Actualizado 27/01/2012 14:28 CET

El Parlamento de Extremadura rechaza las opiniones "revisionistas" y la "negación" del Holocausto por "vergonzosas"

Asamblea
EUROPA PRESS

Advierte sobre el "ascenso" de partidos xenófobos y de extrema derecha y la "creciente aceptación pública de sus ideas"

MÉRIDA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Extremadura ha mostrado su rechazo a las opiniones "revisionistas" y la "negación" del Holocausto por "vergonzosas" y "contrarias a la realidad histórica", y ha advertido sobre el "ascenso" de partidos xenófobos y de extrema derecha y la "creciente aceptación pública de sus ideas".

La cámara autonómica también sostiene que Europa debe ser "edificada" sobre valores democráticos como el respeto y la tolerancia, así como hacer primar el diálogo y el entendimiento para "solucionar las divergencias y conflictos", y apuesta igualmente por el "entendimiento de la diversidad y la inclusión social como una fuente de riqueza y un bien necesario".

Así lo plantea el parlamento extremeño en una declaración institucional consensuada por el Grupo Popular, el Grupo Socialista y la Agrupación de Diputación IU-Verdes-SIEX, leída por el presidente de la cámara regional, Fernando Manzano, durante un acto celebrado este viernes en la Asamblea con motivo del Día Europeo de la Memoria del Holocausto.

El evento, celebrado en la Sala de la Autonomía del parlamento de la comunidad, en Mérida, también con motivo del Día Internacional del Holocausto y de la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad, ha contado con la presencia --además del presidente Manzano-- del portavoz del Grupo Popular, Luis Alfonso Hernández Carrón, la diputada del PSOE María Ascensión Murillo, y el diputado de IU Víctor Casco. La vicepresidenta de la Asamblea, Consuelo Rodríguez Píriz, también ha estado presente.

PELIGROS DE LOS TOTALITARISMOS

En la declaración, la cámara extremeña rememora el "horroroso" capítulo de la historia concerniente al Holocausto para recordar "los peligros que entrañan los totalitarismos, las imposiciones, la discriminación, la intolerancia, el racismo y la xenofobia".

Ante dicho hecho histórico, la Asamblea resalta también su deseo de "defender y garantizar a ultranza el derecho de toda persona a practicar sus creencias religiosas, a sustentar y manifestar sus ideas políticas, a ser respetado con independencia de su origen étnico o cultural, y a disfrutar de la libertad sexual".

Asimismo, solicita el "apoyo" de "todos" los agentes sociales en la lucha contra la violencia y la discriminación, con "especial" atención al sector educativo y los medios de comunicación como "principales transmisores de valores".

RECUERDO

El Parlamento de Extremadura ha celebrado el acto de este viernes, día 27, por ser la fecha elegida por el Parlamento Europeo y por la Asamblea General de las Naciones Unidas para instaurar el Día Europeo de la Memoria del Holocausto y el Día Internacional de la Memoria del Holocausto y Prevención de los Crímenes contra la Humanidad.

Se trata de una fecha que coincide con la liberación, en 1945, del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau (Polonia), donde fueron asesinados un millón y medio de judíos, personas de etnia romaní, polacos, rusos, prisioneros políticos y homosexuales, recuerda la declaración institucional.

Tras calificar como "deprimente" el citado campo de exterminio, Fernando Manzano se ha unido en nombre de los diputados de la cámara extremeña al recuerdo de las víctimas y a los actos de condena de "uno de los sucesos más oscuros y terribles de la historia de Europa".

En concreto, se ha referido en este caso a "la aniquilación sistemática y premeditada por parte del ejército nazi de más de seis millones de judíos, además de cientos de miles de personas que fueron perseguidas por motivos de raza, origen étnico, religión, categoría social, convicciones políticas u orientación sexual".

Finalmente, ha lamentado que con la "aberrante barbarie" del Holocausto "se socavaron en Europa los cimientos del Estado de Derecho, los Derechos Humanos y la Democracia Parlamentaria", los cuales ha calificado como "pilares básicos y esenciales para la coexistencia pacífica, el desarrollo moral y la libertad".