El Plan de Empleo Social logra la reinserción laboral del 56,6 por ciento de las personas beneficiarias

El secretario general de Empleo, Javier Luna
JUNTA DE EXTREMADURA
Publicado 26/11/2018 14:37:56CET

   MÉRIDA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las convocatorias del Plan de Empleo Social ejecutadas hasta el momento han logrado, como media, una reinserción laboral del 56,6 por ciento de las personas beneficiarias, según ha desvelado este lunes en la Asamblea de Extremadura el secretario general de Empleo, Javier Luna.

   Según los datos facilitados por Luna ante la Comisión de Educación y Empleo, las cuatro convocatorias del Plan realizadas hasta ahora (incluida la cerrada hace unas pocas semanas) han permitido una oportunidad de empleo para 16.000 personas, 12.800 en el ámbito del empleo público municipal y 3.200 en entidades privadas, "porque este es un plan que incluye al sector privado en sus previsiones de contratación".

   De este total, se han revisado y certificado a día de hoy 9.328 expedientes de contratación, y se ha constatado que 5.279 beneficiarios de este plan "han logrado posteriormente un empleo, lo que supone una tasa de reinserción laboral del 56,6 por ciento".

   El secretario general de Empleo ha explicado que, al inicio de la legislatura, la administración autonómica se encontró con una situación de "verdadera emergencia social", con 90.700 personas paradas de larga duración (más de un año sin empleo), y 47.861 personas desempleadas que no recibían prestación alguna, según ha informado la Junta en nota de prensa.

    Por ello, ha continuado, se puso en marcha un "plan de choque", cuyo objetivo era quíntuple, por un lado, el retorno al mercado laboral de personas excluidas, además de permitir a estar personas percibir una renta por trabajo, mejorar su autoconfianza y motivación para que retornasen al mercado laboral, desarrollar nuevas habilidades laborales y sumar jornadas trabajadas de cara a una futura prestación.

   "Este plan es una herramienta para afrontar una emergencia social, no una solución definitiva, y tengo que señalar que actualmente el número de personas paradas de larga duración ha descendido un 47 por ciento, hasta quedar en 53.500 personas y la cifra de personas que no cobran prestación ha bajado un 37 por ciento, hasta quedar en 30.207 personas", ha manifestado Javier Luna.

   A su vez, Luna ha añadido que "además, la tasa de hogares con baja intensidad del empleo se ha reducido en siete puntos porcentuales, hasta el 15,4 por ciento. Esto supone que 50.000 extremeños y extremeñas han visto cómo la situación laboral en sus familias mejoraba notablemente".

   Javier Luna ha comentado que este plan, consensuado con los agentes económicos y sociales y con la propia Fempex, ha supuesto una inversión de 96 millones de euros, de los que la mitad los ha financiado la Junta de Extremadura y el resto, a medias, entre la Diputación Provincial de Cáceres y la Diputación Provincial de Badajoz, y que se ha adaptado en lo posible a las necesidades y posibilidades de los ayuntamientos.

   De este modo, cada contrato de trabajo se subvenciona con un máximo de 6.000 euros, por un periodo de seis meses, y las contrataciones deben ser a jornada completa, salvo que algún municipio justifique de manera adecuada que tiene problemas económicos para realizar estos contratos, permitiéndose entonces una reducción de jornada, nunca mayor del 30 por ciento.

   Javier Luna ha concluido señalando que, pese a que el Plan de Empleo Social tiene como objetivo principal hacer frente a una situación de exclusión social de las personas paradas de larga duración y que no cuentan con ingresos, las acciones desarrolladas han permitido, como "efecto positivo añadido", 'activar' a estas personas y facilitar el retorno al mercado laboral de más de la mitad.