Actualizado 16/06/2007 19:54 CET

27-M.- Santiago tendrá un gobierno "estable" con un alcalde del PSdeG y un BNG reforzado con concejalías más visibles

Sánchez Bugallo se declara "alcalde de todos" y "defensor de los intereses de los ciudadanos" y el PP ve "mayor peso" del BNG

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Santiago de Compostela tendrá para los próximos cuatro años una coalición de gobierno del PSdeG y el BNG que, según sus responsables, será "estable" y "plasma" la voluntad expresada por los compostelanos el pasado 27 de mayo. El socialista Xosé Sánchez Bugallo repite por tercera vez como alcalde, apoyado por los cuatro ediles del BNG, que en el pacto de gobierno logran una primera tenencia de alcalde única con funciones de comunicación y concejalías con visibilidad ante los ciudadanos.

La jornada de hoy en Santiago contó con tres actos, ya que antes de la sesión plenaria de la nueva Corporación local, los responsables del PSdeG, Xosé Sánchez Bugallo, y del BNG, Néstor Rego, informaron de las áreas de gobierno que corresponden a cada formación y que el martes de rubricará el acuerdo programático y de funcionamiento administrativo y político. Por su parte, el portavoz municipal del PP, Gerardo Conde Roa, declaró, tras el primer pleno de la legislatura municipal, que queda claro que el BNG asume "la mayor cuota de poder" y "marcará" al PSdeG "las directrices de gobierno".

Antes de su investidura como alcalde, Sánchez Bugallo explicó la propuesta de reparto de áreas de gobierno decidida, en la que hay un traspaso de competencias ya que los socialistas ceden "concejalías emblemáticas" como Turismo y Casco Histórico y también Medio Ambiente, que pasan a manos de los nacionalistas bajo su concepción de "agrupar áreas bajo una coherencia temática".

REPARTO DE AREAS

Así, el PSdeG, que perdió un edil el 27-M, recibe del BNG, respecto al último mandato, las competencias en Educación y Juventud; Deportes; Mercados; Sanidad y Consumo; Normalización Lingüística; y Relaciones Vecinales. Además, mantienen Urbanismo y Vivenda; Hacienda; Régimen Interior, Personal y Reforma Administrativa; Obras e Infraestructuras; Bienestar Social; Mujer; Servicios --salvo Agua y Saneamiento que pasan al BNG--; Movilidad y Seguridad Ciudadana; y Transportes; Fiestas y Bodas. Según reconoció el propio Sánchez Bugallo, el reparto de estas funciones entre los concejales del grupo aún tiene que concretarse.

Los nacionalistas, en cambio, refuerzan su posición en la coalición, ya que su portavoz municipal, Néstor Rego, será el único teniente de alcalde y tendrá funciones de comunicación y como portavoz de la Junta de Gobierno local. Además, incorporan Turismo a las competencias que ya tenían de Promoción Económica, Empleo y Comercio --hasta ahora en manos de Xosé Manuel Iglesias--; suman Centros Socio-culturales a Cultura --que desempeñaba Rego--.

Además, el BNG recupera, respecto al mandato 1999-2003, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible --que incluirá Parques y Jardines, Agua y Saneamiento-- y Rehabilitación e Casco Histórico. Aunque la atribución de todas las concejalias está por decidir, la primera área podría recaer en manos de Elvira Cienfuegos, quien por su profesión es especialista en estos temas, y la segunda en Socorro García --el propio alcalde avanzó que "vamos a tener una buena concejala"--.

TODOS EN EL MISMO BARCO

Sobre la cesión de áreas al BNG, el alcalde en funciones, Xosé Sánchez Bugallo, destacó que "no le preocupa" porque "lo que le interesa" es que "las cosas funcionen igual o mejor" que durante la legislatura que hoy concluye. Según dijo, su interés está "en servir a los compostelanos" y el gobierno "plasma" lo que decidieron los ciudadanos en las últimas elecciones.

