Actualizado 29/10/2009 22:14 CET

La Junta tomará medidas para "normalizar" los pagos del personal afectado por las trasferencias de los psiquiátricos

MÉRIDA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Extremadura anunció hoy que se encuentra trabajando para "normalizar" los pagos de los empelados públicos que el pasado mes de julio pasaron a formar parte de la Junta de Extremadura como consecuencia del traspaso de competencias de los centros psiquiátricos de Mérida y Plasencia dependientes con anterioridad de las Diputaciones Provinciales

La aprobación de la relación de puestos de trabajo de los centros psiquiátricos entró en vigor el día 2 de julio de 2009, siendo este el punto de partida para la integración plena del personal transferido a la estructura retributiva de la Junta de Extremadura.

Sin embargo, según recordó la Junta en nota de prensa, el hecho de que estos trabajadores percibieran sus nominas a través de dos sistemas retributivos distintos hace necesario que se culmine un proceso de adaptación ya iniciado.

"Esta migración de un sistema a otro supone una serie de fases en la percepción de nominas a la vez que hay que regularizar las retribuciones tomadas con anterioridad, detrayendo las partidas correspondientes adaptándolas a la nueva estructura", explicó el Ejecutivo regional.

Dentro de estas partidas retributivas aún quedan conceptos pendientes de abonar de procesos administrativos previos que necesitan ser completados, como el reconocimiento de situaciones administrativas "que se verán incorporadas paulatinamente". Así, en las próximas nóminas se producirán incrementos que resolverán situaciones como las referidas a horas extras y otros conceptos.

En estos momentos, la Junta de Extremadura esta trabajando para subsanar esta situación con la "máxima celeridad posible" a la vez que manifiesta que situaciones "poco deseables como ésta se dan de manera muy excepcional".

Por último, representantes de la Administración Autonómica se desplazarán mañana hasta los centros socio sanitarios de Mérida y Plasencia para reunirse con el personal afectado, con el objeto de explicar las incorrecciones producidas en la confección de las nominas.