Publicado 05/05/2022 11:56

Pacma llevará a la Fiscalía las "cruentas prácticas" de un rehalero de Badajoz al entrenar perros con cerdos vivos

Perro de rehala con un cerdo
Perro de rehala con un cerdo - PACMA

   MÉRIDA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

   El Partido Animalista Pacma acudirá a la Fiscalía por las "cruentas prácticas" de un rehalero de Badajoz que presuntamente entrena a sus cachorros "azuzándoles" contra cerdos vivos.

   En vídeos compartidos por la formación política animalista y publicados por la página de cazadores 'Alanos de Monfragüe' en Facebook se aprecia cómo el individuo "alienta a un cachorro a perseguir y morder a un lechón", apunta Pacma.

   Una práctica calificada por Pacma como "extremadamente violenta y desagradable", pero que "suele ser frecuente en el mundo de la cría y el entrenamiento de perros de rehala, que son aquellos a los que se emplea para cazar en grupo, normalmente, a animales calificados como caza mayor, aunque también pueden ser utilizados para la captura de especies de pequeño tamaño".

   En dicha página, según indica en nota de prensa Pacma, existen más documentos audiovisuales sobre esta modalidad de caza, en los que se muestra cómo un grupo de perros "arranca la piel a cerdos vivos extenuados". Un método que "parece estar normalizado por quienes se dedican a la cinegética para entrenar a los perros desde que son cachorros", añade. "Serán perros extraordinarios", declara el cazador en la publicación.

   De este modo, Pacma apunta que presentará ante la Fiscalía una denuncia ante el rehalero extremeño "por la crueldad de sus prácticas con los animales", a la vez que reclama la "nula necesidad" de permitir la caza en España en pleno 2022. "La cinegética descompensa ecosistemas, crea sobrepoblación a través de la eliminación de depredadores y la existencia de granjas cinegéticas, produce sufrimiento a los animales que cazan y a los que son cazados, restringe el acceso de los civiles no practicantes a áreas del campo, contamina y es practicada por un porcentaje residual de los españoles. Es una práctica que resta", argumenta.

   Finalmente, Pacma también recuerda que la Junta de Extremadura propuso en 2021 iniciar el expediente para declarar la rehala y la montería como Bien de Interés Cultural (BIC), algo que, en caso de conseguirse, otorgaría a esta modalidad de caza una categoría de protección "especial" y "blindaje".

   Sin embargo, el Partido Animalista explica que solicitó la revocación de dicho expediente por sustentarse en un procedimiento "ya caducado", ya que "cuando se dictó la Resolución el 24 de marzo de 2021, ya el expediente empezado por las solicitudes de fechas 31 de enero de 2018 y 10 de julio de 2020 estaba caducado y, por lo tanto, el procedimiento administrativo que se tramitó a continuación sería nulo".

   Esto supondría, a su juicio, la anulación de la inclusión de la montería y la rehala como BIC en Extremadura o, en su defecto, su retraso al precisarse el inicio de un nuevo procedimiento "desde cero".

Más información