Actualizado 09/07/2009 22:17 CET

El 59,4% de los facultativos gallegos se dedica a la asistencia pública

La Organización Médica Colegial sitúa a Galicia como una de las comunidades con una plantilla más envejecida

SANTIAGO DE COMPOSTELA/MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

De los más de 200.000 médicos colegiados que hay actualmente en España sólo el 54 por ciento trabajan en el Sistema Nacional de Salud (SNS), mientras que en el caso concreto de Galicia, este porcentaje se eleva al 59,4 por ciento de los facultativos, según denunció hoy la Organización Médica Colegial (OMC), por lo que insistió en la necesidad de "distribuir mejor a los profesionales sanitarios".

De este modo, según el informe 'Demografía Médica' presentado hoy por la organización y atendiendo a las cifras de sus colegiados menores de 65 años --y, por tanto, aptos para ofrecer cobertura asistencial--, un 17 por ciento restante trabajan sólo en la sanidad privada y un 16 por ciento compaginan esta actividad con su labor en el SNS, por lo que quedaría un 29 por ciento restante que "no ejercen como médicos". Puestos en la administración pública, la empresa privada, el paro o el extranjero son sus principales destinos.

Para Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC, a pesar de que hay 4 comunidades autónomas (Andalucía, Extremadura, Canarias y Asturias) que no obligan a la colegiación para trabajar, el hecho de que uno de cada cuatro colegiados no ejerza como tal explica que "el problema no es que en España falten médicos, sino que hay una mala distribución entre comunidades y entre el sistema público y privado que hay que corregir".

Por comunidades, Castilla-La Mancha es la que más facultativos tiene dedicados a la asistencia pública (73,2%), seguida de Extremadura (66,1%), Ceuta y Melilla (65,5%), Castilla y León (62,8%), Murcia (61,2%). Por contra, en Cataluña sólo un 31,3 por ciento de los médicos colegiados trabajan en la sanidad pública. A ésta le siguen Baleares (39,4%), Comunidad de Madrid (44,8%), País Vasco (47,1%) y Navarra (47,6%).

En cualquier caso, existen "importantes diferencias" de distribución de médicos por habitante, y según los datos de este informe --relativos a 2006--, la comunidad que más médicos tiene por cada 1.000 habitantes es Aragón, con 4,8 facultativos, seguida de Navarra (4,7) y Asturias, Cantabria y Madrid (todas con 4,4 médicos por cada mil habitantes).

Algo que contrasta con los 3 médicos por cada 1.000 habitantes que tiene Castilla-La Mancha, la comunidad más necesitada a pesar de que sus datos están dentro de la media asistencial de todos los países de la OCDE. A esta región le siguen como comunidades más desabastecidas Murcia (3,1 facultativos por cada 1.000 habitantes), Canarias y Andalucía (ambas con 3,3).

Además, la OMC denuncia en su informe --con datos de 2006-- que muchas comunidades tienen a más de la mitad de sus profesionales por encima de los 45 años por lo que, por tanto, necesitan "rejuvenecer" sus plantillas. Así, en Ceuta y Melilla el 63,9 por ciento de los médicos tienen entre 45 y 65 años, seguida de Asturias (56,1%), Galicia (55%), Aragón (54,6%), País Vasco (53,9%) y Castilla y León (53,8%).

Por todo ello, y pensando en que en los próximos 10 años se van a jubilar 32.101 médicos en España, Rodríguez Sendín pidió establecer "medidas urgentes" para mejorar la distribución de médicos, que pasan por elaborar un registro oficial de médicos, como establece la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS).

EDAD, ESPECIALIDAD Y LUGAR DE RESIDENCIA

A través de dicho informe, que debería ser elaborado por las comunidades autónomas (en función de sus recursos y carencias), del Gobierno (que aportaría el número de títulos expedidos cada año) y la propia OMC (con sus colegiaciones), se podría saber "cuántos médicos hay en España, qué edad tienen, en qué comunidad se encuentran, qué especialidad tienen, y cuántas plazas vacantes hay en cada caso".

A partir de estos datos, según Rodríguez Sendín, se podría obtener "el verdadero mapa de profesionales sanitarios en España" y ofrecer soluciones pero "parece que no quieren ponerse de acuerdo", lamentó sin querer dejar claro los motivos que dificultan esta coordinación. Tan sólo se limitó a repetir que "España carece de una política común de recursos humanos que favorece que haya 17 sistemas diferentes que no se relacionan entre ellos".

Asimismo, para justificar que el problema radica en la falta de coordinación aseguró que en los médicos el número de médicos ha aumentado en un 35 por ciento en los últimos años sin que por ello haya aumentado la actividad hospitalaria, que ha descendido en un 6,6 por ciento. Tan sólo en Andalucía, Asturias, Castilla y León, Comunidad Valenciana y País Vasco han mejorado su actividad al tiempo que aumentaron sus recursos.

En cuanto a otras soluciones que favorezcan la redistribución que exige la OMC, su presidente abordó por compaginar los incentivos económicos con un mayor reconocimiento de la labor de los facultativos, que favorezca también el retorno de muchos de los profesionales españoles que están en el extranjero.