CdC.- Díaz Grande se presenta como "coordinador" del concurso de ideas, aunque afirma "no recordar" lo que cobró

Actualizado 18/10/2007 16:04:08 CET

CdC.- Díaz Grande se presenta como "coordinador" del concurso de ideas, aunque afirma "no recordar" lo que cobró

Actualizado 18/10/2007 16:04:08 CET

BNG y PSdeG le atribuyen la autoría del proyecto y le reprochan que no aclare si lo contrataron por sus "relaciones personales" con el PP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto Alfredo Díaz Grande expuso hoy su papel de "coordinador" del concurso de ideas para la Cidade da Cultura de Galicia celebrado en 1999, a raíz de una petición previa de la Consellería de Cultura, pero se escudó en que "han transcurrido ocho años" y "no tiene más memoria" para no detallar cuánto cobró por sus trabajos o aclarar sus supuestas vinculaciones personales con el PP.

Los portavoces del BNG y del PSdeG en la Comisión de Investigación sobre la Cidade da Cultura, Carlos Aymerich y Xaquín Fernández Leiceaga, respectivamente, apoyaron con documentación de 1998 sus afirmaciones de una mayor implicación de Díaz Grande en las decisiones tomadas en torno al proyecto. De hecho, Leiceaga lo definió como el "autor intelectual de la idea" de dotar a Galicia de un complejo arquitectónico y cultural.

Al respecto, el diputado del PPdeG Ignacio López-Chaves ironizó con que, entonces, el actual presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, deberá "felicitar" a Díaz Grandes por permitirle "sacar pecho" con una infraestructura que, recordó, el actual jefe del Ejecutivo gallego augura que "va a ser el icono cultural de la Galicia del siglo XXI".

Díaz Grande, citado en la comisión como arquitecto coordinador del concurso de ideas que permitió la elección del proyecto de Peter Eisenman como el diseño para construir en el Monte Gaiás, argumentó que su participación comenzó a raíz de "un documento base de la Consellería de Cultura" y que se le encargó "establecer posibles ubicaciones y contenidos" para el complejo y la organización del concurso de ideas bajo la premisa de "darle la mayor proyección internacional".

En su conclusión final, argumentó que el concurso fue "absolutamente impecable" y tuvo relevancia posterior para los estudios de arquitectura. También dijo que "espera que dentro de 25 años, igual que se viene a ver la Catedral de Santiago, se venga a ver la Cidade da Cultura".

EL PORQUÉ DE SU CONTRATACIÓN.

Tanto en su primera intervención como en las posteriores, Díaz Grande se extendió en justificar la trayectoria, el prestigio y la "solvencia" de los especialistas miembros integrantes tanto del jurado del concurso de ideas como de los arquitectos gallegos, nacionales e internacionales que fueron invitados a participar.

Sin embargo, pese al requerimiento del BNG y del PSdeG, no entró en otras cuestiones, como sus vínculos personales con el PP, al estar casado con Pilar Rojo, delegada de la Consellería de Cultura en Pontevedra en la época del concurso y, posteriormente, conselleira de Familia, ni en que es "amigo personal" de Mariano Rajoy, presidente 'popular'.

Aymerich fue el primero en formular esta cuestión por conocer si Díaz Grande fue seleccionado para organizar el concurso de ideas "por una decisión política o por fundamentos técnicos". Además, se interesó por saber "las funciones" que desempeñó, al disponer de documentos que apuntan a que tuvo "una participación muy directa en decisiones que parecen más propias de un asesor político". El portavoz nacionalista le preguntó también por "las retribuciones que recibió".

Por su parte, Leiceaga aludió a la "modestia excesiva" de Díaz Grande y le reprochó que "intentase minimizar su participación en la gestación" de la Cidade da Cultura. De hecho, afirmó que este arquitecto fue "el agente promotor" del complejo y la Consellería de Cultura de entonces le "encargó" la fase inicial del proyecto, "una vez convencida".

El parlamentario socialista también puntualizó que, mientras Díaz Grande afirma que empezó a trabajar en el proyecto en 1999, un documento anterior de 1998 hacía referencia a la idea de construir el complejo, los arquitectos internacionales que podían participar y había un informe que mencionaba que esta iniciativa contaba con el apoyo del entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga. Por ello, le preguntó "cómo" hizo llegar la idea al entonces jefe del Ejecutivo gallego y porqué en el concurso más de la mitad de los arquitectos participantes eran los que se incluían en la propuesta inicial.

SIN INCOMPATIBILIDADES.

Sin embargo, Alfredo Díaz Grande no entró en estas cuestiones y afirmó que entendía que estaba en la comisión de investigación "como profesional liberal" y que cuando trabajó para el concurso de ideas sobre la Cidade da Cultura "no tenía incompatibilidades legales" y lo hizo como "asesor de la Consellería --de Cultura--". "Hace ocho años y no me acuerdo de lo que cobré", aseveró, al tiempo que indicó que "estará en los documentos".

Al respecto, Aymerich (BNG) aludió a un documento que recoge una estimación de costes que fija para la coordinación del proyecto 18.000 euros --tres millones de las antiguas pesetas-- y como el coordinador recibía 1.800 euros --300.000 pesetas-- dentro del concepto de abono a jurados. Sin embargo, el diputado nacionalista afirmó que "no está en los papeles" la cantidad exacta que cobró el coordinador.

El portavoz del BNG ironizó sobre qué le parecerá a otras personas que "diga que no se acuerda si está casado con Pilar Rojo" y a Rajoy lo de que "no diga que son amigos". También recriminó al compareciente su "desmemoria" para responder porqué y cómo fue escogido para coordinar el concurso de ideas y si desarrolló "funciones de dirección y control político del proceso". "Que no conteste esto es elocuente", aseveró.

Leiceaga, por su parte, instó al compareciente a aclarar esas cuestiones "para evitar creer que fue contratado por relaciones personales y familiares" o, por lo menos, para hacer constar en la comisión "su versión".

En relación a esta cuestión, López-Chaves (PP) recriminó a los socios del bipartito que parece que hay "dos clases de amigos, los que importan y los que no", ya que recordó que la S.A. de Xestión do Xacobeo, del que el presidente es el conselleiro de Innovación e Industria, Fernando Blanco, contrató a una empresa que en un 90% pertenece a un hermano del responsable autonómico.

LIBROS DE ALONSO MONTERO

Por otra parte, López-Chaves le comunicó al portavoz del BNG dónde estaban los libros adquiridos a Alonso Montero como fondos de la Biblioteca de la Cidade da Cultura y aseguró que están en el Centro Superior Bibliográfico de Galicia, en un edificio próximo al Parlamento gallego. Aymerich, que en pasado lunes en la comisión de investigación dijo desconocer el paradero de estos libros, insistió hoy en que aludió a este asunto porque "no se sabía dónde estaban".