Publicado 22/07/2020 19:04:24 +02:00CET

Condenado a dos años de cárcel un hombre que agredió a otro con un palo en Vedra (A Coruña)

A CORUÑA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a un hombre que agredió a otro con un palo a dos años de cárcel como autor de un delito de lesiones por deformidad, ya que le provocó daños en el tabique nasal.

Según el fallo, difundido por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), además de la pena de prisión, ha impuesto el abono de una indemnización de 9.730 euros.

El tribunal ha tenido en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas con respecto a unos hechos que se registraron en febrero de 2016 en las inmediaciones de un bar de la localidad de Vedra.

Hasta el exterior de este bar se había desplazado la víctima con la que entonces era su pareja y quien, sobre las 23,30 horas, mantuvo una discusión con el condenado. Según su versión, al comprobar que esta disputa subía de tono, decidió intervenir.

Fue entonces cuando el agresor cogió un palo del suelo y le dio un golpe en la cara que le causó daños en la nariz. De hecho, el propio fallo indica que el informe forense, que no se ha discutido y fue admitido por la defensa del agresor, señala "la concurrencia del perjuicio estético de desviación de la pirámide nasal".

DECLARACIONES INCRIMINATORIAS

La sentencia recoge que, oídas las distintas partes, se constata que hay "declaraciones incriminatorias, sustancialmente persistentes y coherentes a lo largo del procedimiento", además de "compatibles" con los daños objetivos derivados del daño físico causado.

Concluye, asimismo, que estas se estman fiables pese "a las relaciones previas existentes entre los implicados".

"La convicción resultante de tal prueba no se estima desvirtuada por la prueba de descargo, al no resultar fiable la prueba testifical que sustentaría la tesis alternativa defendida por el acusado y ser esta tesis, aunque objetivamente no imposible o descartable, de notable menor probabilidad y verosimilitud que la tesis acusatoria", zanja.

Contador