Actualizado 28/11/2007 19:02:27 +00:00 CET

La Consellería de Medio Ambiente cifra en un millar el número de visones liberados en una granja de Santiago

El Ayuntamiento de Santiago prevé un aumento del operativo de búsqueda de los animales, que cuenta con más de 60 personas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Medio Ambiente confirmó que el número de visones liberados de una granja en Santiago asciende a un millar, según la primera estimación realizada tras los trabajos de búsqueda que se desarrollan desde la madrugada tras el incidente. Por el momento, aún no hay datos del número de ejemplares recuperados, aunque en torno a la mitad estaban ya muertos.

El operativo de búsqueda de los visones huidos de una granja en Santiago aumentará en las próximas horas, según las previsiones del Ayuntamiento compostelano, y que cuenta, por el momento, con más de 60 personas, entre efectivos de Protección Civil, Policía Local, las Consellerías de Medio Rural y Medio Ambiente y del Seprona.

El Ayuntamiento de Santiago recomienda a los ciudadanos llamar al 112 si localizan a alguno de los visones para recibir instrucciones de personal especializado. Así, subraya la importancia de no intentar coger a estos animales porque "son una especie voraz y en el medio ambiente actúan como depredadores e invasores".

En este caso, según indicó la Concejalía de Medio Ambiente de Santiago, se trata de animales liberados, en su mayoría adultos, lo que "puede complicar su recuperación y hacerlos un poco peligrosos".

Asimismo, el Ayuntamiento de Santiago reiteró su rechazo a la "suelta indiscriminada" de visones ocurrida la pasada madrugada en San Marcos. "Este tipo de acciones no son más que actos que provocan importantes desequilibrios en el ecosistema, comportándose como invasores que compiten con las especies autóctonas", explicó.

UBICACIÓN DE LA GRANJA.

La granja está ubicada en Bando, a unos kilómetros del casco urbano de Santiago, contaba con 20.000 animales en sus instalaciones, y las primeras estimaciones de la consellería apuntan a que huyeron un millar de ejemplares. Este criadero ya fue objeto de un hecho similar en julio de 2005, cuando fueron liberados miles de visones.

El operativo trabaja en un radio de dos kilómetros alrededor de la granja, con el objetivo de recuperar el mayor número posible de visones vivos para su devolución a las instalaciones, aunque la mayor parte de los animales se encontraron muertos.

La Granja Bermúdez, sita en la parroquia compostelana de Bando, ya había sido objeto de un hecho similar en el año 2005, cuando unos asaltantes derribaron un muro para acceder a las instalaciones y liberar a los visones. En esta ocasión, la espera de los resultados de la investigación, Medio Ambiente reconoce que todo apunta la que el acceso a la granja se realizó por el portal principal, bloqueando el motor de la misma.