Actualizado 19/03/2015 17:41 CET

El Parlamento extremeño aboga por una Estrategia por el Cambio Demográfico

Despoblación
EUROPA PRESS

MÉRIDA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Extremadura aboga por que en el futuro sistema de financiación autonómica se vean reflejadas las "características" de regiones como la extremeña, donde el envejecimiento, la dispersión y la baja natalidad "condicionan el presupuesto y las políticas del conjunto de las administraciones regionales".

Defiende igualmente que el futuro sistema de financiación autonómica tiene que contar con "importantes partidas" que luchen contra la despoblación, y que permitan que las zonas afectadas por este "grave problema" puedan incorporarse al "dinamismo económico" del resto de regiones españolas.

Apuesta también por la articulación de una Estrategia Española por el Cambio Demográfico, dentro de las conclusiones del informe elaborado por la Comisión No Permanente de Estudio sobre la Despoblación en Extremadura que ha venido realizando sus trabajos sobre la temática desde hace un año y medio en la cámara regional, y que han sido aprobadas por unanimidad en la sesión plenaria que la institución parlamentaria autonómica celebra este jueves, día 19.

Entre las conclusiones que han consensuado los cuatro grupos parlamentarios (PP, PSOE, IU y PREX-CREX) se insta igualmente al Gobierno extremeño a crear un grupo de trabajo que elabore una Estrategia Regional de Lucha contra la Despoblación con un horizonte de 20 años.

Como líneas generales de dicha estrategia autonómica, las formaciones políticas defienden que la misma debe ser "común" a todos los niveles orgánicos de las administraciones públicas (Unión Europea, Estado español, comunidad autónoma, diputaciones y entidades locales).

DEUDA HISTÓRICA

El informe aprobado este jueves por los cuatro grupos parlamentarios de la comunidad apuesta también por el "cumplimiento íntegro" de las disposiciones adicionales primera y segunda del Estatuto de Autonomía, en relación a las asignaciones complementarias (Deuda Histórica) y las inversiones ordinarias del Estado (1% del PIB regional).

Aboga también por que todos los extremeños tengan "derecho" al acceso, "en igualdad de condiciones", a los servicios públicos básicos para fijar población atraer a nuevos pobladores.

Igualmente, el informe defiende como una "prioridad" para el Gobierno de Extremadura insistir en el desarrollo de infraestructuras como el AVE, el Eje 16, la Autovía del Levante, la Plataforma Logística de Badajoz, el ferrocarril autonómico, la autovía Cáceres-Badajoz y el aeródromo de Cáceres.

Asimismo, aboga por continuar con el apoyo a la natalidad desde el punto de vista no sólo social, sino también económico a través del establecimiento de ayudas y beneficios fiscales a las familias numerosas.

De igual modo, defiende como algo "primordial" que hay que seguir potenciando un "cooperativismo fuerte que genere más riqueza para la región"; así como que hay que continuar con la política de internacionalización de la economía extremeña; y que hay que incidir en la industrialización de la comunidad.

Además, el informe defiende el establecimiento de una política educativa que potencia una formación profesional encaminada a dotar de personas cualificadas a los sectores productivos "más relevantes" de la región; así como apuesta por la cultura del emprendimiento, por las posibilidades de las energías renovables, y por la puesta en funcionamiento de la Estrategia de Especialización Inteligente.

PROTECCIÓN AMBIENTAL

Por otra parte, el informe de conclusiones apuesta por el consenso de políticas que permitan la conservación del medio ambiente "privilegiado" de Extremadura "conjugándolo" con el desarrollo económico de la región. Para ello, plantea una revisión de la protección medioambiental para que "no sea un impedimento al desarrollo de las zonas rurales" y "protegiendo las zonas que realmente merezcan esa protección".

En este sentido, defiende que hay que delimitar las zonas protegidas para posibilitar un "mayor" desarrollo sostenible de las zonas rurales.

También apuesta por el establecimiento de planes de desarrollo comarcales, incluso locales, donde se consensúen las "prioridades" de desarrollo de cada zona de Extremadura teniendo en cuenta la agricultura, la ganadería, el turismo, el medio ambiente, la caza, la pesca, la industria, el comercio, y la colaboración internacional con Portugal, todo ello "sin perder la esencia extremeña".

Asimismo, plantea la "necesidad" de contar con una Ley de Desarrollo Rural en Extremadura, con el objetivo de regular y establecer medidas para "favorecer" el desarrollo sostenible del medio rural.

Para leer más