En el caso de Turismo y Casco Histórico, Sánchez Bugallo reconoció, no obstante, "que hubiera preferido no cederlas", aunque señaló que "no le preocupa que el concejal sea de uno o de otro, sino que el gobierno funcione". Así, ante Néstor Rego, el alcaldable aludió a que la coalición "es un barco en el que para bien o para mal nos subimos los dos y si lo llevamos a buen puerto triunfamos los dos y sino fracasamos los dos".

Junto a las concejalías, el PSdeG y el BNG han decidido ya la representación en las distintas comisiones municipales, donde se recoge un reparto proporcional a los resultados electorales en los que los socialistas lograron más votos que los nacionalistas.

Sánchez Bugallo confirmó que hoy tomaría posesión como alcalde y asumiría todas las competencias --aunque con el apoyo de los ediles de ambos grupos-- para a partir del lunes hacer efectiva la redacción del acuerdo de gobierno y tomar la decisión formal sobre el reparto por personas. Para el martes está prevista la firma del acuerdo sobre programa de gobierno, funcionamiento administrativo y político, y reparto de áreas y ese mismo día se hará efectiva la delegación de áreas en los concejales de ambos grupos.

PRIORIDADES DE GOBIERNO

En su discurso de investidura, una vez que la suma de los votos de los concejales del PSdeG y del BNG confirmó su elección, Sánchez Bugallo se declaró "alcalde de todos" y "defensor de los intereses de los ciudadanos" y avanzó las prioridades de este nuevo mandato. Entre ellas, citó las políticas sociales con la creación del Instituto Municipal de Bienestar Social, el desarrollo del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), la apuesta "clara" por la vivienda protegida, y el desarrollo de grandes infraestructuras --cuestiones que estarían directamente relacionadas con las áreas el PSdeG--.

También aludió a que habrá que "consolidar el papel de Santiago como la tercera área comercial de Galicia", a la creación de una Escuela de Comercio y de un organismo especializado para gestionar el suelo empresarial; así como al "reto de programar el Año Santo de 2010"; al apoyo al proyecto de la Cidade da Cultura; a mantener y enriquecer el patrimonio que supone el Casco Histórico; y a actuar en materia medioambiental --funciones, en principio, más vinculadas al BNG--.

Agradeció a sus socios de equipo de gobierno, el grupo municipal del BNG "su apoyo para reeditar el pacto que suscribieron hace unos años con el grupo socialista". Pero también se dirigió a los integrantes del grupo municipal del PP para hacerles "una invitación expresa" para que a lo largo de este mandato tengan también "una participación activa, necesaria y constructiva".

Sánchez Bugallo explicó que Santiago contará con "un gobierno de progreso, estable y sólido" y que responde a "un proyecto colectivo". Además, el regidor compostelano dijo que quería ser el alcalde de todos y que será "fiel" a sus convicciones socialistas y a los vecinos de Santiago.

SESIÓN "ANÓMALA", SEGÚN EL PP

Con anterioridad, según el protocolo habitual en estos casos, los los 11 ediles del PP, los 10 del PSdeG y los 4 del BNG habían jurado o prometido sus cargos. El único en pronunciar discurso fue el alcalde y, precisamente, tras la sesión, el portavoz municipal del PP, Gerardo Conde Roa, aprovechó para cuestionar que su grupo, como representante de la mayor parte de la ciudadanía compostelana, "no haya podido hablar ni siquiera en el pleno" y para apuntar "lo anómalo" de una sesión en la que, a su juicio, "se ha elegido no a un alcalde, sino a un teniente de alcalde".

Ante las noticias sobre el reparto de áreas de gobierno, Conde Roa afirmó que "el que menos votos ha sacado ha sido precisamente el que ha obtenido una mayor y más importante cuota de poder y va a ser el que marque, desde un punto de vista de la opinión pública, las directrices del gobierno". Anunció que PP "va a pedir ya un pleno extraordinario", con el objetivo de que PSdeG y BNG expongan "cuáles son los puntos en los que cada partido va a poner su influencia de gobierno y como van a articular ese gobierno municipal".