Actualizado 25/05/2011 19:20 CET

El acusado de realizar imágenes pornográficas de su hija dice que las fotos eran para probar una dermatitis

La acusación particular pide ocho años de cárcel, la Fiscalía seis y la defensa la libre absolución

VIGO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La defensa del hombre acusado de realizar imágenes pornográficas de su hija cuando tenía tres años --que también está imputado en la causa por la muerte de la madre de la niña, cuyo cuerpo sin vida apareció en 2009 en la Ría de Ares-- ha alegado que tomó las fotos para acreditar una dermatitis atópica que la niña tenía en sus partes íntimas.

Así lo ha explicado el letrado del acusado, Víctor Bouzas, quien ha afirmado, en declaraciones a los medios posteriores al juicio por este caso, que se ha celebrado a puerta cerrada en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial, en Vigo, que existían "múltiples quejas acreditadas" por una supuesta mala higiene que provocaría estos problemas en la piel y que, para acreditar la existencia de la dermatitis, se tomaron las fotografías.

Bouzas ha reconocido que se trató de una "mala decisión, poco afortunada" la de que su patrocinado optase por hacer diversas fotos de la menor en las que se ve el enrojecimiento. Ha explicado, además, que las imágenes fueron tomadas todas ellas el mismo día y que se encontraban ubicadas en un "lugar de fácil acceso" en el ordenador y no en un archivo separado --afirma que estaban con otras muchas fotografías de miembros del entorno familiar--. Asimismo, ha recalcado que su cliente no transportó ni volcó en ningún lugar esos archivos.

En cuanto al vídeo de la menor que también fue localizado --en el que aparece en ropa interior, con un chupete y con unos zapatos de su madre--, afirma que se realizó en un mes de agosto en Nigrán y que la niña estaba en ropa interior por el calor que hacía.

INVESTIGACIÓN

También ha explicado que la Guardia Civil encontró el material sobre la menor que estaba en el ordenador del acusado, en un registro llevado a cabo dentro de las actuaciones realizadas por las fuerzas de seguridad a raíz de la muerte de la madre de la niña.

En este sentido, ha estimado que la "cuestión nuclear" del caso de la supuesta pornografía infantil es "poder acreditar las malas relaciones entre los progenitores y que pudieron derivar en el triste fallecimiento de la mujer". Además, añade que "tanto es así" que la Fiscalía y el Juzgado de Violencia de la Mujer han solicitado que las actuaciones de la causa juzgada este miércoles sean trasladadas a la otra causa --en la que el hombre está imputado--.

Entre las personas que prestaron declaración durante la vista oral, además del acusado, ha estado una expareja del acusado y uno de los guardias civiles que intervino en el registro del ordenador.

PENA DE CÁRCEL

Durante el juicio, en el que el caso ha quedado visto para sentencia, la acusación particular ha solicitado 8 años de prisión por un delito de pornografía infantil, la Fiscalía 6 años --por el mismo delito-- o, alternativamente, tres años por supuesto abuso sexual. Finalmente, la defensa solicita la libre absolución del acusado, de iniciales J.Z.

Por su parte, el abogado de la acusación particular, Javier Rial, ha considerado que el contenido de las fotografías sí es pornográfico y cree que el tema de la dermatitis atópica es "la excusa que buscó para hacer las fotografías", entendiendo que el ánimo "no era utilizarlas contra su pareja" --por las acusaciones sobre la dermatitis y la higiene de la niña-- sino "puramente sexual".

Sobre la dermatitis de la menor, ha destacado que "médicamente ya estaba diagnosticada" y que en el centro donde tenían el punto de encuentro también lo sabían. Además, ha incidido en que "lo correcto sería haber acudido a un centro médico".

Asimismo, ha aclarado que el hecho en sí de tener o utilizar material pornográfico, aunque no se difunda, es punible.

Sobre el vídeo localizado al acusado, ha afirmado que "no es tan evidente" como las fotografías y que en él la niña no aparece desnuda. Por ello, explica que no se trata de lo que se puede ver, sino lo que se interpreta, la connotación de estas imágenes.