Actualizado 12/06/2007 18:12 CET

La cónsul de Portugal en Vigo garantiza las tramitaciones administrativas a pesar de la rebaja del rango de la oficina

La representante diplomática celebró hoy el Día de Portugal, su último acto oficial en la ciudad

VIGO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La cónsul honoraria de Portugal en Vigo, María Regina Flor e Almeida, afirmó hoy que, a pesar de la rebaja del rango de la oficina actual en la ciudad gallega a viceconsulado, se mantendrán los servicios administrativos para los portugueses que acudan a las instalaciones a tramitar documentos.

En declaraciones a los medios, durante la celebración del Día de Portugal, la representante diplomática anunció que a partir del próximo septiembre abandonará la oficina viguesa para ser la próxima embajadora lusa en la ciudad india de Nueva Delhi. Así, el consulado vigués pasará a un "rango menor" y se rebajará a viceconsulado, aunque "los trámites institucionales serán iguales", remarcó.

Regina Flor e Almeida también se refirió a su etapa en Vigo, a donde llegó hace tres años y medio, como un momento "muy agradable y una experiencia muy positiva".

La cónsul honoraria hizo estas declaraciones tras participar en los actos de festejo del Día de Portugal que se celebraron en Vigo en la plaza que lleva el nombre del país, y que fue recientemente remodelada por el Ayuntamiento y la Diputación de Pontevedra.

El acto institucional, en el que también participó la alcaldesa en funciones, Corina Porro, y el subdelegado de Gobierno, Delfín Fernández, culminó con la ofrenda floral ante el busto del poeta luso Camoes, situado en las inmediaciones de la plaza.

INTERVENCIONES

En su intervención, su último acto oficial en Vigo, la representante diplomática destacó que Galicia y Portugal, a pesar de haber estado separadas históricamente "hoy se encuentran en una situación diametralmente opuesta". Abogó por la colaboración a ambos lados de la frontera "no sólo en el campo de las infraestructuras de comunicación, sino en I+D+I, Cultura, o medidas laborales", así como para "explorar juntos las oportunidades de negocio en otros países".

También defendió la integración "de los miles de portugueses que viven en Galicia y Vigo" o que acuden cada día a trabajar, al tiempo que invitó a los gallegos a sumarse a un mayor conocimiento de la cultura portuguesa, con su individualidad propia".

Por su parte, la regidora local en funciones, que también participó en su último acto institucional con el cargo, coincidió en los "estrechos lazos culturales" entre la comunidad gallega y el país vecino, que también se demuestran en la antigüedad del Centro Portugués en Vigo, donde lleva 80 años.

Además, Porro reivindicó la unidad a ambos lados de río Miño para que "la superación real de las fronteras vaya acompañada de infraestructuras", entre las que citó la "pronta" construcción del AVE a Oporto, en el Eixo Atlántico. Así, destacó que Vigo y Portugal tienen "la obligación de una puesta en valor y de reclamar, conjuntamente la consecución de objetivos" ventajosos para ambas partes.

En el acto, estuvieron presentes algunos miembros de la comunidad portuguesa en la ciudad, así como varios representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y de los empresarios de la zona, como el presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, José Manuel Fernández Alvariño, y el presidente de la Cámara de Comercio de Vigo, José García Costas, entre otros.