Publicado 15/09/2020 8:29:42 +02:00CET

Unos 1.500 alumnos optan a la selectividad extraordinaria en Galicia a partir de este martes

Estudiantes de bachillerato entran por la puerta del IES Vilar Ponte
Estudiantes de bachillerato entran por la puerta del IES Vilar Ponte - Carlos Castro - Europa Press - Archivo

Los estudiantes se distribuirán en 17 comisiones, con mayor distancia y uso de máscara obligatorio durante el examen

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Galicia acoge esta semana las pruebas pendientes de la selectividad gallega. La irrupción de la COVID-19 obligó a las comunidades a mover todo el calendario académico y, en el caso de los exámenes de la ABAU, la Consellería de Educación decidió trasladar la convocatoria extraordinaria al mes de septiembre, mes en el que se ya se realizaban tradicionalmente y antes de la implantación del modelo vigente.

La Comisión Interuniversitaria de Galicia se muestra preparada y a punto, sobre todo tras el buen funcionamiento de los protocolos de seguridad durante las pruebas de julio tanto para los controles de acceso, la circulación del alumnado en las diferentes sedes de examen, como para evitar aglomeraciones en pasillos, aulas, y exteriores.

Las pruebas se realizarán arrancarán este martes, el 16 y el 17 de esta misma semana. A diferencia de las más de 15.000 personas de la convocatoria ordinaria, la matriculación ronda los 1.500 alumnos en Galicia, más baja que otros años en los que se rondaban los 2.500 y que es una clara consecuencia del efecto del coronavirus y las decisiones educativas tomadas para paliar la paralización vivida y posibles desigualdades vinculadas con la teledocencia y la 'brecha digital'.

La mayoría de los que se presentan ahora lo hacen para subir nota, algunos a la parte obligatoria y otros a materias específicas con el fin de mejorar sus posibilidades para optar a una titulación de su preferencia no tanto para este año, sino para el próximo, puesto que gran parte de los grados han agotado el límite de plazas y han cerrado matrícula.

Según destacan fuentes de la CIUG a Europa Press, este perfil se corresponde con unos 1.250 estudiantes, mientras que el resto serían alumnos que no tenían aprobado el bachillerato y se presentaron tras las recuperaciones. No obstante, un elevado porcentaje de los que optaron a la ABAU de julio logró superar las pruebas, lo que explica la reducción en la matrícula respecto a otros años.

MASCARILLA OBLIGATORIA

El protocolo de seguridad ante la COVID será prácticamente el mismo, salvo por dos elementos nuevos: la obligación del uso de mascarilla incluso durante la realización de los exámenes y la posibilidad de incrementar la distancia entre pupitres, debido al menor alumnado y a la disponibilidad de espacios.

Los alumnos se distribuirán a lo largo de 17 comisiones por toda Galicia, algunas resultado de la fusión de sedes (como la de Informática en A Coruña y Filoloxía); y otras periféricas, con menos alumnado, como en A Rúa, Viveiro y Cee.

A mayores, se mantiene todo lo que "funcionó bien": controles de acceso escalonados, circuitos por las sedes para evitar cruces entre centros y aglomeraciones, entrada ordenada a las aulas, uso de mascarilla, disposición de geles higiénicos y materiales y carteles por todos los centros de examen, además de una distancia mínima de 1,5 metros.

"Seguimos teniendo mucho personal, muchos vocales por comisión", ha añadido, destacando la previsión y la disponibilidad de recursos para garantizar una selectividad segura.

Contador

Para leer más