El PP rechaza negociar los Presupuestos con la Junta porque ya están "atados" con Podemos

Luis Alfonso Hernández Carrón, en una imagen de archivo.
Europa Press
Actualizado 24/10/2018 12:25:27 CET

   Carrón sostiene que la tramitación de leyes como la de Renta Garantizada o la de climatización de colegios así lo evidencian

   MÉRIDA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha negado cualquier opción de que su partido se siente a negociar con la Junta los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGEx) para 2019, al entender que ya están "atados" con Podemos a pesar del "pasteleo" que ambas formaciones están realizando en los últimos días.

   Carrón ha señalado que la tramitación parlamentaria de propuestas legislativas de la formación morada, como la de Renta garantizada o la de eficiencia energética en los centros educativos, que supondrían en caso de salir adelante partidas de más de cien millones de euros cada una de ellas en las cuentas autonómicas del próximo año, demuestran el supuesto acuerdo entre PSOE y Podemos.

   En una rueda de prensa, Carrón ha tratado de evidenciar que las cuentas de 2019 ya están cerradas en virtud del cambio de criterio de la Junta con respecto a la propuesta de Ley de Podemos sobre el acondicionamiento climático de los centros educativos, que el pasado mes de abril fue vetada por la Junta por comprometer la estabilidad presupuestaria de la comunidad, y unos meses después, en julio, permitió su tramitación.

   Una tramitación que pone de manifiesto el "pasteleo que se están trayendo los socialistas y los podemitas en esta región, donde unos tragan con los chiringuitos socialistas y otros con las leyes que le trae Podemos".

   Así se ha referido el diputado 'popular' a la Agencia Extremeña de la Energía (Agenex), sobre la que viene advirtiendo desde hace semanas que el nombramiento de su director, Cosme Segador, supone un caso "flagrante" de incompatibilidad, al ser copropietario de una empresa del sector fotovoltaico y además, mantener una relación personal con una dirigente socialista.

   Por tanto, la negociación entre la Junta y Podemos sobre las cuentas regionales del próximo año no son más que un "paripé", ha dicho Carrón en alusión a la definición utilizada por el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, el pasado lunes, algo que los 'populares', advierte, no van a "permitir", y en este sentido ha aseverado que el Partido Popular "rechaza la negociación" del Presupuesto con la Junta, porque "están atados, blindados, cosidos, negociados entre el PSOE y Podemos".

   Por contra, ha añadido, cuando el PP plantea leyes para bajar los impuestos, como la propuesta de ley de impulso económico, en la que los 'populares' incorporaban una rebaja tributatria para los extremeños que cifraron en 69 millones de euros, la Junta la veta argumentando que afecta a los presupuestos de 2019.

"¿Qué quiere la consejera de Hacienda que negociemos? ¿Nos está tomando el pelo o qué? ¿Se piensa que somos tontos o qué?", ha espetado Carrón quien, posteriormente, al ser preguntado por si no hay ninguna posibilidad de que el PP se siente con la Junta para negociar los presupuestos, ha respondido que "no, porque los presupuestos de 2019 están cerrados ya con Podemos".

SIN INGRESOS PARA RESPALDAR LOS PGEX

   El diputado 'popular' ha sido asimismo preguntado por el planteamiento que Podemos ha realizado este mismo jueves a la Junta acerca de la inclusión en los PGEx de un proyecto "integral" de empleo dotado con 170 millones, y con el que se pretenden "crear" y "consolidar" hasta 15.000 puestos de trabajo en la comunidad.

   Al respecto, Carrón ha recordado que estos 170 millones se sumarán a los "más de 100 millones" que supondrán, respectivamente, la nueva renta garantizada y la ley de acondicionamiento de centros educativos solicitados por Podemos, una cantidades que "difícilmente se podrán respaldar" con los ingresos de la comunidad autónoma.

"CHIRINGUITO SOCIALISTA"

   Por otra parte, Hernández Carrón ha anunciado el rechazo del PP a la propuesta de ley de Podemos para el acondicionamiento climático de centros educativos extremeños, en tanto que encomienda a la Agencia Extremeña de la Energía (Agenex) la realización de una auditoría de los centros, así como los planes de acondicionamiento de los mismos.

   Esto es algo "inasumible" para los 'populares' extremeños, en tanto que Agenex tiene "todos los ingredientes" para ser considerado un "chiringuito socialista" para la "colocación" de familiares y personas vinculadas al PSOE.

   Así, ha insistido en que su director general, Cosme Segador, incurre en un "flagrante" caso de incompatibilidad, al ser "copropietario" de una empresa del mismo sector en el que opera Agenex, en este caso una fotovotaica, además de ser marido de Eva Chinarro García, secretaria ejecutiva de Cambio Climático del PSOE en Extremadura y concejala socialista en el Ayuntamiento de La Albuera (Badajoz).

   A ello, ha sumado que el propio Segador ha "blindado" el contrato de Javier Ordóñez, yerno del exconsejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, con competencias en Energía y, por tanto, departamento del que, según Carrón, dependería Agenex.

ENTE "INSTRUMENTAL" DE LA JUNTA

   Y es que, ha vuelto a insistir, en que Agenex, a pesar de que actualmente no está sometida, ha dicho, al control del parlamento extremeño, es una entidad "instrumental" de la Junta de Extremadura, además de estar sufragada con los presupuestos de varias entidades públicas, entre ellas la propia Junta y las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz.

   Al respecto, ha apuntado que el PP va a "obligar a la Junta" a que "ponga orden en Agenex" y la incluya en la Ley 5/2007, General de Hacienda Pública de Extremadura, que según Carrón sí recoge que la citada agencia forma parte de la misma a pesar del argumento contrario del Ejecutivo regional.

   Además, ha recordado que Agenex está en la Ley de Presupuestos de la Junta, y por tanto, se financia con dinero público de la Junta y otras administraciones, así como sus estatutos, aprobados en 2013, la definen como un "ente perteneciente al sector público autonómico", además de constituirse, tal y como se recoge en la modificación de los estatutos de 2015, como un "medio instrumental de la Junta, que se adscribe a la consejería competente en materia de Energía".

   Por todo ello, considera el caso de Agenex un "escándalo jurídico" y una "vergüenza", en alusión a "un chiringuito que no está sujeto a ningún control" que los 'populares' llevarán "donde haya que llevarlo" para "destapar" lo que haya en la agencia.