Actualizado 24/06/2009 22:28 CET

Un error informático impide a Pontevedra recibir el IBI de su tramo de la AP-9 porque sitúa el trecho en Marín

PONTEVEDRA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El tramo de la AP-9 dentro del Ayuntamiento de Pontevedra aparece situado, por un error informático, en el vecino municipio de Marín, lo que impide a la capital provincial reclamar al Estado el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondiente a los dos últimos años hasta que se rectifique este dato.

"Resulta paradójico" señaló el concejal de Hacienda de Pontevedra, Raimundo González, al dar cuenta hoy de una nueva reclamación, tras reconocer el Tribunal Superior de Madrid que el Ayuntamiento debe ser compensado con más de 1 millón de euros de Hacienda, correspondientes al período 1998-2002.

González explicó que el Ayuntamiento acaba de presentar un segundo recurso, en esta ocasión para percibir el IBI de la AP-9 entre 2003 y 2007, por el que espera percibir alrededor de 1,5 millones de euros, y queda pendiente la reclamación del importe desde 2007, precisamente por el error catastral.

Pontevedra fue uno de los primeros municipios gallegos que reclamaron el pago de este impuesto, una iniciativa a la que se sumó posteriormente la Diputación de Pontevedra, en representación de una docena de municipios por los que discurre esta autopista.