Las elecciones de la CEG se aplazan como mínimo hasta junio

Los cuatro presidentes provinciales de la CEG en reunión
CEG - Archivo
Publicado 23/04/2018 19:30:04CET

Tras la dimisión de Arias en enero, la tercera desde 2015, hay nombres sobre la mesa, pero las elecciones se aplazan como mínimo hasta junio

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La confederación de empresarios de Galicia (CEG) se va a dar más tiempo para elegir a su nuevo presidente, tras la dimisión de Antón Arias el pasado 25 de enero, que fue la tercera después de que José Manuel Fernández Alvariño abandonase el cargo en noviembre de 2015 y Antonio Dieter Moure hiciera lo propio en octubre de 2016.

Si bien la intención era celebrar la asamblea en la que se sustanciaran las elecciones el próximo 10 de mayo, esta cita todavía no ha sido convocada formalmente, ante la falta de consenso para llegar a la misma con un candidato que guste a todas las partes. Ya que los estatutos de la patronal fijan un plazo mínimo de 40 días desde la convocatoria hasta la celebración de la asamblea, ya es imposible que fructifique esa fecha.

De hecho, es probable que la junta de vicepresidentes que convoque esa asamblea se reúna la primera semana de mayo, según fuentes consultadas por Europa Press. De ser así, los comicios se postergarían, aproximadamente, hasta mediados de junio, como pronto.

Tras la dimisión de Arias, a finales de enero, la junta de vicepresidentes de la CEG se fijó como objetivo que la institución celebrase elecciones a la presidencia el próximo 10 de mayo. Las fuentes consultadas estiman que esta fecha fue demasiado "optimista", puesto que las dificultades para consensuar un candidato son evidentes.

Sin ir más lejos, en el anterior proceso electoral, este intento no llegó a buen puerto y finalmente presentó su candidatura el coruñés Antón Arias, por lo que dos de las confederaciones provinciales, Ourense y Pontevedra, se sintieron soliviantadas.

PÉREZ CANAL, TOUZA...

Tres meses después de este acuerdo, las negociaciones siguen bloqueadas, aunque ya han aparecido varios nombres sobre la mesa. Por un lado, el presidente de la confederación ourensana, José Manuel Pérez Canal, sigue aspirando a presidir la patronal gallega (perdió por 10 votos frente a Dieter Moure en los penúltimos comicios), según fuentes consultadas.

Por parte de la confederación pontevedresa, mientras, se proponen nombres como el de Javier Touza, presidente de la cooperativa de armadores de Vigo (Arvi); y también criterios como que el futuro presidente tenga tiempo suficiente para dedicarse a la CEG.

Durante estos tres meses, los cuatro responsables provinciales, Antonio Fontenla (A Coruña), Jorge Cebreiros (Pontevedra), Jaime López (Lugo) y José Manuel Pérez Canal (Ourense) han venido reuniéndose de manera periódica.

Según las fuentes consultadas, las cuestiones de gobierno avanzan con normalidad, pero no así todo lo relativo al necesario acuerdo que se fijan como requisito para llegar a las elecciones sin la posibilidad de que la historia se repita.

La junta de vicepresidentes se configura como gestora cuando el cargo de presidente está vacante, y a su frente se sitúa la persona de más antigüedad en el puesto, que en este caso es Fontenla.

CRISIS DESDE 2013

La CEG busca sucesor a Antón Arias con el telón de fondo del conflicto permanente. Los candidatos, según establecen los estatutos, podrán presentarse hasta una semana antes de la fecha para la que se marque la asamblea.

Arias abandonó la CEG al constatar que solo pudo llevar adelante uno de sus dos objetivos: la viabilidad económica de la institución. Lo que no logró fue la reforma de los estatutos, que precisamente planteaba para evitar que se puedan dar situaciones de bloqueo como las que se vienen dando en el seno de la organización desde hace cinco años (Alvariño llegó al poder en 2013).

En este escenario, siguen enfrentados varios sectores, con gran malestar en las confederaciones de Pontevedra y Ourense por el mandato de Arias, a quien apoyaron en su día tanto A Coruña como Lugo, y con la polémica sobre cuál debe ser el papel de las organizaciones sectoriales en el futuro de la CEG.