Publicado 25/04/2016 15:26CET

La CIG llama "PSOE bis" a Podemos por su disposición a ceder con la reforma de Zapatero

Rueda de prensa de la CIG sobre el 1 de mayo, con Francisco Miranda y Suso Seixo
EUROPA PRESS

   La central se movilizará en las siete grandes ciudades este domingo y demandará a "cualquier gobierno entrante" que retire la 'ley mordaza'

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La central nacionalista CIG exigirá este 1 de mayo derogar "de forma inmediata" las reformas laborales realizadas por el PSOE (en 2010) y por el PP (en 2012), así como la conocida como 'ley mordaza' de los populares. Además, aprovechará la celebración del día internacional de los trabajadores para criticar el carácter "proimperialista" y "antisocial" de las políticas de la Unión Europea (UE).

   Así lo ha anunciado este lunes en rueda de prensa el secretario xeral de la CIG, Suso Seixo, quien, preguntado por la disposición de Podemos a ceder con la reforma de Zapatero --en las negociaciones que ha mantenido con los socialistas para tratar de llegar a un acuerdo tras las generales--, ha considerado que la formación morada "no deja de ser un PSOE bis".

   De hecho, Seixo ha calificado al partido de Pablo Iglesias como "el PSOE de 2016", ya que es "más moderno y utiliza muy bien el marketing", pero ha augurado que, aunque "se presenta como defensor de los cambios", en caso de que llegue a tener posibilidad de gobernar, en su opinión, "muy pocos cambios reales" serán los que se vean con él.

   Así, el máximo representante de la CIG ha visto "inadmisible" que Podemos estuviese dispuesto a ceder con la reforma laboral de 2010, pero ha añadido que "no" le sorprende. "No deja de ser un PSOE bis", ha subrayado.

   En este sentido, ha recordado que la reforma de Zapatero introdujo modificaciones respecto a la negociación colectiva, para dar preponderancia a los convenios de empresa sobre los sectoriales, con lo que "abrió una puerta enorme" a las compañías, algo que después el Partido Popular "reforzó".

   Además, la reforma de los socialistas "priorizaba" los convenios estatales a los provinciales y autonómicos, y también contemplaba la participación de las ETT y agencias de colocación en el mercado laboral, algo que la CIG, según ha remarcado, rechaza.

"QUE LA DERECHA NO TENGA MAYORÍA", CON UNO O DOS PARTIDOS

   Así las cosas, la central nacionalista acudirá a este primero de mayo con la exigencia de la anulación "ya" de la 'ley mordaza' y las "contrarreformas", que supusieron "caída de salarios, aumento de la precariedad", uso "fraudulento" de los contratos a tiempo parcial y la "legalización" de los "falsos autónomos", entre otras cuestiones.

   Esta será su reivindicación al próximo Gobierno de España. "Otra cosa es cuándo se constituya...", ha reflexionado Suso Seixo, quien, sobre este extremo, ha esperado que "si hay nuevas elecciones, por el bien de los trabajadores y de Galicia, no tenga mayoría absoluta la derecha", ni en mano "de uno" ni de "dos partidos", en referencia velada a PP y Ciudadanos.

"CUALQUIER GOBIERNO ENTRANTE"

   A "cualquier gobierno entrante" también le demanda derogar la 'ley mordaza', por lo "enormemente arbitraria" que es la norma, y "discriminatoria", con el objetivo de "reprimir de forma directa" la movilización social.

   Por la posibilidad de imponer multas con cantidades "desorbitadas", la CIG entiende como "determinante" que se eche abajo esta ley, "instrumento" que pretende "reprimir sin tener que ir a los juzgados".

   Contra la actitud "profundamente inhumana y antisocial" de la UE, las manifestación de la CIG, que tendrán lugar en las siete ciudades y también en otras localidades y villas, cargarán contra la "hipocresía" de que "por un lado se promueven conflictos armados" y "por otro se imponen limitaciones a las víctimas".

QUE GALICIA TENGA REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA

   A mayores, cuestionado por su postura acerca del voto nacionalista, de repetirse los comicios, ha defendido la necesidad de que las fuerzas de este ámbito "tengan representación parlamentaria" y "a poder ser" con grupo propio, "que ahora no tienen".

   A este respecto, ha lamentado que Galicia "en los últimos años perdió peso" y ha reivindicado, como organización sindical, pertenecer a un "movimiento más amplio" en el que "todos son patas de una misma mesa", y para que esta mesa "esté estabilizada", ha dicho, todas ellas deben tener "fuerza".

   Por su parte, el secretario confederal de comunicación de la CIG, Francisco Xosé Miranda Vigo, ha reclamado, en este extremo, un "marco gallego de relaciones laborales", como "país diferenciado dentro del estado español".

Para leer más