El acusado de abusar sexualmente de su hijastra alega que era ella la que se le "arrimaba"

Publicado 09/10/2018 17:15:01CET

   A CORUÑA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un hombre acusado de abusar sexualmente de una menor, hija de su mujer, ha alegado que era ella la que se le "arrimaba", pero ha negado haberle hecho tocamientos de tipo sexual entre septiembre de 2013 y agosto de 2014, cuando la niña tenía 12 años, en el juicio que se ha celebrado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña.

   Por un delito de abusos sexuales continuados, el Ministerio Fiscal y la acusación particular solicitan una pena de diez años de prisión, frente a la defensa, que reclama la absolución de su cliente, que convivía en Cee (A Coruña) con su mujer, dos hijos que tenían en común y otros tres que tuvo ella con anterioridad.

   Según el Ministerio Público, con el propósito de satisfacer sus deseos sexuales y sin consentimiento de la menor, el acusado le realizó en distintas ocasiones diversos tocamientos, llegando a "introducirle el dedo" en sus genitales en una ocasión.

   En el juicio, el hombre ha atribuido a la menor "comportamientos raros". "Yo trataba de alejarme y ella se me arrimaba", ha explicado. También ha asegurado que llegó a pedir perdón a la madre, a través de notas y whatsaps, porque le "coaccionaron" con no dejarle ver a sus hijos. "Sexualmente nunca la toqué", ha dicho.

   La menor ha ratificado, por su parte, los hechos. Mientras, su madre ha relatado que le contó que los tocamientos empezaron cuando aún no había cumplido los 12 años. Además, ha explicado que, con 17 años, sigue a tratamiento psicológico, algo que también ha ratificado el hermano de la joven.