El porcentaje de vehículos sancionados por incumplir la normativa de transporte del tomate en Extremadura se ha reducido

Publicado 09/07/2019 13:25:53CET
Reunión en la Delegación del Gobierno en Extremadura
Reunión en la Delegación del Gobierno en ExtremaduraDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

   BADAJOZ, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha concretado que se ha reducido el porcentaje de vehículos que han sido sancionados como consecuencia del incumplimiento de la normativa de transporte del tomate por carretera, a pesar de haberse incrementado en un 50 por ciento los vehículos inspeccionados en la campaña del 2018.

   Una campaña la del pasado año en la que, como ha explicado, se ha pasado de inspeccionar 800 vehículos en el 17 a 1.500 vehículos en el 18, y en la que "aún así ha habido un 17 por ciento menos de vehículos sancionados como consecuencia del incumplimiento, sobre todo, de las condiciones de la estiba de ese producto".

   En relación al pasado año, ha señalado asimismo que las denuncias han bajado un 17 por ciento con relación a los vehículos inspeccionados y que se interpusieron unas 480 denuncias en total, a la vez que ha remachado que se ha podido constatar que los incidentes que han producido aquellos vehículos que no llegaban la carga "en condiciones adecuadas" han sido menores.

INCIDENCIAS MENORES

   "Ha habido pequeños vertidos, y hay que recomendar que los vehículos que salen de las explotaciones y de las cooperativas salgan perfectamente limpios también, para que algunos productos que se quedan entre el camión y la cuba tampoco lleguen a la vía, pero esas incidencias que han sido menores hay que reducirlas todavía más", ha recordado García Seco, para añadir que en los últimos años se está produciendo un incremento de los controles.

   De este modo, ha continuado, agricultores y transportistas están "más concienciados" de que es "probable" que la Guardia Civil esté en esas vías por las que se transporta el tomate y ese incremento de los controles está produciendo que haya menos denuncias por vehículo inspeccionado.

   Al respecto, ha abogado por continuar con ese trabajo y ha recomendado que se cumpla de manera "rigurosa" la normativa, dado que el transporte del tomate tiene que ir de forma adecuada, en las cubas autorizadas, tapado, con unas cinchas que tienen que cumplir la normativa vigente y a través de las vías que están adaptadas para ello.

CONTROL Y SEGURIDAD DEL TRANSPORTE DE TOMATE

   Así lo ha señalado en declaraciones a los medios tras mantener en la Delegación del Gobierno la tradicional reunión para el control y seguridad del transporte del tomate por carretera que se mantiene cada año al inicio de dicha campaña para analizar las condiciones de transporte del producto hasta las industrias de transformación desde las explotaciones agrarias o desde las cooperativas.

   Una reunión que se viene haciendo desde hace 10 años y gracias a la cual "se ha ido consiguiendo una mejora evidente de las condiciones de transporte que inciden de forma especial en la seguridad vial", según García Seco, que ha alertado de que todos los vertidos que se producen del tomate y que llegan a las vías, principalmente interurbanas, como consecuencia de un transporte "no adecuado" son "muy peligrosos" para el resto de los usuarios de esas vías.

   "Por tanto y en aplicación de los sucesivos cambios normativos se han ido mejorando sustancialmente las condiciones de transporte", ha insistido, para agregar que la mencionada reunión ha transcurrido "con absoluta normalidad" y que todos los intervinientes, tanto del sector agrario y del transporte, los titulares de las vías y las jefaturas de Tráfico y la Guardia Civil, así como la fiscalía de Seguridad Vial, "se han felicitado por un avance importante en esta materia".

   Una reunión, ha remachado la delegada del Gobierno, "muy positiva por parte de todas las personas que han asistido" en torno a una campaña de transporte del tomate que comenzará a finales de este mes, que dura 60 días aproximadamente y en la que se producen alrededor de 200.000 desplazamientos de vehículos pesados hacia las fábricas de transformación del producto.

DOS MILLONES DE TONELADAS

   La campaña se iniciará en la última semana de julio y se extenderá hasta finales del mes de septiembre, unas fechas durante las cuales se transportarán por las carreteras de Extremadura en torno a dos millones de toneladas de tomate, lo que va a suponer que se realicen más de 200.000 transportes.

   En datos globales, según la Delegación del Gobierno, la Guardia Civil ha registrado un ligero incremento en el número de incidentes de tráfico ocasionados por el transporte de tomate en 2018 con respecto a la campaña anterior; pasado de 74 a 88 incidencias; aunque la cantidad de material retirado de las calzadas ha sido bastante menor que en la campaña de 2017.

   La mayoría de estas incidencias se produjeron en la N-5 y en el A-5, aunque también se han empezado a detectar incidentes en las A-58 y en la N-521.

   Durante la campaña pasada, 2018, se inspeccionaron 1.329 vehículos y se pusieron 448 denuncias; produciéndose un descenso de significativo del 17 por ciento en el porcentaje de vehículos denunciados, pese al incremento de los controles realizados por la Guardia Civil de Tráfico.

   "No podemos bajar la guardia, por lo que vamos a seguir intensificando las medidas de control de este transporte con el objetivo de reducir al mínimo los posibles riesgos para el tráfico ocasionados por estos transportes", ha concluido Yolanda García Seco.

Contador