El Presupuesto del Ayuntamiento de Cáceres para 2020 asciende a 68,3 millones, 750.000 euros menos que el vigente

Actualizado 04/12/2019 13:43:29 CET
Luis Salaya y María Ángeles Costa
Luis Salaya y María Ángeles Costa - EUROPA PRESS

Se contempla el aumento en las contratas de los servicios públicos y cambiar "todos" los equipos informáticos en el consistorio

CÁCERES, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres ha presentado este miércoles el borrador de los Presupuestos Generales para 2020 que ascienden a 68.324.440 euros en el capítulo de ingresos, lo que suponen 752.429 euros menos que el ejercicio de 2018, que son las cuentas vigentes tras la prórroga en este año.

Las cuentas contemplan unos gastos de 68.367.242 euros, lo que arroja un saldo negativo de 42.800 euros, con unas inversiones reales de 3,3 millones y no se prevé ninguna subida de impuestos. Los presupuestos participativos contarán con una partida de un millón de euros pero los proyectos que se presenten se valorarán por los técnicos para que "se ajusten a la realidad" y sean viables.

El alcalde de la ciudad, Luis Salaya, y la concejala de Economía, María Ángeles Costa, han presentado las cuentas para el año que viene que arrojan un gasto de personal de 25,5 millones, y gastos corrientes por importe de 25,17 millones. En ingresos, se prevé un montante de 31,85 millones de impuestos directos; 5,8 de impuestos indirectos; 10,4 millones en tasas públicas, y 17,4 en transferencias corrientes, así como 2,1 en transferencias de capital.

Salaya ha explicado que la bajada en los ingresos viene provocada por la rebaja del IBI que se llevó a cabo en la legislatura anterior y por la pérdida del cobro del canon del agua, por lo que dejan de entrar en las arcas municipales unos cuatro millones de euros en total.

Esto se compensará con 3,8 millones de euros que el actual gobierno prevé ingresar de los proyectos de instalación de plantas fotovoltaicas en la ciudad, ya que se cobrarían 2,8 millones del impuesto de construcción y otro millón más de canon.

Incluso, si salieran adelante "todos" los proyectos previstos de este tipo de energía, los ingresos podrían aumentar, según ha indicado el regidor, que ha insistido en que se trata de una previsión "realista" y no es el caso de los ingresos que, año a año, se incluían por la venta de parcelas municipales que después no se vendían.

Entre las inversiones previstas se encuentra la reforma de los baños públicos de la Plaza Mayor, que se adaptarán para personas ostomizadas, con una inversión de 86.000 euros. Además, también se recoge la pista deportiva en el barrio de Montesol con 140.000 euros, que son dos proyectos contemplados en los presupuestos participativos de 2019 y que no se han llevado a cabo, por lo que se incorporan a los presupuestos generales.

Mejoras en el servicio de autobuses como la línea 3, que ofrece servicio al Hospital Universitario, al campus y a la residencia asistida con 160.000 euros; o la que va al Cefot, con 9.000 euros de inversión, son algunas de las previsiones de aumento en el contrato de la empresa concesionaria del transporte público.

Además, una consignación de 49.000 euros más a añadir al contrato de limpieza para atender las áreas caninas, y 40.000 euros de aumento para mejorar el mantenimiento de las piscinas municipales, incluida la de Rincón de Ballesteros, son otros de los gastos previstos que irán a parar en total a las dos principales concesionarias de la ciudad, Subus y Conyser.

OFICINA DE LA POLICÍA EN ALDEA MORET

Se dedicarán 100.000 euros a la adecuación del centro de exámenes de la Dirección General de Tráfico (DGT), previsto en Aldea Moret, y estas instalaciones serán las que ocupe la Policía Local para abrir una "oficina permanente" en el barrio con agentes destinados a esta unidad específica. "No será un cuartelillo al uso", ha defendido Salaya, que insiste en que será una dependencia más de la Policía Local con servicio continuado.

En el capítulo de Cultura se tiene previsto privatizar la instalación de escenarios para las diferentes actividades que se desarrollan en la ciudad y "liberar" a la brigada de obras de esta tarea. Para ello se destinarán 80.000 euros y los nuevos escenarios "serán accesibles, seguros y adaptados y no como los de los pueblos en los años sesenta", ha indicado el alcalde.

Para dinamizar el comercio local hay prevista una partida de 15.000 euros y otros 95.000 se destinarán a subvenciones a asociaciones culturales que ascenderán a ellas por concurrencia competitiva. Por primera vez, se contempla una partida de 12.000 euros destinada a ayudas de organizaciones LGTBI, para organización de eventos y actividades.

Una de las partidas más cuantiosas es la de los 238.000 euros que se van a destinar a renovar los equipos informáticos de los servicios municipales para conseguir "una administración más ágil". Para ello, se cambiarán "todos" los ordenadores del ayuntamiento para mejorar la tramitación de expedientes.

Esta partida servirá también como medida para atraer inversiones a la ciudad, según ha dicho Salaya, ya que facilitará la tramitación de permisos empresariales y ayudará a aminorar las trabas burocráticas para poner en marcha negocios.

En definitiva, según ha incidido el alcalde, se trata de un presupuesto "realista" y diseñado para que "se cumpla". La filosofía de las cuentas presentadas por el Gobierno municipal es "mejorar los servicios públicos", como el transporte o la limpieza viaria, actuar en accesibilidad y "apostar por la atracción de inversiones".

APOYOS Y PLAZOS

Las cuentas ya incorporan "algunas sensibilidades" de los grupos de la oposición aunque queda el trámite de las enmiendas y podrán presentarse nuevas propuestas. Debido a la minoría del PSOE, que cuenta con 9 de los 25 concejales de la corporación municipal, se hace necesario el apoyo de otros grupos, algo que Salaya espera conseguir porque, según ha dicho, "hay buena predisposición a hablar por parte de todos menos el PP".

A la pregunta de si espera que el PP se abstenga para facilitar la aprobación de las cuentas como hizo el PSOE en el primer presupuesto de Elena Nevado en la anterior legislatura, Salaya ha contestado: "Eso es lo que deseo pero no lo espero y confío en no necesitarlo". "No doy nada por hecho pero espero que los presupuestos salgan adelante con el mayor apoyo posible", ha concluido el alcalde.

A partir de la presentación del borrador se abre un plazo de diez días para que las asociaciones de vecinos presenten sus propuestas a incorporar a los Presupuestos Participativos. Una vez los técnicos valores su viabilidad, se tienen que convocar los consejos de distrito y cuando todo esté incorporado en el documento llevarlo a la Comisión de Economía.

Después tendrá que pasar por el Pleno para su aprobación inicial y, tras un mes de exposición pública para alegaciones, volver al Pleno para su aprobación definitiva y entrada en vigor, algo que no pasará, previsiblemente, hasta finales del mes de enero.

Contador

Para leer más