Publicado 03/06/2020 13:12:42 +02:00CET

El transporte urbano de Badajoz obtiene una certificación de que cumple con los estándares contra el Covid-19

   BADAJOZ, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio de Transporte Urbano de la ciudad de Badajoz ha obtenido una certificación de la Agencia nacional para la certificación de la calidad y del medioambiente, por la que dispone de un sistema de gestión de seguridad biológica "que cumple con los estándares contra el Covid-19".

   Así lo ha anunciado el alcalde de la capital pacense, Francisco Javier Fragoso, que ha querido transmitir a los vecinos "la tranquilidad y la seguridad que supone viajar en el transporte público en la ciudad".

   En una rueda de prensa telemática, ha manifestado que este certificado es "igual" al que, desde el ayuntamiento, han querido facilitar de forma gratuita a todo el tejido de la pequeña y mediana empresa o el comercio de Badajoz a la hora de poder acceder a una certificación que garantice que se siguen con los protocolos de desinfección y de garantía de seguridad sanitaria para aquellos clientes que puedan recibir.

   Una iniciativa a través del programa de certificación municipal con la "voluntad", ha recordado, de que los vecinos se sientan "seguros" cuando van a sus establecimientos, a sus comercios o sus bares y restaurantes y poder trasladar "esa imagen de que Badajoz es una ciudad segura" para recibir los servicios que tradicionalmente han provisto a todos aquellos que visitan la localidad.

   "Igualmente que el ayuntamiento ha puesto a disposición ese certificado, también lo hemos pedido para aquellos servicios municipales que tienen una intensidad en su trabajo con los vecinos y que también se pudiera certificar a través de diferentes agencias que pueda haber en España", ha explicado, para remarcar que el servicio "más complicado posiblemente es el de transporte urbano", que ha obtenido la certificación de que "dispone de un sistema de gestión de seguridad biológica de que cumple con los estándares contra el Covid-19".

   Según ha detallado, se trata de un certificado emitido por la "prestigiosa" Agencia nacional para la certificación de la calidad y del medioambiente, ante lo cual ha querido trasladar a los vecinos que usar el transporte público en Badajoz "es seguro, siempre y cuando, además, se cumplan con las recomendaciones que marca la normativa vigente, de higiene, de mascarillas, de distancia social".

   "Por parte de la empresa se lleva a cabo un trabajo concienzudo para que este servicio público reúna los requisitos absolutos de calidad y de seguridad, y en este caso pues no lo hemos certificado nosotros, que podía haber sido más sencillo, sino que se ha pedido una certificación de una agencia estatal", ha destacado Fragoso, para reiterar el "prestigio" de dicha agencia y felicitar a la empresa concesionaria por haberlo obtenido.

RECAUDACIÓN Y GESTIÓN DE TRIBUTOS

   En su intervención, Francisco Javier Fragoso ha informado en materia de recaudación y gestión de tributos en la ciudad que a partir del próximo lunes, día 8, comienza el periodo voluntario para el pago de los "grandes impuestos" como IBI o el de Vados que afectan a todos los vecinos, tanto empresarios como particulares.

   Ha recordado que, desde el ayuntamiento, este año han decidido hacer "un esfuerzo muy importante" de tal forma que su periodo de pago estuviera vigente del 8 de junio a diciembre, sobre lo cual ha planteado que ha habido un "malentendido" derivado de que el Organismo Autónomo de Recaudación de la Diputación (OAR) ha mandado algunos correos electrónicos que "por algún error también se lo han mandado a contribuyentes de la ciudad".

   En ese correo, ha continuado, se hablaba de que el plazo para pagar el IBI acaba en septiembre, cuando en dicho mes finaliza el pago de aquellos impuestos que gestione el OAR para municipios de la provincia y, en el caso concreto de la ciudad de Badajoz, acaba en diciembre.

   Según ha resaltado, "se ha querido hacer ese esfuerzo" para que, aquellos que puedan tener mayores dificultades económicas, trasladen sus impuestos a final de año, y dicho "esfuerzo supone inyectar en la economía de la ciudad por encima de los 50 millones de euros de liquidez", mientras que el ayuntamiento va a tener que "hacerse cargo sin esos ingresos" del pago de la nómina de los trabajadores, de las empresas que limpian o gestionan autobuses o el agua o de los proveedores con los que trabaja.

FRACCIONAMIENTO DE PAGOS

   El regidor ha recalcado igualmente que unos 5.000 contribuyentes ya el año pasado les pidieron fraccionar sus impuestos durante seis meses, y ha anunciado que ha tomado la decisión de que, para evitar "papeleo", aquellos contribuyentes que pidieron ese fraccionamiento este año se les va a renovar automáticamente con distintas condiciones.

   Dichas condiciones pasan por que este año no se va a cobrar "ningún tipo de interés" y que se fraccionarán los impuestos en seis pagos, el primero de los cuales será a principios de julio y el último el día 5 de diciembre, acerca de lo cual ha puntualizado que, si alguno de los contribuyentes no le interesara fraccionar sino empezar a pagar "ya", se devuelve el primer recibo y como se está hasta diciembre en periodo voluntario en su momento con la carta de pago que le va a llegar a su casa hace el pago completo "en cualquier momento cuando quiera" hasta diciembre.

   En este punto, Fragoso ha recordado que la Recaudación Municipal trabaja, como todo el ayuntamiento, bajo cita previa que se puede pedir en el 924 478 596 o en el correo citarecaudacion@aytobadajoz.es.

   Además, "gran parte" de las gestiones "ni siquiera hay que hacerlas presencialmente" y tanto la anulación de ese fraccionamiento que se facilita de forma automática o la solicitud de un nuevo fraccionamiento se pueden hacer directamente a través del correo fraccionamientos@aytobadajoz.es; como también se puede hacer cualquier otra gestión de Recaudación en el correo recaudacion@aytobadajoz.es.

   Ya en el turno de preguntas y en relación a cuándo llegará el recibo del IBI a quien lo tiene domiciliado, el primer edil ha indicado que se pagará en torno a finales del mes de noviembre, dado que "siempre" se mandan los recibos domiciliados unos días antes de que acabe el periodo voluntario para que, en el caso de que haya algún error en su banco o no tengan saldo, se tenga "margen de maniobra" para poderlo seguir pagando en periodo voluntario.

   De este modo se evita incurrir en las sanciones que la Ley General Tributaria "obliga de forma automática en el caso de que se acabe ese periodo voluntario", mientras que acerca del envío del recibo físico para poderlo pagar en el banco ha calculado que, a partir de que comience el periodo de pago del 8 de junio, se empezarán a imprimir y a mandar por correo a las casas.

Contador