Actualizado 10/04/2014 15:31 CET

El BNG acusa al PP de ofrecer un diálogo "farsa" para elaborar una nueva ley del suelo

La diputada del BNG Ana Pontón
Foto: EUROPA PRESS

Presentará el martes un dictamen alternativo con "un marco totalmente nuevo" para resolver "la situación caótica" y contra la "liberalización"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El BNG ha acusado al PPdeG de haber hecho "una oferta de diálogo" que "era una farsa" y, a su juicio, no constituía más que "palabras vacías", puesto que, según denuncia, el proyecto de dictamen elaborado por la ponencia de la comisión especial para la elaboración de una nueva ley del suelo "es la propuesta del PP transformada en dictamen".

   En rueda de prensa, la diputada del Bloque Ana Pontón ha presentado las líneas básicas del dictamen alternativo que presentarán los nacionalistas en la próxima reunión de la comisión, el próximo martes, cuando se debatirá el proyecto de dictamen de la ponencia. Ponencia que, según denuncia, se reunió únicamente en dos ocasiones y por tiempo no superior a los 10 minutos, hecho que, en su opinión, es reflejo de que "el PP no tenía ningún interés en acordar o consensuar la futura ley".

   Pese a no albergar esperanzas de que sus propuestas sean aceptadas, y tras agradecer las aportaciones realizadas por numerosos expertos que comparecieron ante la comisión parlamentaria durante los últimos meses, Pontón ha explicado que el "marco totalmente nuevo" que plantea el BNG parte de ejercer "sin ataduras" las competencias que Galicia tiene en la materia, y rechaza el camino iniciado por el expresidente José María Aznar con la ley del suelo aprobada durante su mandato.

   De hecho, ha censurado que el borrador elaborado por la Consellería de Territorio de la Xunta, del que se partió para los trabajos en la Cámara, "no era válido" y "debe ser retirado", porque "lejos de ser una solución va a empeorar la situación caótica" del suelo en Galicia y los cambios que establece se dirigen hacia una mayor "liberalización y desregularización", lo que afecta especialmente en el caso del suelo rústico, que constituye un 80% del suelo gallego.

   Así, el dictamen alternativo del Bloque aboga "por el respeto al patrimonio", la protección del suelo de valor agrícola y ganadero, la incorporación del principio de transparencia para la planificación urbanística, el freno a "la pérdida progresiva" de suelo agrario útil, la implantación del modelo de "las tres erres" --reducir, reutilizar, reciclar--, "evitar la expulsión de población autóctona" para que sea sustituida por otra de mayor poder adquisitivo, el "derecho al realojo" y la rehabilitación, entre otras cuestiones.

   Para finalizar, Pontón ha lamentado que el Gobierno gallego haya realizado esta tramitación "a toda mecha", por lo que entiende que "no tiene ningún interés en incorporar otras propuestas", algo que ve "tónica" durante esta legislatura, también en otras materias.