Los trabajadores de Leda aceptan los servicios mínimos y prestarán con "total normalidad" el transporte escolar el lunes

Publicado 01/06/2019 11:01:14CET
Protesta trabajadores Leda
EUROPA PRESS

   MÉRIDA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Comité de Empresa de Leda ha comunicado a la Junta de Extremadura que, a pesar de continuar con la huelga indefinida para reclamar a la compañía el pago de las nóminas atrasadas, aceptan los servicios mínimos establecidos por la Administración y, por tanto, este próximo lunes realizarán con "total normalidad" sus 16 rutas de transporte escolar.

   Así lo han señalado a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación y Empleo, que además detallan que ya ha anulado los trámites con las 15 empresas con las que había contactado para prestar el servicio de transporte escolar, después de que este viernes 581 alumnos no pudieran llegar a clase en su transporte habitual debido al incumplimiento de los servicios mínimos.

   Unos servicios mínimos que en el caso de las rutas escolares están fijadas en el cien por cien, es decir, para las 16 líneas que realiza Leda, de las cuales este viernes únicamente ha funcionado una, dejando a los escolares de numerosas localidades de la región sin poder ir a clase, o trasladándose por sus propios medios.

   La consejería, que ha agradecido la disposición de las empresas contactadas este viernes, señala que su deber es "garantizar que se preste siempre y con total normalidad el servicio de transporte escolar para preservar en todo momento el derecho a la educación".

   Por su parte, los trabajadores decidieron la tarde de este viernes acatar los servicios mínimos, y se han citado con la dirección de la empresa el lunes para tratar de avanzar en las negociaciones.

El conflicto se deriva de los atrasos en el pago de nóminas por parte de Leda a sus trabajadores, concretamente tres, quienes además reclaman un plan de viabilidad a la empresas y una reestructuración de las rutas para reducir la jornada laboral.

Por su parte, la empresa alega que sus problemas económicos proceden de una concesión administrativa "deficitaria", por lo que reclama a la Junta el abono de estas cantidades, que cifra en unos 900.000 euros, si bien la Administración autonómica no reconoce esta cantidad y asegura que está al día en los pagos a la empresa.

Para leer más