Feijóo remarca que "siempre hubo tensiones con Alcoa pero hasta ahora" se solventaron y apunta al actual Gobierno

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una reunión del Consello
XUNTA
Publicado 18/10/2018 17:58:34CET

   "Vamos a trabajar, tenemos que saber cuáles son las causas de la decisión y si esta es definitiva o está sujeta a discusión", defiende

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado este jueves que "siempre hubo tensiones" con Alcoa, pero ha defendido que "hasta ahora y con anteriores Gobiernos", mediante el diálogo y el trabajo conjunto, pudieron "solucionarse" evitando el cierre de fábricas, antes de poner el foco en "qué va a hacer" el Ejecutivo que dirige Pedro Sánchez.

   Lo ha manifestado un día después de que la multinacional productora de aluminio anunciase su intención de iniciar un periodo formal de consultas para llevar a cabo un despido colectivo en sus plantas de Avilés y A Coruña, por el que se verán afectados un total de 686 trabajadores (369 en la planta coruñesa y 317 en la asturiana) tras proceder al cierre de estas fábricas debido a su "improductividad".

   Al término de la reunión semanal de su Ejecutivo, preguntado al respecto, ha confesado que está "muy preocupado" como lo haría "cualquier persona sensata" y ha avanzado que, en los próximos días, la Xunta dará pasos para "clarificar con exactitud qué ocurre, por qué toma esta decisión, a quién se lo comenta previamente, las causas concretas y qué piensa hacer el Gobierno central para paliar esta decisión".

   En este sentido, ha ratificado que ya se han gestionado reuniones con las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Transición Ecológica, Teresa Ribera, entre otros cargos del Ejecutivo central. Asimismo, este viernes, prevé reunirse con el comité de empresa de A Coruña y con el presidente de Asturias, Javier Fernández.

   "En los próximos días tenemos que saber exactamente por qué toma esta decisión y cúal es la determinación del Gobierno central para paliar una decisión de enorme calado industrial y laboral", ha sentenciado el presidente, quien ha avanzado que la Xunta "defenderá los derechos de los trabajadores y demandará a Alcoa que "clarifique sus razones".

"SI EL GOBIERNO CENTRAL NO LO SABÍA, ES PREOCUPANTE"

   Además de insistir en estas ideas, Feijóo ha remarcado que la Xunta prevé "pulsar" qué medidas está dispuesto a poner sobre la mesa el Gobierno central para "dejar sin efecto" una decisión que genera la decisión de la multinacional. No en vano, ha incidido en que, si el Gobierno central no conocía los cierres como ha afirmado, es "un hecho que debe hacer reflexionar".

   Feijóo ha subrayado que la Xunta no tiene "inversiones" en Alcoa y ha añadido que las subvenciones para disminuir el coste de la energía para las electrointensivas son competencia del Gobierno central y "vienen desde hace 20 años". "No hay nada nuevo, con los Gobiernos del PP y del PSOE", ha apostillado.

   Dicho esto, ha reivindicado que él tiene "experiencia" con Alcoa, ya que no es la primera vez que la compañía pone encima de la mesa la advertencia de un ERE, y ha subrayado que "hablando con los directivos" de la compañía y en colaboración con el Gobierno central "siempre" se halló "una solución".

   Eso sí, ha insistido en que ésta es "la primera vez que Alcoa notifica un cierre y el Gobierno central dice que no lo sabía". Al tiempo, ha puesto el foco en que "se va a echar a 700 personas a la calle cerrando dos fábricas", antes de reiterar que, "si en el Ministerio de Industria no tenían ni idea de lo que estaba ocurriendo, es preocupante".

   En todo caso, ha optado por "hablar de futuro" y se ha reafirmado en que la Xunta va a "trabajar" para revertir la situación. "Estaremos al lado del Gobierno central si quiere presentar propuestas concretas y, por supuesto, al lado del Principado de Asturias y del comité de empresa", ha esgrimido, antes de insistir en la necesidad de conocer "las causas de la decisión" y si esta "es definitiva o está sujeta a discusión".

   "Siempre tuvimos contactos con Alcoa y trabajamos para que mantuviese sus centros de trabajo en Galicia. De momento, con los Gobiernos anteriores, se solucionaron", ha reivindicado, llevando el foco hacia el Ejecutivo de Sánchez.

"SIEMPRE HUBO TENSIONES"

   Preguntado acerca de si responsables de Alcoa no le trasladaron, precisamente, al conselleiro de Industria, Francisco Conde, sus razones para los cierres y si la decisión se puede revertir, el presidente ha replicado que "todo lo que se puede decir ahora" es una mera "aproximación al problema".

   En todo caso, por su "experiencia" previa, ha señalado que la compañía "siempre se queja del precio de la energía", de que "no hay estabilidad y, en consecuencia, tampoco seguridad para seguir produciendo". Ha añadido que el precio del aluminio en la Bolsa de Londres, que "fluctúa" y produce "desajustes" en la cuenta de resultados es otro factor a tener en cuenta.

   "Siempre hubo tensiones, pero siempre hubo acuerdo. Ahora, por lo que se ve, hay tensiones y desacuerdo. A ver cuáles son y si se pueden alinear con las cuestiones legales para buscar una solución", ha defendido, antes de incidir que, hasta ahora, se logró hallar "fórmulas" para buscar la "viabilidad" "siempre dentro de la legalidad de la competencia de la UE y de todo lo que no se consideren ayudas de Estado".

Contador