Los dos cargos de Facenda a los que el fiscal acusa de coacción inmobiliaria tendrán que declarar como investigados

Publicado 23/10/2018 12:39:17CET

   Deberán comparecer ante el magistrado del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ourense el próximo 19 de noviembre

   OURENSE, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El magistrado del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ourense ha citado en calidad de investigados a la secretaria general técnica y de Patrimonio de la Consellería de Facenda, M.P.S.M.H.--en el cargo desde 2012--, y al subdirector de Patrimonio de la misma Consellería, P.J.M.P. --en el cargo desde 1998--, contra los que se querelló la Fiscalía por un presunto delito de coacciones inmobiliarias en el edificio de la antigua Cámara de la Propiedad Urbana de Ourense, situado en la Avenida de la Habana y de titularidad de la Xunta de Galicia.

   Según recoge el auto, ambos cargos de la Consellería de Facenda deberán comparecer el próximo 19 de noviembre.

   El fiscal jefe los acusa en su denuncia del 28 de septiembre de 2018 de intentar presionar a dos inquilinos del inmueble señalado para que desalojasen sus viviendas "no sustituyéndose el alumbrado" o "no realizando el mantenimiento del ascensor" tras la negativa del Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Ourense y de la Audiencia Provincial de Ourense a su petición de desahucio.

   En base al escrito del Ministerio Fiscal, la decisión de ambos querellados de "dejar expedito el inmueble" tenía que ver "con algo que ellos personalmente entendían intolerable": que la renta mensual de la mujer inquilina era de 25,26 euros y la del hombre, de 74,97 euros, así como que los gastos de mantenimiento del edificio "eran de un importe notablemente superior al importe de las rentas".

CITACIÓN COMO TESTIGOS

   A su vez, el magistrado del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ourense ha citado en calidad de testigos a los dos inquilinos del edificio, una mujer y un hombre, ambos de avanzada edad. La primera deberá comparecer ante el juez el 28 de noviembre --el fiscal jefe solicitó que se le tomara declaración "a la mayor urgencia posible" dada su situación de "muy avanzada edad y enfermedad"--; el segundo, el 4 de diciembre.

   Según aportó el representante del Ministerio Fiscal en su querella, el estado del edificio a día de hoy "se puede calificar de lamentable e insalubre" al haberse suprimido "el servicio de limpieza y el mantenimiento del mismo, no contando con el servicio de ascensor ni tan siquiera con el de un portero automático".

AVAL DEL CONSELLEIRO Y DE FEIJÓO

   Por su parte, el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez --contra el que el fiscal jefe no ve "por ahora" que "hubiera conocido directamente o amparado de hecho o tácitamente las actuaciones intimidantes señaladas"-- avaló el pasado viernes a los dos cargos denunciados por Fiscalía por supuesta coacción inmobiliaria en la rueda de prensa en el Parlamento para presentar las cuentas gallegas.

   En este sentido, explicó que las personas afectadas "fueron contactadas personalmente" y se les ofreció un "alquiler equivalente" o la indemnización correspondiente, pero alegó que el objetivo era el "bien superior", el "bien general", para tratar de "ahorrar" gasto en alquileres a la administración en la provincia de Ourense.

   También el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, rechazó que hubiesen podido incurrir en un supuesto delito de coacción inmobiliaria e incidió en que "la única intencionalidad" en su actuación era "recuperar un inmueble para el patrimonio de la comunidad".

   "Conozco a los funcionarios, trabajé en Patrimonio de la comunidad y sé perfectamente que los funcionarios de la hoy Secretaría Xeral Técnica tienen absoluto rigor en sus decisiones y son honorables. Por supuesto que los voy a defender, porque no me parece aceptable que se diga que quieren cometer delitos", dijo.

Contador