Actualizado 03/06/2009 20:54:27 +00:00 CET

Los delegados de la Xunta podrán tener coche oficial y dos asesores "como máximo", que costarán "este año" 38.000 euros

Presidencia remite a un "análisis de la realidad comarcal" y de las "posibilidades presupuestarias" para abrir oficinas en este ámbito

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria xeral de la Consellería de Presidencia, Beatriz Cuiña, aseguró hoy que los cinco delegados territoriales de la Xunta tienen derecho a un coche oficial y que podrán contar, "como máximo", con dos trabajadores contratados como personal de confianza. Para pagar sus sueldos, contarán "este año" con 37.917 euros, puesto que la anualidad no está completa.

Así lo detalló en comisión parlamentaria para responder al diputado socialista José Manuel Lage, quien se interesó por los gastos en personal eventual de las delegaciones territoriales del Gobierno gallego y del número de coches que componen su parque móvil.

"Para ver el ahorro", esgrimió, al tiempo que pidió conocer "los beneficios" que reciben los ciudadanos de "la tan cacareada reforma" que, a su juicio, sólo sirvió para "excitar los localismos" y para actuar como "contrapoder político".

Beatriz Cuiña cifró el ahorro en "un 25 por ciento" frente al anterior modelo de delegaciones provinciales de la Xunta y apuntó que el parque móvil de la Administración periférica se dimensionará "en función de las nuevas estructuras".

A mayores, indicó que los funcionarios podrán utilizar estos vehículos "en función de sus necesidades"; aunque aclaró que "los únicos" con derecho a coche oficial serán los delegados territoriales. "El ahorro es evidente", zanjó.

OFICINAS COMARCALES

El diputado del PSdeG también se interesó por conocer si se pondrán en marcha "oficinas comarcales" de la Xunta, tal y como prometió el PPdeG durante la campaña electoral; y de qué modo "encaja" su creación con el modelo de "austeridad" que promulga el actual Gobierno gallego.

Frente a esto, la secretaria xeral remitió a un "análisis de la realidad existente en el ámbito comarcal para determinar sus necesidades" y a las "posibilidades presupuestarias". "La austeridad es lo primero", sentenció.

"Se supone que los análisis están hechos cuando se hace una promesa", reprobó Lage Tuñas, quien entendió que "un partido que estuvo 16 años gobernando ya debería conocer esta realidad". Así, insistió en conocer las "funciones" de estas oficinas, "cuántas" se pondrán en marcha, "cómo" y "dónde".

"Conocemos la realidad, pero hay que analizarla", zanjó Cuiña, y garantizó que "la Xunta tendrá en cuenta los compromisos efectuados". Esta afirmación llevó al parlamentario socialista a criticar lo "inquietante" de la respuesta y el hecho de que "no responda a nada" de lo preguntado. "Es alarmante", reprochó.

EMIGRACIÓN

Por otra parte, en la comisión intervino el secretario xeral de Emigración, Santiago Camba, quien atribuyó el hecho de mantener este departamento "como una secretaría xeral" y no con un rango superior a los criterios de "eficiencia, eficacia y austeridad" que rigen el actual Gobierno gallego.

Frente a esto, la diputada del PSdeG Marisol Soneira, encarga de defender esta cuestión, criticó que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, decidió mantener el criterio del anterior Ejecutivo autonómico a pesar de sus "críticas inmisericordes" a esta cuestión.

"Es la doble moral del PP, que dice unas cosas en la oposición y cuando está en el Gobierno, se olvida de ellas sin ningún rubor", recriminó, para rebatir el argumento de Camba sobre la necesidad de "racionalizar el gasto público".

De hecho, criticó que el paso de Emigración de consellería con Manuel Fraga a secretaría xeral con Emilio Pérez Touriño fue por una cuestión de "reparto" de áreas con sus "socios" en el bipartito. "Y Touriño pagó la nefasta gestión de este departamento", incidió Camba.

FUNCIONARIOS

En otro orden de cosas, el diputado popular Antonio Rodríguez Miranda preguntó por la situación actual de las oposiciones en la Comunidad gallega y solicitó que "se cumplan los calendarios" previstos.

Por su parte, el director xeral de Función Pública, José María Barreiro, garantizó que "se acortará el tiempo todo lo posible" en la resolución de las oposiciones, puesto que "algunas" convocatorias del año 2006 tuvieron que esperar "un total de 534 días".

Además, avanzó que los primeros ejercicios de los subgrupos A1, A2, C1 y C2, tanto de acceso libre como de consolidación, se realizarán en "septiembre y octubre".