Vara aboga por el diálogo en Cataluña y avisa de que hay que tener "cuidado" al hablar de ilegalizar partidos

418625.1.644.368.20181214124721
Vídeo de la noticia
Publicado 14/12/2018 12:47:21CET

   MÉRIDA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha abogado por "hablar" sobre la situación que se está viviendo actualmente en Cataluña y ha indicado que hay que tener "cuidado" cuando se apunta hacia la ilegalización de partidos porque "la libertad se tarda mucho tiempo en conquistar y muy poquito tiempo en perder".

   "Cuidado, que estamos en el año en que homenajeamos a don Diego Muñoz Torrero. Invito a la gente a que lo relea; cuidado que se empieza por ahí (ilegalización de partidos) y se acaba entrando en los móviles de los periodistas; cuidado que se empieza por ahí y acabamos limitando la libertad de expresión en las calles; cuidado que la libertad se tarda mucho tiempo en conquistar y muy poquito tiempo en perder, cuidado", ha advertido Vara.

   Así, preguntado sobre la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de reunión con el presidente catalán, Quim Torra, para hablar de la situación de Cataluña y las declaraciones favorables de algunos miembros del PSOE de ilegalizar partidos independentistas, Vara ha recordado que esto "no ha ocurrido nunca en España". "Aquí se ilegalizó una fuerza política en el País Vasco porque tenía connivencia con el terrorismo", ha añadido.

   En este sentido, Vara ha remarcado que el "problema" de lo que ocurre en Cataluña "es que no se puede resolver con un tuit ni con un whatsapp" sino que "hay que hablar, reflexionar sobre ello". "Yo soy de la opinión de que España y con ella su Gobierno al frente tiene la obligación legal, incluso me atrevería a decir ética e iría más allá, incluso moral de defender, de proteger a esa parte de catalanes y catalanas que están abandonados a su suerte por parte del Gobierno de la Generalitat", ha espetado.

   A este respecto, el regidor extremeño ha resaltado que esto "significa decir muy claro que aquellos catalanes y catalanas que son hoy catalanes de segunda por su Gobierno, tienen que ser españoles de primera por el resto de España".

DAR UN "TRATAMIENTO ADECUADO"

   De este modo, el dirigente socialista ha hecho un símil médico y ha señalado que si "no haces un buen diagnóstico, un tratamiento que puede ser bueno en un momento dado puede generar resistencia y no valer para nada si no se actúa en el momento oportuno con el diagnóstico acertado y el tratamiento adecuado".

   Por ello, ha indicado que hay que "entender esta realidad" y "sobre todo acertar", toda vez que ha aseverado que echa "en falta" que "se hable entre las distintas fuerzas políticas" porque "el 155 no puede ser una medida para tirársela a la cara unos a otros", sino que "tiene que ser una medida para hablar sobre ella y si puede ser con discreción como se hizo en la ocasión anterior".

   "Es una cosa (el 155) que no se anuncia sino que se aprueba, es una cosa que no se manosea, es una decisión que no se juega con ella sino que simplemente se decide en el momento oportuno cuando esté indicado porque el diagnóstico se cumple", ha considerado.

   Así, ha opinado que "las decisiones habrá que irlas tomando en el momento adecuado" y "previa deliberación, debate y discusión entre las fuerzas políticas". "Eso estoy echando en falta, veo mucho postureo y poco diálogo y esto tiene que ser así para que la decisión que se tome sea realmente efectiva", ha apuntado.

   Porque, ha añadido, "podemos cada uno arrimar el ascua a nuestra sardina para ganar las próximas elecciones, pero podemos estar perdiendo el futuro de nuestro país, de nuestra patria"; y ha añadido que "algunos por intentar ganar elecciones pueden hacer que perdamos el futuro de la patria", algo que, a su juicio, "no se debe bajo ningún concepto permitir".

   A este respecto, interpelado por si en estas afirmaciones se refiere a algún dirigente del PSOE, Vara ha dicho que no le gusta "singularizar" así como que en la actualidad "hay que elegir muy bien los momentos, las palabras y las decisiones".

   "Yo creo que nadie duda de que en el momento en que se traspasen determinadas líneas se va a actuar, pero hay que pactar cuándo consideramos que se están atravesando esas líneas", ha sostenido.

   Además, el jefe del Ejecutivo autonómico ha considerado que "lo peor que le puede ocurrir" a España "en la situación actual" es "que las decisiones que se aborden sean anuladas por tribunales europeos o tribunales de derechos humanos", y ha asegurado que entiende "que la ciudadanía tenga sus anhelos y aspiraciones de decisiones" pero éstas "tienen que ir bien fundamentadas y en momentos justificados".

   Algo que, en su opinión, es "incompatible" con que los políticos se pronuncien como si no lo fueran. "Yo tengo una obligación respecto de la gente que represento que no es decirle todos los días lo que más le guste oír en ese momento, sino lo que en cada momento creemos necesario decir y se nos debe suponer un ejercicio de responsabilidad", ha soltado.

   "Con esto fijo mi posición con claridad pero con argumentación, cuidado con que los políticos queramos aparecer como gente que toma su decisión en 140 caracteres porque la situación es bastante complicada", ha concluido.