Aymerich pide un "gran acuerdo político" en el BNG para poner fin a su "transición" y "darle estabilidad a largo plazo

Actualizado 21/11/2010 13:07:42 CET
EP/BNG

Cree dar voz a la militancia es "positivo en momentos muy contados" porque para un Bloque "unido" tiene que "prevalecer el diálogo" Ve que "la inmensa mayoría" apuesta por la "unidad" frente a una "minoría anclada en el nacionalismo de hace 30 años"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El coordinador xeral de +Galiza y portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, aboga por alcanzar un "gran acuerdo político" entre corrientes para dar "estabilidad, no sólo entre una asamblea u otra, sino en un largo plazo de tiempo" a la formación frentista, y que ponga fin a la "etapa de transición" en la que los nacionalistas se encuentran, según ha reconocido, desde la asamblea extraordinaria de 2009. "Yo creo que tenemos que llegar a un acuerdo entre todos, no de personas, sino político, y creo que cada vez es más posible", sostiene.

Cuando se cumple un año de la constitución de +Galiza como corriente en el seno del BNG, en una entrevista concedida a Europa Press, Aymerich admite que la sensación de interinidad --así definida por él mismo hace un año en la asamblea de +Galiza-- todavía "no" está superada. A su juicio, el BNG está en una "etapa de transición" que debe concluir en "una salida entre todos, porque --avisa-- en el Bloque "no sobra nadie".

"El secreto estará en buscar cuál es el mínimo común denominador, ahondar en lo que nos une, admitir que hay otras cosas que nos pueden diferenciar --legítimamente--, pero primar y privilegiar lo que nos une", reflexiona, para apostillar: "Encontrar las palabras, las ideas y la línea política en la que todos nos reconozcamos, es el trabajo pendiente".

"Si hay acuerdo sobre eso, no debería haber problema para buscar la persona o personas más adecuadas", explica, a colación, tras ser preguntado si fruto del diálogo será la elección del candidato a la Presidencia de la Xunta.

Así las cosas, el líder de +Galiza considera que "se va avanzando" en el diálogo en el seno del BNG, "no sólo con la UPG, sino con el conjunto", y destaca que con el partido hegemónico en el seno de la formación, los miembros de su corriente "dialogan todos los lunes en la Executiva".

"La mayoría de las decisiones no se votan, son fruto del debate y de encontrar posturas comunes", ha explicado acerca de los acuerdos que se adoptan en la dirección (compuesta por siete miembros de +Galiza, otros siete de la UPG y un miembro de Movemento Galego ao Socialismo que se integró con este último partido en la lista para elegir los nombres del órgano directivo).

AUTOCRÍTICA: "ACTUAMOS CON PRECIPITACIÓN"

Carlos Aymerich hace autocrítica sobre el proceso de elección de candidatos del BNG en las grandes ciudades, que salvo Vigo, estarán encabezadas por la UPG. Con todo, destaca que +Galiza "avanzó" en apoyos desde su asamblea constituyente, en la que aglutinó en Compostela a unas 500 personas. "Desde entonces, el número no hizo más que incrementarse, porque estamos manteniendo una actividad muy importante, dentro y fuera del BNG", recalca.

"Seguramente, si hubiese que volver a tomar ciertas decisiones, con la perspectiva que ahora tenemos, habría que introducir alguna corrección", admite Aymerich en referencia al proceso de confección de las listas para las municipales. "+Galiza apenas tiene un año, es una corriente que aún se está soldando, y eso lleva en ciertas ocasiones a actuar con cierta precipitación", reconoce.

No obstante, el dirigente nacionalista explica que "hubo realismo" en el proceso, si bien considera que "dar voz a la militancia es positivo, pero en momentos muy contados". Y explica: "Como regla general en una organización, si queremos tener una organización unida, lo que tiene que prevalecer el diálogo y el acuerdo, ahora bien, el diálogo y el acuerdo sobre la base del reconocimiento mutuo y del reconocimiento de las diferencias".

