, a hospitales y al transporte sanitario, además de al 112, esa labor de coordinación es lo que nos permitirá dar la respuesta adecuada", ha asegurado el consejero.

   En esta línea, José María Vergeles ha lamentado que Extremadura sea de las últimas comunidades en poner en marcha el 'Código Infarto', algo que la administración autonómica debía a los extremeños, ha dicho.

   En la actualidad, el Hospital de Mérida, el Hospital Universitario de Badajoz y el Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres pueden hacer cateterismos siete días a la semana durante las 24 horas, aunque la región cuenta también con otros centros hospitalarios que pueden utilizar en los primeros momentos, en lugar del cateterismo y si está indicado, el tratamiento medicamentoso para disolver el trombo.

   Por ello, y como ha explicado el consejero, dependiendo de donde se encuentre el paciente, los recursos sanitarios dispensarán el tratamiento que sea más rápido y adecuado en cada momento.