Actualizado 16/06/2007 18:24 CET

27-M.-Caballero (PSdeG) anuncia una coalición "estable" en Vigo para acabar con el "victimismo fácil y la confrontación"

El alcalde vaticina un progreso "imparable" de la ciudad con el apoyo de Xunta y Gobierno central

VIGO, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vigo, Abel Caballero (PSdeG), anunció hoy que la ciudad olívica contará con un gobierno de coalición "estable" y vaticinó el fin del "victimismo fácil y la confrontación", después de ser investido como regidor, con el apoyo de los nueve votos de su partido y de los de los cinco concejales del BNG, encabezados por Santiago Domínguez.

En su discurso de investidura, Abel Caballero, manifestó su "gratitud infinita" al PSdeG y al BNG por permitirle ser alcalde, lo que calificó como el "hito más importante" en su vida política. Aseguró que el nuevo gobierno municipal de coalición es "consciente de que no se pueden reeditar los errores del pasado porque la ciudadanía ha dado a la izquierda una nueva oportunidad".

Caballero se refirió al programa de actuación municipal y recalcó que el nuevo Ejecutivo trabajará para aprobar este año un Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) "consensuado y legal", y reiteró que PSdeG y BNG "pondrán a las personas en el centro de la política", en referencia a la política social.

El alcalde, que también tuvo palabras de agradecimiento para su mujer, Cristina, anunció que, a partir de hoy, se da "vía libre a un proyecto ambicioso, que ilusiona", y en el que "todos los ciudadanos de Vigo serán tratados igual". "Seré el alcalde de todos y mi único compromiso es con los ciudadanos", añadió.

COLABORACIÓN INSTITUCIONAL

Por otra parte, Abel Caballero recalcó que el nuevo Gobierno local de Vigo contará con la cooperación de la Xunta y del Gobierno central, y con el "compromiso personal de Emilio Pérez Touriño y José Luis Rodríguez Zapatero", presidentes en cada caso.

En ese sentido, subrayó que "llegó el momento del despegue de Vigo" e hizo referencia a proyectos como la llegada del AVE que conectará la ciudad con Madrid en 2012, la construcción de la autovía Vigo-Pontevedra, la salida sur ferroviaria, o las ampliaciones de puerto y aeropuerto.

Asimismo, Caballero destacó la necesidad de que Vigo lidere la futura Área Metropolitana y la eurorregión Galicia-Norte de Portugal. También recordó al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, a la ministra de Pesca, Elena Espinosa, y otras autoridades que estaban presentes en el acto, que reclamará una "ley singular" que otorgue a Vigo una carta de municipalidad similar a la que tiene la ciudad de Barcelona.

El nuevo alcalde concluyó su intervención expresando su intención de ofrecer una "mano tendida" a la oposición, integrada por los 13 concejales del PP, a la que reconoció su "importante representatividad". "Seremos un gobierno dialogante y con voluntad de buscar acuerdos con la oposición", aseveró.

OTRAS INTERVENCIONES

Por otra parte, el candidato del BNG y futuro primer teniente de alcalde de la ciudad, Santiago Domínguez, recordó la necesidad de que los ciudadanos vigueses se sientan "gobernados y no mandados", por lo que abogó por situar a las personas "en el centro de la acción municipal".

Además, pidió "respeto y humildad" a los concejales y aseguró que los nacionalistas "no van a defraudar" a los vigueses, al tiempo que ofreció su colaboración al grupo municipal del PP, al que manifestó su "máximo respeto por lo que representa".

La candidata del PP, ex alcaldesa y ahora líder de la oposición, Corina Porro, hizo un repaso de las acciones que su Gobierno municipal llevó a cabo en la ciudad, y recordó que todos los proyectos de futuro pasan por la aprobación del PGOM. Con respecto a esta cuestión, lamentó que Vigo podría tener ya un planeamiento de no ser porque fue "paralizado de forma unilateral e irresponsable ante la proximidad de los comicios municipales".

Además, pidió a PSdeG y a BNG "coherencia" con sus programas políticos, e insistió en la "legitimidad y representatividad" de su partido, que se quedó a "un puñado de votos" de conseguir la mayoría absoluta. Asimismo, criticó el "mal comienzo" de la coalición de izquierdas "en el que unos no quieren iniciar conversaciones y otros no quieren avanzar en los temas de ciudad".

ACTO INSTITUCIONAL

El acto de constitución de la nueva corporación municipal viguesa y de investidura del alcalde se celebró en el auditorio del Ayuntamiento ante unas 500 personas. Las intervenciones se produjeron sin incidentes, salvo algunos abucheos cuando algunos concejales del PP juraron sus cargos en castellano en lugar de hacerlo en gallego, o cuando el portavoz del PSdeG, Carlos López Font intervino también en castellano.

Otra de las anécdotas fue el hecho de que los concejales electos del BNG optaron por prometer sus cargos con una fórmula propia en la que, además de comprometerse con las obligaciones de su cargo, manifestar lealtad a El Rey y al cumplimiento de la Constitución, prometieron "atender las necesidades de la ciudadanía de Vigo y los intereses de Galicia".