Para Carlos Aymerich, "el acuerdo o ir hasta el final (la decisión de las bases) no son más que instrumentos, que no son inocentes", y +Galiza, --señala-- es partidaria de "agotar todas las posibilidades de acuerdo y de, cuando sea imposible, darle voz a la decisión democrática de las bases".

En este contexto, constata que la "inmensa mayoría del BNG cree que el Bloque tiene futuro y que tiene muchísimo recorrido por delante". "Estamos entre dos maniqueos, uno que dice 'a ver cuando marchamos porque aquí es imposible' y otro extremo que dice 'a ver cuándo marcháis', no digo que sea la UPG", expone Aymerich, quien añade que "la mayoría de la UPG apuesta por un Bloque Nacionalista Galego "en donde estén todos".

El dirigente nacionalista afirma que a la "minoría" que opina que hay que marcharse del Bloque, él siempre les dice "que hay que tener la valentía de saltar sin red". "Hay otra minoría en el Bloque que sigue anclada en el nacionalismo de hace 30 años y entiende que sólo de esa manera se puede entender el nacionalismo y militar en el BNG", ha continuado, y subrayado: "En el medio, estamos el 99 por ciento de los hombres y mujeres del BNG. Creo que la inmensa mayoría de +Galiza, pero también de la mayoría de la UPG y de los 'irmandiños', apuesta por un BNG unido, y que salga de esta situación, curemos las heridas y fracturas, y salgamos con un nuevo impulso".

Carlos Aymerich explica, en la entrevista a Europa Press, que "no está a debate en este momento" la transformación de +Galiza en partido político en el seno del BNG. "Cada vez soy menos nominalista y menos apegado a la cuestión de las formas: Poco interesa tener un partido si después ese partido no funciona", ha reflexionado, para certificar que "+Galiza funciona como corriente".

"Creemos que es la mejor fórmula, ser una corriente del BNG supone una señal muy clara de que nuestra aspiración y nuestra casa es el BNG. Esa es nuestra apuesta y queremos que el BNG cambie y mejore. No tenemos un plan 'B' por si el 'A' no funciona". En cuanto a la relación que mantiene con su número dos, la ex conselleira y diputada Teresa Táboas, afirma que es "magnífica". "Los dos, y el conjunto de la dirección, estamos haciendo un buen trabajo", ha resuelto.

CRÍTICAS A LA POLÍTICA DE FEIJÓO

Por otro lado, el líder de +Galiza confirma que, de ocupar el gobierno, hubiese hecho "justo lo contrario a lo que ha hecho" el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. "Sería como el negativo de una película", ha ilustrado el que cada miércoles plenario mantiene un cara a cara con el mandatario gallego.

"En el ámbito del autogobierno y de la identidad, creo que es una desgracia lo que nos está ocurriendo", ha diagnosticado el dirigente nacionalista, quien considera "patética" la imagen de Feijóo en Cataluña con el presidente del Partido Popular de Euskadi, Antonio Basagoiti, y la candidata popular, Alicia Sánchez-Camacho.

"Si Feijóo pretende convencer a alguien de que el problema que tienen los gallegos es la unidad de España... El problema de los gallegos es otro: es tener empleo, protección social, cómo proteger la lengua gallega", ha enfatizado, y concluido que la presencia de Feijóo en Cataluña "es una muestra más de la carrera de Feijóo por utilizar a Galicia como trampolín. Para él Galicia no es un fin, es un medio".

En este punto, hizo extensivas las críticas al ministro de Fomento y vicesecretario del PSOE, José Blanco, y ha recalcado que le parece "grave" que, "tanto uno como otro", le "falten al respeto a Galicia". "Galicia es algo más que el ring donde ellos boxean, lo que se está ventilando en esas peleas entre Blanco y Feijóo no son los intereses de Galicia, sino esa pugna entre PSOE y PP", ha declarado.

Con todo, advierte de que, aunque "pelean", en las grandes cosas "están de acuerdo", y puso como ejemplo "la bancarización de las cajas de ahorros, recortar la protección social, o en un momento de austeridad darle 600 millones de euros a las concesionarias de autopistas privadas". "PP y PSOE coinciden en su estrategia económica para Galicia", ha sentenciado.