Centenares de personas se manifiestan en A Coruña para denunciar "presiones para privatizar el sistema de jubilación"

Protestas en Coruña por la defensa del sistema público de pensiones
MODEPEN / CEDIDA
Publicado 15/12/2018 14:05:58CET

   Piden "unas pensiones públicas dignas" y anuncian que volverán en enero "con fuerzas renovadas"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Movemento en Defensa das Pensións (Modepen) se ha sumado a la convocatoria unitaria en toda España, con una manifestación en A Coruña para denunciar "las presiones para privatizar el sistema de jubilación" y para pedir "unas pensiones públicas dignas".

   Varios centenares de personas --alrededor de 400, según fuentes de Modepen-- se han concentrado en el Obelisco, en una manifestación con la que se ha puesto fin "a un año de enérgica actividad reivindicativa".

   Pero no van a parar aquí. Han anunciado que volverán en enero "con fuerzas renovadas" para que "los políticos, la justicia y los poderes económicos, que carecen de dignidad y vergüenza, no sigan robando las pensiones públicas, la sanidad, la educación... y otros derechos y libertades que tanto esfuerzo costó conseguir".

   Una de las integrantes de Modepen, Paz Alonso, ha sido la encargada de leer el manifiesto, con el que ha avisado a los dirigentes de que no van a parar: "Cada día seremos más, nos tendrán enfrente cada vez que intente arrebatarnos lo que es nuestro". "Somos mayores, pero no tontos", ha añadido.

"AMENAZAS AL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES"

   Alonso ha señalado la "amenaza al sistema público de pensiones" y se ha referido a "los efectos de la reforma de 2011 de Zapatero", a la no derogación de la reforma de 2013 de Rajoy "que amenaza con hacer las pensiones más míseras cuanto más se vive", o "el cómputo anual de 25 años y la amenaza latente de que se tome toda la vida laboral para el cálculo de la base reguladora".

   En la misma línea, se ha manifestado en contra de "una revalorización por debajo del IPC real, y la amenaza de volver otra vez al 0,25 por ciento", y contra "un incremento continuo de la presión a las personas pensionistas con productos financieros que tratan de exprimir a los más desfavorecidos".

   No obstante, se ha centrado especialmente en los planes de pensiones privados que "perjudican gravemente" al sistema público de pensiones, y ha denunciado que "los pobres están financiando unos planes de pensiones para que disfruten los ricos".

   También ha denunciado que los planes de pensiones de empresa "fueron diseñados claramente contra el sistema público, del que detraen grandes cantidades de dinero".

   Por último, ha avanzado que la Coordinadora Estatal pola Defensa do Sistema Público de Pensións "se opondrá a todos los intentos de debilitar el sistema público, el único solidario de forma intergeneracional e interterritorial". "Sabemos que es muy mejorable, y por eso vamos a seguir luchando. No vamos a permitir que lo sigan deteriorando", ha concluido.