Publicado 27/08/2021 13:46CET

Las víctimas mortales en carreteras extremeñas en 2021 caen un 46% respecto a 2019

Imagen de un accidente de tráfico, en una imagen de archivo.
Imagen de un accidente de tráfico, en una imagen de archivo. - GUARDIA CIVIL

   BADAJOZ, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El balance de siniestralidad vial desde el 1 de enero hasta el 26 de agosto en las carrteras de Extremadura arroja un total de 704 accidentes con víctimas, con 16 fallecidos, 90 heridos hospitalizados y 884 no hospitalizados.

   Las cifras de fallecidos suponen un descenso del 11 por ciento con respeto al mismo periodo de 2020 y de un 46 por ciento con respecto a los fallecidos en 2019.

   Los datos han sido ofrecidos este viernes por la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, en el balance de accidentalidad en las vías extremeñas en lo que va de año.

   García Seco ha hecho un llamamiento a mantener la prudencia y el cumplimiento de las normas para consolidar el descenso en el número de fallecidos tanto con respeto al año pasado como sobre las cifras de 2019.

   La delegada ha agradecido el comportamiento de los conductores extremeños, que ha provocado en el mismo periodo dos fallecidos menos que en 2020 y 14 menos que en 2019, una disminución que, en el caso del tráfico, es "siempre es una buena noticia".

   García Seco ha estado acompañada por los dos jefes provinciales de tráfico, Cristina Redondo y Primitivo Adame, y por el Teniente Coronel Jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Extremadura, Luis Cordero.

   Las delegada ha explicado también que durante las operaciones especiales de verano, que comprenden los meses de julio y agosto, también se ha producido un descenso en las víctimas mortales, con un fallecido menos que el año anterior y seis menos que en 2019. En cuanto al tipo de vías también se ha producido un descenso en los fallecidos por accidentes en las vías urbanas, uno menos que 2020 y cuatro menos que en 2019.

   Pese a los datos positivos en cuanto a la reducción del número de fallecidos, la delegada ha insistido en que "hay que seguir manteniendo la prudencia, cumpliendo con las normas de tráfico y especialmente en los próximos días, final del mes de agosto, retorno de vacaciones y primeros días de septiembre en los que se acumulan también celebraciones en muchas localidades de nuestra región lo que provoca desplazamientos cortos en los que un exceso de confianza nos puede hacer bajar la atención y provocar accidentes; por lo que insisto, mantengamos la prudencia en la carretera".

DOS DRONES PARA VIGILAR LAS CARRETERAS EXTREMEÑAS

   Por otro lado, se han presentado los dos drones que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha asignado al Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Extremadura para la vigilancia de las carreteras.

   Los drones están destinados a la detección de conductas temerarias al volante y a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos de elevado riesgo de accidentes y en las carreteras con un mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular ciclistas, motociclistas y peatones.

   También se utilizan para la monitorización y apoyo a la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera; para misiones ordinarias de regulación complementarias a las desarrolladas por los helicópteros; y para apoyar en situaciones de emergencia que por su gravedad afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de la vía.

   En el caso de Extremadura uno de ellos es un PHANTOM 4 DJI/PRO que ya está operativo para labores de vigilancia y el otro es un THYRA V-109, de mayor envergadura, dotado con una cámara de alta calidad y con capacidad para efectuar seguimiento automático de los vehículos y la captación de infracciones para su sanción.

   Este último dron, que tiene que ser manejado por dos personas, entrará en funcionamiento en las próximas semanas, una vez que los agentes encargados de su manejo cumplimenten las prácticas previas.