Publicado 10/04/2014 16:00CET

UU.AA. avisa de una caída de 3 céntimos en el precio de la leche por una decisión "unilateral" de la industria

El secretario xeral de Unións Agrarias (UU.AA.), Roberto García
EUROPA PRESS

LUGO, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario xeral de Unións Agrarias (UU.AA.), Roberto García, ha alertado este jueves de un caída de tres céntimos en el precio de la leche que se abonará al productor durante este mes de abril, pasándose de 39 a 36 céntimos por litro, en una decisión "unilateral", según asegura, atribuida a la industria.

Para García esto pondría de relieve que "todas las medidas que puso en marcha el Gobierno central y el presidente Feijóo que deberían de resolver el problema del precio eran una milonga".

Además, sostiene que hubo una "recuperación porque el mercado internacional funcionó, pero, a la primera oportunidad que se tuvo en esta primavera de entrar cisternas baratas de fuera y decisiones unilaterales de la industria, no cambia nada los modos y comportamientos que hubo en el pasado".

"La única diferencia es que ahora hay un precio internacional de la leche en polvo superior que impide que bajemos a precios como en el momento que hicimos la huelga de entregas", ha puntualizado.

Asimismo, Roberto García abunda en que la caída del precio "pone de manifiesto el fracaso de las medidas tomadas a nivel legislativo, y pone de manifiesto también que no hay un comportamiento de la industria transparente en la relación con los ganaderos en un momento en que estamos condenados a entendernos porqué quedan apenas doce meses de cuotas", señala tras la supresión de las cuotas lácteas a partir de la próxima campaña.

CANDIDATO CAÑETE

El dirigente agrario también valoró la candidatura del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, para encabezar la lista de los populares para las elecciones europeas. Así, García apela a que la designación era "un secreto a voces".

Al respecto, ha manifestado que "eso condicionó toda la negociación de España a la hora de repartir los 47.000 millones de euros que va a haber para este periodo", dentro de las negociaciones para la reforma de la Política Agraria Común.

"Cañete tenía claro que iba a ser el candidato del PP y tenía dos objetivos, uno que en la inmensa mayoría de las comunidades autónomas gobernadas por el PP no hubiera una oposición a la política de reparto", ha considerado.

Por otra parte, ha apuntado que pretendía "que las 910.000 familias que son cultivadores de subvenciones, porque agricultores y ganaderos solo hay 200.000 en España, que multiplicado por tres personas por explotación suman 2.700.000 posibles votantes, aunque cobraran ayudas de forma poco ética y paralegal, no tocarles a nadie en sus bolsillos porque son votos cautivos", ha concluido.

Para leer más