Publicado 25/05/2015 15:03CET

Los celiacos piden mejor diagnóstico y ayudas frente a los "altos" precios

Pan, celiacos, gluten
SANTIAGO.../ FLICKR

MÉRIDA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Celiacos de Extremadura (ACEX) ha reivindicado una mejora del diagnóstico de dicha enfermedad con la implantación de un protocolo para la detección precoz, lo que supondría "un importante ahorro", así como "ayudas alimentarias" para hacer frente al "alto" precio de los productos.

Según ACEX, "este retraso en el diagnóstico puede llegar a provocar que el afectado se transforme en un enfermo crónico, con el consiguiente coste que supondría".

En nota de prensa, ha puesto de manifiesto la "problemática" que sufren las personas afectadas por esta patología, por cuanto "se les encarece" la cesta de la compra, de manera que las familias celiacas llegan a gastarse 1.600 euros anuales "más" que en aquellas en las que no hay ningún celiaco.

Esto se debe, ha explicado, al "alto" precio de los productos sin gluten, que son el "único" tratamiento del que disponen estas personas el cual, "es dietético y no farmacológico".

De esta forma, y aunque en el último año se han conseguido "importantes" resultados, como la reducción del IVA en el pan sin gluten, del diez al cuatro por ciento, "todavía hay muchos productos de primera necesidad que tienen unos precios elevados en comparación con los mismos productos con gluten" y por ello, ha resaltado la "necesidad" de que la Administración "vigile" el etiquetado.

DÍA NACIONAL DEL CELIACO

Con motivo de la celebración, este miércoles próximo, día 27, del Día Nacional del Celiaco, la asociación extremeña pretende sensibilizar a la población y las Administraciones sobre dicha patología, "con el objeto de que conozcan la situación del enfermo celiaco".

Así, ha abogado por la difusión del protocolo de diagnóstico precoz en los centro de Atención Primaria, por la puesta en marcha de campaña de información sobre la enfermedad, así como ayudas alimentarias para los enfermos par afrontar el "alto" coste de los productos.

Ayudas que pasarían, según ACEX por la reducción del IVA de los productos dietéticos sin gluten, posibles desgravaciones de la renta o beneficios fiscales, el reembolso de los gastos, o la prescripción facultativa de los alimentos.

"Aunque por parte del Gobierno de Extremadura, recibimos una subvención para el Proyecto Ayudas Alimentarias para celiacos con bajos recursos económicos, se ha reducido la partida presupuestaria, y cada vez tenemos más casos de necesidad debido a la situación actual en la que se encuentra el país", ha explicado.

En este último año, según la asociación, "la demanda de la ayuda ha aumentado, y la situación cada vez es más precaria para las personas celiacas que no pueden hacer frente a la compra de los alimentos básicos de pan, pasta y harina sin gluten".

Otra de las reivindicaciones de ACEX para por elaborar un mapa epidemiológico en la región, toda vez que se desconoce el número "real" de celiacos que hay en Extremadura, y éste, es un dato de "gran importancia para trabajar con el colectivo".

Del mismo modo, también ha solicitado una garantía de seguridad en los menús de centros públicos y la recomendación de incluir dichos menús en todos los establecimientos de restauración, el control de los alimentos especiales sin gluten y los productos manufacturados, así como la aprobación de una ley del Etiquetado Segura.

SOBRE LA CELIAQUÍA

La enfermedad celiaca es una intolerancia permanente al gluten, que es una proteína existente en el trigo, avena, cebada y centeno, lo que provoca una atrofia de las vellosidades intestinales que da lugar a una deficiente absorción de los nutrientes.

Además, uno de cada 100 españoles sufre esta enfermedad, que se convierte, en la patología crónica intestinal "más frecuente" del país.

"Aunque se estima que más de 450.000 personas pueden estar padeciéndola actualmente y sólo un diez por ciento está diagnosticado", ha asegurado la asociación que ha explicado que estas cifras "demuestran una alta incidencia", y que por lo tanto, "debería ser considerada un problema de salud pública".

También ha detallado algunos de los proyectos en los que trabaja como 'Extremadura Sin Gluten', cuyo "principal" objetivo es la formación a restaurantes y hosteleros en la dieta sin gluten, así como sensibilización y formación a los alumnos de los módulos relacionados con la cocina y restauración, con el fin de "mejorar" la vida de las personas celiacas, al tiempo que "se puedan ofrecer servicios seguros y de calidad a la hora de comer fuera de casa".