El conselleiro de Sanidade confía en aprobar en enero el contrato para nuevos médicos para captar más profesionales

Conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña
RADIO GALEGA
Publicado 23/12/2018 16:01:21CET

   "Las medidas de protesta están bien cuando la administración hace oídos sordos, pero ahora esto no es así", replica sobre la protesta del 27 en Vigo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, ha avanzado que la intención de la Xunta de Galicia es aprobar el nuevo contrato para captar médicos de atención primaria y de pediatras y que sitúa como una de las medidas para hacer frente a las carencias denunciadas en los últimos meses por usuarios y facultativos.

   Almuiña, en entrevista en la Radio Galega recogida por Europa Press, también ha defendido otros medidas adoptadas por la administración, como el incremento de la jubilación a los 70 años o la solicitud de incrementar las plazas MIR para formar a pediatras.

   Además, se ha mostrado contrario a propuestas "restrictivas" en Atención Primaria y, tras manifestar que con manifestaciones como la prevista en Vigo para el próximo 27 de diciembre "no va a resolver" los problemas existentes, se muestra partidario de que sea el personal de enfermería el que valore, como paso intermedio, qué pacientes, sin cita previa, deben ser atendidos por el médico de cabecera y cuál podría ser derivado al día siguiente.

   En todo caso, Almuiña ha situado como primera medida el nuevo modelo de contratación a médicos de atención primaria y pediatras que permitiría "un contrato estable, de un año como mínimo, ampliable hasta tres años", con el objetivo de poder captar no solo a los que realicen su residencia en Galicia sino también a los de otras comunidades autónomas.

   El objetivo es "llevarlo en los primeros días de enero para negociar con los sindicatos, ya hablamos con ellos en alguna reunión, y ahora la idea es poder aprobarlo en el mes de enero", ha remarcado.

   El conselleiro defiende que, salvo en el tema vinculado a la antigüedad, con el nuevo contrato, las condiciones sí serán similares a las de los médicos fijos del Sergas, con novedades como la posibilidad de que puedan disfrutar de vacaciones.

   Para concretar este modelo de contrato, ha explicado que el Sergas ha estado en contacto con el sistema sanitario del País Vasco, para conocer el que se implantó en esta comunidad.

   Como segundo pilar de las medidas previstas para paliar el déficit de facultativos, Almuiña cita la posibilidad de que puedan estar en activo hasta los 70 años --aprobada en 2015-- y la solicitud al Ministerio de que se incremente la oferta MIR para formar a pediatras, ya que, en la actualidad, la cifra es de 20 al año.

   Ante las críticas sindicales a la Oferta pública de empleo (OPE) de 2018, por "cortoplacista", el conselleiro defiende las cifras y la tasa de reposición prevista, por situarse por "encima de otras comunidades" y por encima "del cien por cien", si bien reconoce que llega tras una época de crisis económica en la que no se alcanzaba el 100%.

GRUPOS DE TRABAJO PARA NUEVO MODELO DE ATENCIÓN PRIMARIA

   Almuiña también pone en valor la creación de seis grupos de trabajo para elaborar un nuevo modelo de atención primaria, que prevé que pueda emitir sus conclusiones en febrero.

   Unos grupos de trabajo que confía en que puedan emitir sus propuestas para crear un "nuevo equipo de atención primaria coordinado" y evaluar también la necesidad de crear "flujos rápidos para que la responsabilidad y la atención pase a otro nivel", remarcando que "no puede haber lista de espera en atención primaria".

ÁREA SANITARIA DE VIGO

   Tras la dimisión en bloque de más del 80% de los Jefes de servicio y de unidades de atención Primaria del Área Sanitaria de Vigo, el conselleiro defiende la gestión del gerente, Félix Ruibal, y ve "excesivo" responsabilizar al equipo directivo de "males de atención primaria" que asegura que se "reproducen en todas las comunidades autónomas".

   El conselleiro centra la problemática de Vigo en el "proceso complejo de organización" derivado de la apertura del nuevo hospital, que ha provocado que la relación entre primaria y hospitalaria sea "menos fluida" y apela al diálogo, con críticas a la manifestación convocada para el día 27.

   "Las medidas de protesta están bien cuando la administración hace oídos sordos, pero esto ahora no es así", "conocemos los problemas porque tenemos los equipos directivos volcados", ha zanjado Almuiña, que ha aprovechado para pedir a "todos, jefes de servicio, facultativos, enfermería, trabajadores social, administración (...) a todos, dar ideas, tratar de trasladar el nuevo modelo para que el ciudadano siga pensando que la atención primaria es el mejor servicio que hay".

   El titular de Sanidade tira del dato del barómetro sanitario de 2015, que indicaba que el 88% de los consultados valoraban que la atención primaria era buena o muy buena, y se muestra contrario a medidas que define como "restrictivas".

   En este sentido, propone una "clasificación de pacientes que llegan en sobredemanda", para ser atendidos sin cita previa. Su propuesta pasa por que sea el personal de enfermería el que valore si precisan ser atendidos el mismo día o reciben una cita para un día posterior.

   La iniciativa ya se estaría aplicando como experiencia piloto en Vigo, como una "modulación de la demanda", por la que apuesta frente a la "modulación de números", porque así se decidiría en base a la "prioridad médica".

   "Hay una decisión firme por parte de la Consellería de tratar de adaptar el modelo, de tratar de ser un servicio de máxima valoración y que también los profesionales se sientan bien valorados", ha agregado.

HUELGA EN LOS PACS Y EN LAS URGENCIAS DEL CHUS

   Preguntado por la huelga que desde hace semanas se produce en varios Puntos de Atención Continuada (PAC), el conselleiro ha instado de nuevo al "diálogo" y ha expresado su disposición de alcanzar algún pacto para llegar a "acuerdos".

   "Llevamos tiempo trabajando con ellos, hay algún tema que se está discutiendo pero para eso pedimos diálogo", ha señalado, con la confianza en alcanzar acuerdos en las "próximas semanas".

   Con respecto a la huelga de los trabajadores de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), Almuiña pone el acento en que hubo cambio de "jefatura" y que se está negociando, por reclamaciones que considera que son "organizativas" y ante las que espera que el nuevo director asistencial "vaya a dar una sensibilidad adicional para tratar de llegar a acuerdos".

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

   "La ley es la ley y la norma es la norma". Así replica preguntado sobre la comisión alternativa de investigación de sanidad creada por los grupos de la oposición, que abandonaron la Comisión parlamentaria en protesta por el "veto" a los comparecientes propuestos.

   Para Vázquez Almuiña "no es una comisión, eso no existe, es como si se hace un pleno en el Parlamento en el que estuviera Villares como presidente", y censura que "en vez de rebatir en la comisión, se rebata en Twitter, no tiene sentido".

ACUERDO POSITIVO DE POVISA

   Por último, ante el último acuerdo alcanzado entre el Sergas y Povisa, el titular de Sanidade defiende que se trata de una medida "buena para atención sanitaria en el área de Vigo y también para los 1.400 trabajadores".

   Tras incidir en que Povisa lleva firmados convenios con la administración desde hace más de cuarenta años, defiende que el acuerdo es positivo y beneficia también a las 136.000 que optan por este centro hospitalario.

Contador