Publicado 04/03/2021 12:56CET

Acepta un año de prisión por meter una grabadora en las zapatillas de uno de sus hijos para grabar a su exmarido

VIGO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una vecina de Vigo acusada de un delito de descubrimiento de secretos ha aceptado un año de prisión y una multa de 1.440 euros por introducir una grabadora en las zapatillas que calzaba uno de sus hijos para grabar a su exmarido.

El juicio, previsto para este jueves en el Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo, no ha llegado a celebrarse al resolverse mediante un acuerdo de conformidad entre las partes, por el que la acusada ha reconocido los hechos recogidos por la Fiscalía en su escrito de acusación.

De acuerdo con el escrito del Ministerio Fiscal, el 12 de mayo de 2019 la mujer entregó a sus hijos en el Punto de Encuentro Familiar de Vigo.

Previamente, "guiada por el ánimo de invadir la esfera personal e íntima de su exmarido", introdujo un dispositivo apto para grabar sonido en las zapatillas que calzaba uno de los dos hijos menores que tienen en común, de dos años de edad en el momento de los hechos.

A raíz de ello, la mujer grabó "al padre sin su autorización ni conocimiento durante la visita que disfrutó con los hijos durante ese día".

PENA DE PRISIÓN

Por estos hechos, el Ministerio Público considera a la mujer autora de un delito de descubrimiento de secretos, por el que inicialmente pedía para ella 3 años de prisión y 6.000 euros de multa.

No obstante, la pena se ha visto reducida tras llegar a una conformidad por la que ha acordado un año de prisión y 12 meses de multa a razón de cuatro euros al día.

La jueza ha acordado la suspensión de la ejecución de la pena de prisión a condición de que la mujer no vuelva a delinquir durante un periodo de dos años.

Para leer más