Contas prevé tener su primer informe sobre corrupción en 2018

 José Antonio Redondo
EUROPA PRESS
Actualizado 21/09/2017 13:54:40 CET

La oposición ve como "el día de la marmota" que la entidad repita recomendaciones sin que "la Xunta cambie de actitud"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro maior de Contas, José Antonio Redondo, ha avanzado que prevé que la entidad fiscalizadora tenga su primer informe sobre corrupción en Galicia en 2018, tras la creación de la sección destinada a este fin en el marco de la reforma de la ley que rige al órgano.

En su comparecencia en comisión parlamentaria para dar cuenta de informes de fiscalización como la Conta Xeral de Galicia de 2015 y la memoria de actividades de 2016 --ya publicados en julio--, Redondo se ha referido al proceso de "reordenación" en el que se encuentra la institución, debido a sus nuevas funciones de control de la corrupción, para lo cual se han destinado "tres personas vinculadas directamente".

Así, ese primer informe sobre corrupción prestará especial atención a la contratación por parte de las administraciones, ya que le parece una cuestión "fundamental" y "la primera" a analizar.

Por el momento, ese informe se encuentra "en fase de encuesta" y "se ultiman las directrices técnicas" para la evaluación de los sistemas de control interno en las administraciones a analizar.

"EL DÍA DE LA MARMOTA"

Asimismo, en su intervención Redondo ha resumido los informes dados a conocer en julio por el Consello de Contas, en los que, entre otras cuestiones: detecta que la Xunta desplazó 171 millones de gasto, aunque es una cantidad que baja respecto a otros años; previene contra el modelo de agencias públicas y pide mayor control, y avisa del retraso en la ejecución de fondos europeos del periodo 2014-2020.

Al respecto, el diputado de En Marea Antón Sánchez ha identificado los informes y comparecencias de Contas con "el día de la marmota", ya que son "las mismas recomendaciones año tras año", mientras censura que "la Xunta no cambie de actitud".

Sobre este extremo, Olalla Rodil (BNG) se ha quejado de que el "incumplimiento" por parte de la Xunta de las recomendaciones de Contas es una "historia repetida". "¡Qué vamos a esperar de un gobierno que ni un mes después de aprobar los presupuesto tuvo que modificarlos para atender a la Risga!", ha espetado.

En esta línea, la diputada socialista Begoña Rodríguez Rumbo ha exigido que "se respete por parte de la Xunta el enorme trabajo que hace el Consello con estos informes".

Aquí, los tres grupos de la oposición --En Marea, PSdeG y BNG-- han coincidido en denunciar: "la falta de transparencia" de la Xunta; un "abuso" del programa de imprevistos por una deficiente forma de presupuestar; el "mal uso" del fondo de contingencia, que "se emplea para cubrir gastos"; el "oscurantismo" en los datos sobre endeudamiento; así como que "sigue habiendo chiringuitos" y no desciende la dotación que manejan.

Todo, según denuncia la oposición, mientras aumenta la "precariedad" en los trabajadores y hay "un incremento" en el gasto destinado a altos cargos, lo que Antón Sánchez identifica con el "modelo del PP".

En contraposición, Cristina Romero (PP) ha defendido que Contas ratifica que la Xunta "rinde cuentas en plazo y se adecuan a la realidad de la que informan". La popular achaca las modificaciones presupuestarias a ingresos extraordinarios en 2015, al tiempo que subraya que es algo "habitual en cualquier administración".

APERTURA DE 22 DILIGENCIAS POR EL TRIBUNAL DE CUENTAS

"Espero que el año que viene, y para no repetir el día de la marmota, aporte realmente el primer trabajo hecho por el Consello en el tema de corrupción", ha señalado el conselleiro maior de Contas en su turno de réplica.

A renglón seguido, José Antonio Redondo ha reconocido que se produce ese "día de la marmota" porque "repetir" es "obligación" de Contas para que se cumpla con sus recomendaciones, si bien aprecia que la reforma de la ley que rige a la entidad "abre nuevos canales".

Además, ha puesto en valor que en 2016 la sección de enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas abrió 22 diligencias preliminares de responsabilidad contable a raíz de informes de fiscalización del Consello de Contas. Por ello, "no es que todo quede en nada".

También deja claro que las recomendaciones de Contas "no quedan en un cajón vacío", ya que hay un seguimiento de su cumplimiento, y recuerda que se ha creado una comisión mixta con la Xunta para esta evaluación, que "en un futuro puede tener consecuencias muy positivas".

También se ha referido al procedimiento de tramitación de denuncias enviadas a Contas acerca de irregularidades en el sector público para señalar que se han recibido un total de 18. Del total, dos se han remitido al Tribunal de Cuentas y Fiscalía, siete fueron archivadas y el resto se incluirán en planes de fiscalización.

BAJA EJECUCIÓN DE LA INVERSIÓN

En otro orden de cosas, Redondo se ha referido a la "baja" ejecución de la inversión en 2016 en el Consello de Contas, que explica por "la complejidad" de implantación de las herramientas informáticas previstas, lo cual "se hará a lo largo de este año".

Ahora los grupos tendrán tres días hábiles -el plazo finaliza el día 25-- para presentar recomendaciones y propuestas de resolución que crean necesarios a los informes de fiscalización debatidos este jueves en la Cámara.