Más de 200 personas están preparadas en Extremadura para intervenir en posibles incidencias por fenómenos meteorológicos

412973.1.644.368.20181030134303
Vídeo de la noticia
Publicado 30/10/2018 13:43:03CET

   BADAJOZ, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Más de 200 personas están preparadas en Extremadura para intervenir ante posibles incidencias por fenómenos meteorológicos extremos en el marco del Plan de Vialidad Invernal 2018-2019, que dispone en la comunidad de 31 equipos completos de maquinaria, 29 vehículos auxiliares y 1.596 toneladas de sal.

   Así lo ha anunciado la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, quien ha asegurado que la región "está prevenida" y las carreteras "preparadas" al contar con los medios y recursos "necesarios" para actuar antes posibles fenómenos meteorológicos adversos que se puedan producir este otoño y el próximo invierno.

   García Seco ha realizado estas declaraciones tras presidir la reunión anual del Plan de Vialidad Invernal 2018-2019 para situaciones meteorológicas extremas en las carreteras del Estado en la región; un encuentro celebrado este martes, día 30, en la sede la Delegación de Gobierno y en el que han intervenido representantes de las jefaturas provinciales de Tráfico, Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Demarcación de Carreteras, Junta de Extremadura, diputaciones o la Fempex.

   También han estado presentes representantes de la Policía Nacional, Guardia Civil, Unidad Militar de Emergencias (UME), Servicios de Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Badajoz y, por primera vez, también de Cruz Roja en este encuentro cuyo objetivo, según ha recordado, es garantizar con los recursos disponibles la seguridad de los ciudadanos cuando se producen fenómenos meteorológicos adversos durante los próximos meses.

   Así, la delegada del Gobierno ha especificado que se trata de establecer "una eficaz coordinación de actuaciones" ante situaciones de nevadas, hielo, granizo o fuertes lluvias con el fin de evitar o reducir el número tramos con restricciones o retenciones de tráfico, así como asegurar la atención a los ocupantes de los vehículos cuando la situación lo demande.

   De esta manera, se han concretado medidas de actuación para prevenir la formación de placas de hielo sobre las calzadas cuando se esperen heladas; informar a los usuarios de las carreteras ante cualquier incidencia con antelación suficiente y, en caso de nevadas, retirar la nieve para minimizar las perturbaciones de tráfico.

RECURSOS EN EXTREMADURA

   El Plan de Vialidad Invernal 2018-2019 dispone de 31 equipos completos de maquinaria, distribuidos en 13 unidades para la provincia de Badajoz y 18 para la provincia de Cáceres. A este número hay que sumar 29 vehículos de maquinaria auxiliar, uno más que el año pasado, y en concreto, se cuenta con cuatro todoterrenos, 17 camiones grúa y ocho máquinas retroexcavadoras.

   Además, hay almacenadas 1.596 toneladas de sal distribuidas en siete silos y seis naves, de las que 476 toneladas son para la provincia de Badajoz y 1.120 para la provincia de Cáceres debido a que en esta última, al tener más altitud, hay más posibilidades de nevadas.

   También se cuenta con 11 plantas de salmuera, agua con una concentración de sal superior al 5 por ciento disuelta y que se utiliza para evitar la formación de hielo en las carreteras, con una capacidad de depósitos total de 295.000 litros, acerca de lo cual García Seco ha ejemplificado que en la campaña pasada se consumieron 2.207 toneladas de sal en toda la región, de las que 1.904 toneladas se usaron en la provincia de Cáceres.

   Asimismo, ha agregado, se llevaron a cabo 32 operaciones curativas o "veces que hubo que quitar nieve", todas ellas en la provincia de Cáceres y ninguna en la de Badajoz, junto con 581 operaciones de carácter preventivo.

   La delegada del Gobierno ha señalado de igual modo que, por parte de la Aemet en Extremadura, se cuenta con 132 estaciones meteorológicas móviles, de las que 52 envían datos cada hora sobre el tiempo en puntos diversos de la región, y que sus representantes en la reunión han adelantado que este año el invierno se prevé en la media en lo que a precipitaciones se refiere y con temperaturas "algo más cálidas de lo normal" a pesar del frío de estos días.

   Finalmente, ha agradecido el trabajo en equipo realizado por todos los organismos competentes en esta tarea "para favorecer, con las medidas adecuadas, el tránsito de vehículos y la seguridad de los viajeros" y ha apelado a la "precaución y prudencia" de los conductores a la hora de ponerse al volante en situaciones meteorológicas adversas.

GUARDIA CIVIL

   En este mismo sentido, el comandante Héctor Pulido ha indicado que, como cada año, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha establecido un plan de actuación con el objetivo de "garantizar" la circulación en las carreteras cuando se producen nevadas o heladas aplicando las restricciones o desvíos que sean convenientes para así "prevenir, evitar o reducir al máximo" aquellos tramos de carretera que puedan estar sometidos a restricción y que dure el menor tiempo posible.

   Así, y para que las máquinas quitanieves y demás medios de limpieza puedan actuar en las carreteras con normalidad, ha reconocido, se generan "molestias" en los ciudadanos y que deban esperar en una retención, por lo que ha pedido "comprensión" dado que el objetivo es que la circulación "fluya" y "no existan personas atascadas" en las carreteras.

   También ha destacado que el sector de Tráfico de la Guardia Civil en Extremadura dispone de 390 efectivos y contaría con la colaboración, en caso de que hubiera que poner en marcha el plan, de las unidades de Seguridad Ciudadana, al tiempo que ha aconsejado, en caso de nevadas y cuando se vaya a emprender un viaje, que los ciudadanos se informen en las páginas de la DGT, Protección Civil o Aemet "y hagan caso a los consejos que se le dan".

DGT

   En nombre de las dos jefaturas provinciales de Tráfico, Cristina Redondo ha hecho un llamamiento a los conductores, a quienes ha trasladado la importancia de la colaboración ante episodios que en la región "parece que no son tan frecuentes" pero que "sí que se dan" con carreteras que se pueden ver afectadas o "episodios graves" por motivo de las nevadas, por lo que ha instado a "hacer caso" de las indicaciones que se hacen desde los medios de alerta o y de los paneles de mensajes variable que son "obligatorios y hay que cumplirlo".

   Finalmente y si se restringe la circulación en una carretera, ha dicho, "hay que cumplirlo" porque se puede dar la posibilidad de que los conductores "se queden atrapados", a la vez que ha recomendado poner "a punto" los vehículos en aspectos como los neumáticos o el líquido de frenos, llevar cadenas y saber ponerlas.